Cuando el llanto se hace colectivo en el Metro

18 Ago

Susana salió de su casa a las 9:30 de la mañana. Llevaba una camiseta rosada con el corazón tricolor estampado, ese que se convirtió en ícono referencial del sentir chavista durante la pasada campaña electoral, tanto como la imagen del presidente Chávez empapado bajo la lluvia de aquel 4 de octubre de 2012, sobre una avenida Bolívar repleta de pueblo.

En el Metro

Caminó las cinco cuadras entre su casa y la estación del Metro Los Dos Caminos. Cada vez que Susana abanderaba su irreverencia vistiendo de escarlata, era traspasada por la mirada de vecinos que asumían aquella urbanización clase media de Caracas como “territorio antirrojo”.

Esa mañana, a dos días de la partida del líder de la Revolución Bolivariana, notó algunas diferencias. No en sus vecinos, sino en los transeúntes que se cruzó en el trayecto hacia el transporte subterráneo.

Los ojos de Chávez vivían en la calle, estampados en franelas de todos los colores y, cuando bajó al andén de la estación, el rojo hablaba por sí mismo, como una nota de acompañamiento entre desconocidos, que parecían decirse sin hablar, “Duele, duele…”.

El tren llegó. Caraqueños salieron, otros entraron al vagón. Ya en marcha, una dama de mediana edad, vestida con el uniforme de una conocida cadena de farmacias, le dice a su acompañante, en baja voz: “¡Qué silencio! ¿Verdad?”. Él asintió sin decir palabra.

Y así era. El silencio parecía contagiarse entre todos, lúgubre, tedioso. Sin embargo, algo que no es común entre los apretujados usuarios del Metro de Caracas sucedía esa mañana. La gente se miraba a los ojos, tal vez escudriñando códigos compartidos.

Una señora iba sentada con el periódico doblado en su regazo y la mirada perdida en ninguna parte. De repente, en medio de aquel ruido que Alejo Carpentier definió como “el silencio que el hombre tiene por silencio cuando no escucha voces parecidas a las suyas”, irrumpió el timbre de un celular. Era el tono de esa marcha marcial…”Patria, patria, patria querida, tuyo es mi cielo, tuyo es mi sol…

La imagen de Hugo Chávez entonando el coro, narrando parte de sus vivencias en la división de Blindados del Ejército, en esa última alocución pública que diera el pasado 8 de diciembre, despidiéndose -como ahora lo comprenden todos-, flotó tal cual holograma en el vagón.

La señora del periódico se sacudió con el ruido, buscó la dirección del celular invocante, desplegó el tabloide que tenía consigo y dejó al descubierto la portada. Una gráfica de página completa inmortalizaba parte del recorrido de 7 kilómetros en el que el Presidente Chávez había sido trasladado a la Academia Militar, rodeado de mil seres humanos queriendo alargar el brazo para tocarlo y darle su último adiós.

Un arrebato de dolor le arrugó la frente a la dama y delató unos dientes perfectos, que apretaban la impotencia, mientras negaba con la cabeza lo que veía en el periódico. “Todavía no lo puedo creer”…dijo.

Tomó un pañuelo de su cartera para taparse el rostro y se soltó en llanto.

Al verla, Susana lloró también y, sin pañuelo con que disimular las muecas de dolor, buscó su antebrazo derecho para esconderse. De allí, a un lado y otro del vagón, vio cómo aquel acto de valentía de la mujer -llorar sola entre desconocidos- se contagiaba por todo el lugar, con ojos vidriosos y labios contraídos.

En el Metro llanto

El dolor colectivo había dejado de ser un secreto, para ser el código visible y asumido de un pueblo que cruzaba subterráneamente la ciudad.

Yesenia Chapeta
AVN
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Caracas cuéntame Caracas

Historias de la Historia de la Capital de Venezuela

LA FUGA

BOLIVAR ES MI PALADIUM....CHAVEZ MI FILOSOFIA

Kommon Blog

Free The Writers

Blog de Martorano en Wordpress.

Politica,Hugo Chávez,Socialismo del Siglo 21

Ledgrowlights

Lamparas led para horticultura técnica

bukausahayangmenjanjikan

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

Al ritmo político

En sintonía con la realidad

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

Las termitas del cielo

Entropía callejera

nereartes

PERSONAL PROJECT

Freddy Alirio Bernal Rosales

Revolucionario radical, bolivariano y socialista. Defensor a ultranza del ideario político del comandante Chavez.

De Cruces te traigo

...historias, comentarios, artículos y mucho más. De Cruces te traigo, cómo vivimos, cómo somos, de la alegría de mi pueblo... DE CRUCES TE TRAIGO

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

Blog de Manuel Ponte

Sociedad hiperconectada y su nuevo avatar

Pensamiento de alguien de colombia

Divagando por Medellín

Sixelandia

La vida en la interné.

PROVERBIA

"Crítica Social, Lírica y Narrativa"

Blog de @ACaaman

Web Designer / Social Network Manager / Linux & Android User

amejias49

de todo un poco

HACIENDO PATRIA

Defendiendo a la Revolución Bolivariana

Superduque

Mi patria es todo el mundo.

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

La Historia Del Día

Blog para compartir temas relacionados a la historia, la política y la cultura

Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

LA NOTA digital

Entre Ríos

A %d blogueros les gusta esto: