Archive | Bolivia RSS feed for this section

Entrevista a Álvaro García Linera: Socialismo, comunidad e integración. Parte I

29 Ene

Nota: Esta es la primera de tres partes en que se publicará la extensa entrevista realizada en La Paz, Bolivia en noviembre pasado.

Nos encontramos un sábado a eso de las 8 de la mañana en su oficina de la Vicepresidencia. Apareció de pronto por una puerta, sonriente, ágil, “¿Cómo estás, hermano?” me dio un apretón de manos y nos invitó a pasar a la oficina. “Les hemos preparado un desayuno”, dijo señalando la mesita con frutas mientras me insistía que tomara un matecito de coca para el sorojchi. De inmediato quiso saber dónde pondría el trípode con la cámara, “depende del lugar donde usted quiera sentarse” respondí, y mientras me señalaba un sillón se puso rápidamente a correr él mismo un sofá y una mesa de centro para hacer espacio. Yo contemplaba algo atónito al vicepresidente moviendo muebles con amabilidad y diligencia sin el menor atisbo de afectación. Se preocupó de la silla en que me sentaría, de la luz, de que tuviera todas las condiciones para la grabación.

Álvaro García Linera

Álvaro García Linera, nacido en Cochabamba, ha sido vicepresidente de Bolivia desde que asumió el presidente Evo Morales en 2006. Cuando concluyó sus estudios de enseñanza media se trasladó a México. Allí estudió Matemáticas en la UNAM, aprovechando de asistir a cuanto seminario de marxismo y ciencias sociales pudo. De vuelta en Bolivia a principios de la década de los 90 fundó junto a otros compañeros el Ejército Guerrillero Túpac Katari. En 1992 fue apresado por las fuerzas de seguridad bajo una acusación nunca demostrada de terrorismo y estuvo preso por 5 años. En la cárcel estudió sociología y reemprendió sus lecturas de Marx, que terminaron por materializarse en el libro Forma valor y forma comunidad, uno de sus textos más complejos. A partir de entonces se convirtió en quizás el más lúcido y prolífico de los intelectuales militantes en Bolivia y América Latina, no exento por cierto de polémicas. “Tenía tanto que decir y había estado tanto tiempo sin poder comunicarme”, me dijo, que decidió ir a cuanto debate, a cuanto medio de comunicación, seminario o conversatorio lo invitaron. Así su trabajo político tomó forma y se esparció, hasta culminar con la labor que hasta hoy desempeña en el gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia.

 

SOCIALISMO

Usted mencionó en la presentación del último libro de Marta Harnecker aquí en La Paz que está avanzando en algo que quiere publicar más adelante, centrado en el problema del socialismo. Reconocemos en América Latina, nombrado de distintas formas, una serie de intentos por repensar el socialismo después de lo que fue la experiencia del siglo XX. En La potencia plebeya además, usted considera el proceso de la URSS como una generalización de la lógica del capital. ¿Dónde pondría los ejes en los que debería descansar la discusión sobre el socialismo en las condiciones actuales?

Voy respondiendo, voy reflexionando y voy comentándote –dice pensativo y se detiene algunos minutos en silencio.

Lo primero es la necesidad de reivindicar el socialismo como idea movilizadora, como proyecto esperanzador, como horizonte; porque si no, sigues moviéndote en la narrativa del fin de la historia, de lo que existe: capitalismo y neoliberalismo, con sus problemas, sus dificultades y sus tropiezos.

El socialismo es un hecho político, luego es un hecho intelectual, es un hecho espiritual, es un hecho cultural. Necesitamos reivindicar lo que llaman más poéticamente “otro mundo es posible”. Hay que reivindicar con fuerza que ese otro mundo posible tiene nombre y apellido, que está fundado en lo común, lo de todos, lo social. Hay que reivindicar que hay un futuro distinto, que hay un futuro posible, que es posible otro mundo, que es posible la expansión de lo común frente a la expansión de lo privado. Hay que reivindicar este otro mundo posible con nombre y con apellido: el socialismo, que es un horizonte, una esperanza y un hecho movilizador. Si no, no hay política. La política en el fondo también es eso. La política es la lucha por el sentido común dominante en una sociedad, pero la política revolucionaria es la lucha por un sentido común dominante que moviliza las energías humanas entorno a otra sociedad. Ese es para mí el primer eje.

Si no hay esperanza, no hay lucha. Uno no lucha porque sufre, hay mucha gente que sufre mucho y traga y digiere su sufrimiento cada día. Más lucha no es directamente proporcional a mayor sufrimiento. Incluso se puede tener un terrible sufrimiento y aún así movilizarse en contra de los suyos, para una regresión histórica. Entonces, la revolución es la lucha por un otro mundo posible y uno tiene que intentar visualizar ese norte. Porque hay esperanza es que lucho y me movilizo, porque hay una grieta posible es que me organizo, me sacrifico, me esfuerzo, e incluso soy capaz de entregar la vida. Pero si no veo la grieta que puede ser ampliada y el horizonte posible a ser construido, ganado y alcanzado, no me organizo, no me sacrifico, no lucho con sistematicidad, con denuedo, no me arriesgo.

Nosotros los comunistas, los socialistas, los que estamos en contra de lo existente, necesitamos acercar una bandera. Una bandera en torno a la cual movilizar todas las esperanzas, todas las fuerzas, todas las energías. Una bandera creíble, una bandera esperanzadora, que nos haga ver que hay un norte allá. Ese papel cumple hoy la reivindicación del socialismo.

Es una idea, es una esperanza, es una expectativa y es también una materialidad, cumple el papel de materialidad movilizadora de la sociedad, de los excluidos, de los marginados, de los que nos sentimos inconformes y que podemos decir hacia allá hay una sociedad en la que nos sentiremos mejor, viviremos mejor, estaremos más tranquilos, estaremos más satisfechos.

En relación a este segundo elemento, ¿cuál es la materialidad social de ese horizonte, la materialidad social de esa bandera movilizadora, de esa esperanza? En otras palabras, ¿cuál es el socialismo posible? Y entonces ahí entra este debate que planteábamos con Marta (Harnecker) y está en ese pequeño discurso. ¿Es el socialismo un recetario de cosas por venir? Ese es un debate ahorita entre los marxistas, los vinculados a la academia, los que hablan desde las universidades en una Europa y Estados Unidos anquilosados, que reivindican el socialismo y el comunismo como una idea. El socialismo como una idea, el comunismo como una idea, la idea del comunismo.

Es importante la idea, no la he desechado. Sí, en tanto horizonte movilizador de esperanzas es una idea, pero es más que una idea. Pero la idea es un tema que se resuelve en la siguiente conferencia donde se reunirán los marxistas para decir que el comunismo es un tema de academia. Es la diferencia con ellos. La idea para ellos es el escenario de sus reflexiones, sus debates, sus discursos y sus conferencias. Y el comunismo es el pretexto para ello.

Para mí es una idea, pero es una idea de esperanza, es una idea que te jala el espíritu. La gente se mueve por ideas, lo más sublime de las personas se moviliza por sus ideas. Otra vez: uno no pelea porque sufre, uno pelea porque sufre y cree que puede dejar de sufrir. Y entonces se organiza y pelea y persevera y marcha y se reúne y hace lo que puede por una idea. Pero es una idea que también tiene una base material.

Entonces esa es la diferencia de la idea de socialismo que yo reivindico frente a cómo la están manejando los marxistas de cátedra, que está bien que los haya. A esta idea del socialismo hay que incorporar la materialidad del socialismo y ahí soy marxista. La definición que da Marx en La Ideología Alemana es un movimiento real, que se desenvuelve ante nuestros ojos y supera el orden de cosas existentes[1], es decir, está aquí, lo vemos, lo tocamos, está frente a nuestros ojos y busca superar lo existente dentro de lo existente, con lo existente. Es decir, es un movimiento contra capitalista que se da en el capitalismo. No es solamente una idea, es también práctica, es materia organizativa, es hecho social.

Eso necesitamos reivindicar, el socialismo como idea movilizadora, como el nombre de la gran esperanza y también como la lucha actual, como el cúmulo de luchas grandes, pequeñas, dispersas, generalizadas, que se desenvuelven hoy frente a nuestros ojos y que apuntan a superar el orden de cosas existentes. Es decir, es la emergencia de lo comunitario hoy, ¡hoy!, ¡hoy!, en pleno capitalismo. Este es el segundo elemento, la materialidad social del horizonte, eso es lo que propongo reivindicar porque si no te quedas en un ámbito estrictamente académico.

 

¿Ese eje de las prácticas sería entonces el eje principal?

Los dos. Porque sin idea no te animas a movilizarte, pero a la vez, sin materia social tu búsqueda del horizonte se resuelve en una conferencia, en un seminario. Y no, esto se resuelve en la lucha, en la movilización, en tus publicaciones, en tus reuniones, en tu actividad económica, se va resolviendo como un movimiento que avanza y que retrocede, que lo aplastan y luego vuelve a renacer.

Entonces ya tienes dos elementos principales, la idea movilizadora y la materia real de luchas actuales que buscan superar el orden existente. Eso es lo que he intentado hallar en Lenin, en cierta medida en Lenin, en Marta también, en sus reflexiones.

Entonces el socialismo no es un modo de producción. Decían “estaticemos todo los medios de producción y ya entramos en una nueva economía”, ¡no! El socialismo es un periodo de transición de luchas que te separa de la gran comunidad universal, que sería el comunismo.

Pero me vas a decir “Álvaro, eso está pasando a diario, actualmente hay luchas en el capitalismo, contra el capitalismo ¿y eso ya es socialismo?” No, la diferencia para hablar de socialismo es que hay un poder político. El poder político de los sectores excluidos, de los trabajadores, que es capaz de orientar, potenciar estas luchas que se desenvuelven ante nuestros ojos, en la búsqueda de su expansión, de su irradiación, de su generalización. Luchas hay en toda sociedad capitalista, pero luchas apoyadas por un poder político revolucionario, por un poder político de los trabajadores, ampliamente democrático, que refuerza esas luchas comunitarias, que busca ampliarlas, que busca generalizarlas, ese sería el socialismo. Ahí está más o menos mi esquema de interpretación del socialismo: es un norte movilizador, son luchas actuales, pero es el apoyo, la existencia de un poder político, de una estructura estatal o semiestatal, que se mueve en la dualidad de democratización de decisiones y concentración de decisiones –eso es un semiestado, porque todo estado por definición monopoliza decisiones y todo movimiento social por definición democratiza decisiones, y un semiestado es la coexistencia altamente productiva de las dos tensiones en una. Entonces el socialismo, con sus tres ejes, lo definiría como un periodo de transición entre el capitalismo, como modo de producción, como sistema tecnológico, como civilización; y el comunismo, como un otro modo de producción inexistente hoy.

El socialismo es el tránsito. Es un tránsito en que se dan las luchas de un capitalismo predominante y de una emergencia intersticial de luchas comunitarias, de esfuerzos comunistas que tienen el apoyo del poder del Estado revolucionario para irradiarse, para expandirse, para volver a comenzar. Entonces, es un escenario de guerra total, de guerra social total. No militar, no necesariamente con armas, sino de ideas, con experiencias y organizaciones.

Entonces, si eso es el socialismo, no es un modo de producción. El socialismo es un conjunto de luchas sociales que avanzan, que retroceden, que se expanden, que se irradian, que nacen, que se mueren, que las aplastan, que vuelven a renacer apoyadas permanentemente por iniciativas del Estado que no las sustituyen, sino que buscan que se expandan, que se irradien.

Eso me permite a la vez entender que hay gente –quizás eso fue lo que pasó en la URSS– que dice, ya, está bien, pero ¿hasta cuándo? Y se cansaron. Porque en el socialismo tú estás depositando en la propia sociedad la iniciativa para que se auto organice y el Estado te ayuda, te facilita los medios, te permite irradiar de mejor manera, porque no te sustituye. La iniciativa está en la sociedad, para asociarse, para la cultura, para la definición de políticas, para la producción, esa sociedad es lo comunitario emergiendo desde lo social. Pero hay momentos en que desde el Estado dicen “está tardando mucho, es muy difícil, no entienden, no están preparados”, entonces los sustituyen y estatizan todo. ¡En ese momento perdiste! Porque ya la iniciativa ya no está en la sociedad, si no en una vanguardia esclarecida, bien intencionada, que busca acelerar los procesos, pero lo perdiste porque ya lo asumiste todo, volviste al estado hegeliano, aunque ya no es una elite de funcionarios públicos interiorizados con el bien universal, si no una elite de revolucionarios que por el bien de la humanidad ha decidido acelerar las cosas y ha sustituido a los que tienen que hacer las cosas. En ese momento que asfixiaste todo ya no estás en el socialismo, estás en el capitalismo de Estado, y la frontera es muy difusa, muy difusa. Esto es lo que le contaba yo a Marta (Harnecker) ese día, lo que he venido reflexionando porque he vuelto a leer las Obras Completas en lo que respecta a esos periodos…

 

¿Las Obras Completas de Lenin?

Lenin, si, desde su comunismo de guerra que es decir, a ver, compañeros, somos obreros, tenemos soviets, nos vamos a morir de hambre, y están ahí los campesinos que son pequeños propietarios, necesitamos su comida. Por el bien del socialismo vamos a quitarles toda su comida. Y la requisan porque hay que salvar la revolución. Es más, intentan promover cooperativas aceleradamente para comenzar a producir en colectivo, con personas que durante dos mil años habían producido individual y familiarmente, entonces se muere la gente, hay guerra total, se mueren de hambre. El tal comunismo de guerra fue así, un hecho catastrófico. 8 millones de personas mueren, por lo menos.

Entonces Lenin dice “momento, momento, eso no es el socialismo”. Y comienza a reflexionar ¿qué es Rusia? Hace su catálogo y lo repite en cada conferencia, lo debe haber repetido 20 veces. Rusia tiene la economía tradicional campesina, tiene la pequeña producción urbana, tiene la pequeña producción rural, son 5 modos, tiene el capitalismo desarrollado y tiene atisbos de empresas sociales. Y luego dice, somos una economía capitalista, estoy hablando del año 21 o 22, cuando habla sobre la NEP. Y comienza a reflexionar, a decir, bueno ¿cómo vamos a construir el socialismo? Impulsando la asociatividad, buscando que la gente emule, hagamos una cooperativa acá y mostremos que en esa cooperativa la gente vive mejor y vive más feliz, para que el campesino que desconfía de nosotros se anime hacerlo voluntariamente. Es decir, es el esfuerzo de la voluntariedad, de la asociatividad, no de la aglomeración colectivista del Estado, si no de la asociatividad comunista de la sociedad para producir. Y dice, hagamos contratos y se pone a firmar contratos con las empresas petroleras y las empresas madereras. Necesitamos su tecnología y sus formas organizativas de producir. ¿Pero eso no es capitalismo? Es capitalismo, pero no es un peligro si nosotros mantenemos el poder.

Esta idea del papel del poder político en la definición de la estructura del Estado que ayuda a la asociatividad de la sociedad autónoma, con los recursos económicos y la tecnología recuperada, es el socialismo. Esta lucha tan complicada que se da en medio de un capitalismo prevaleciente que no ha sido superado –porque no estás en otro modo de producción, estás en el modo de producción capitalista dominante–, donde impulsas estos pequeños intersticios de asociatividad comunitaria y que el Estado ayuda, empuja y busca diversificar y promover, eso sería el socialismo. Así hay que reivindicar la construcción de los regímenes socialistas contemporáneos, de este nuevo socialismo democrático.

El socialismo es lucha, es un periodo de transición de luchas intensas entre un capitalismo prevaleciente y dominante, erosionado por esfuerzos intersticiales diminutos, que avanzan, que retroceden, que vuelven a renacer para construir una otra forma de organizar la economía, la política y la sociedad, donde hay un poder revolucionario que ayuda en esa lucha para buscar que se irradie y que avance más rápido, no para sustituirlo, sino para acompañarlo.

 

Continúa en partes II y III

 

NOTA

[1] En La Potencia Plebeya, García Linera afirma: “En la medida en que el capital es una realidad social y material que enajena el trabajo, y el comunismo no es otra cosa que el “movimiento real que anula y supera el estado de cosas actual”, la superación de esa realidad no puede ser más que un hecho igualmente social y material que involucra a las clases trabajadoras en su conjunto, a su actividad práctica colectiva.”(pág. 121) La frase entre comillas corresponde, según la referencia al pie, a La Ideología Alemana de Marx y Engels.

El Desconcierto - logo

Tomado de: http://eldesconcierto.cl/entrevista-alvaro-garcia-linera-socialismo-comunidad-e-integracion-parte/

Entrevista a Álvaro García Linera: Socialismo, comunidad e integración. Parte II

29 Ene

COMUNIDAD

Usted ha dicho que los agentes principales de las transformaciones son las comunidades, no el Estado. En su libro Democracia, Estado, Nación, habla de la comunitarización de la política, que opone a la noción liberal de democracia. El tema de la comunidad deambula entonces por un conjunto de ámbitos de su reflexión. ¿Cómo piensa usted la comunidad? ¿Está inicialmente definida como una comunidad campesina, indígena, tradicional, referida al ayllu? ¿Es posible pensarla en el marco de procesos de urbanización?

Álvaro García Linera 2

Retomo las definiciones que hace Marx del comunismo como una comunidad universal. Cuando era más joven le llamaba “gran hermandad”, ya mayor le llamó “comunidad universal”.

Marx está leyendo las comunidades tradicionales que son locales, fragmentadas y está permanentemente contraponiendo esa experiencia de lo comunitario-local, de lo comunitario territorialmente focalizado, con la idea del comunismo como la universalización de lo comunitario. Y por eso construye esa fórmula tan elocuente, hasta mística, que el comunismo es un regreso a la vieja comunidad en condiciones superiores. Estoy pensando en esa manera en que Marx intentaba redondear su concepto de comunismo asociándolo a la comunidad, que está entendiendo como asociación libre, como una aglomeración decidida por los propios productores para gestionar el producto de su trabajo.

Cuando uno lo ve así, está claro que es justamente lo opuesto del Estado. El Estado también es un tipo de comunidad, decía Marx, pero es una comunidad ilusoria. El Estado te agrupa en torno a un universal, es decir, en torno a la idea de algo común. Pero es ilusorio, porque ese común en torno al cual el Estado te está agrupando, no es un común real, es el interés de unos, monopolizado por unos, que se expande bajo la ilusión del interés de todos. En ese hecho de lo privado devenido en común, de lo particular devenido en universal, radica el secreto del Estado. Pero es una ilusión real, es una ilusión bien fundada, es una ilusión material, y por eso decía que la mejor forma de entender el Estado es el capítulo uno de El Capital, sobre las formas de valor, donde construye ese concepto hasta llegar al dinero, y establecer cómo un billete deviene en representante de la riqueza de todos, cómo una cosa particular deviene recreación y representación del trabajo de todos.

Entonces ciertamente la comunidad no es igual al Estado. El Estado puede asociar, pero no puede crear comunidad. ¿Por qué no puede crear comunidad? Porque el Estado centraliza decisiones y la comunidad es la disolución de la centralización de las decisiones, es la democratización de las decisiones.

¿La comunidad se construye a sí misma entonces?

Sí. El Estado no puede construir comunidad, no puede sustituir a la comunidad y lo vemos hoy a través de tantos ejemplos prácticos. Un Estado liberal, un Estado colonial, lo que hace es cortarla, anularla, martirizarla, retorcerla, diseccionarle todo su trabajo y luego simplemente botarla como socialidad inerte en descomposición. Pero el Estado puede también ayudar a la expansión de la comunidad y eso puede ser lo que diferencia al socialismo.

Los compañeros de un sindicato que se movilizan, que toman decisiones en comunidad, deciden marchar y gastan de su plata, de sus recursos uno, dos, cinco días para movilizarse, para marchar y para bloquear, han hecho un desgaste en sus recursos y ha sido voluntariamente, asociadamente. Allí hay comunidad en la política, es la política en comunidad.

Pero los compañeros dicen, “bueno compañero presidente Evo, nosotros aquí somos productores de leche, aquí mi hermano produce leche, este otro produce leche, aquél produce leche, y sabe presidente Evo, toda la leche que producimos la vendemos a la empresa Pil, extranjera. ¿Por qué no hacemos nuestra propia fábrica de leche? La producimos, la procesamos, la convertimos en leche pasteurizada, la convertimos en yogurt y le damos a nuestros hijos”. ¡Excelente! Esa es la búsqueda de convertir la comunidad política movilizada en comunidad productiva. Viene el presidente Evo y dice: “Perfecto, consigamos una fábrica de leche”. Vale un millón de dólares, dos millones de dólares, es una pequeña fábrica. Vamos y levantamos la fábrica de leche. Fue decisión de ellos, no fue idea de un asesor. Entonces el presidente Evo les construye la fábrica: “Compañeros, acá está la fábrica de leche.”

¡Perfecto! Nos vamos. ¿Qué más necesitan? ¿Asesoramiento técnico? No –responden–, tenemos aquí unos pocos, nos vamos a asociar, vamos decidir en la misma asamblea quién va a asumir el mando de la fábrica, rotativamente; tenemos dos técnicos, los vamos a contratar nosotros, ya tenemos a nuestros hijos que han estudiado en la universidad y vamos a fijar nosotros el precio de la leche según la cantidad de producto que tengamos y que nos pueda comprar la alcaldía. Perfecto, nos vamos, “buenas tardes”. Los compañeros hacen su fábrica de leche, se reúnen, eligen el directorio, y el directorio comienza a dirigir la fábrica.

 

¿Usted me está contando algo que pasó efectivamente?

Que pasa cada día.

Entonces ha transcurrido un mes y los compañeros se pelean, la plata de la primera venta de la leche, que tenía que servir para reponer las maquinarias y pagar a los agricultores, la usan en algún otro tipo de actividad, no compran herramientas, critican por corrupción al elegido por los mismos compañeros y al final, regresamos a los seis meses y la fábrica está paralizada, con una deuda de un millón de bolivianos y con protestas de los trabajadores. Entonces dice la comunidad, “compañero Evo, la entregamos la fábrica al Estado, prodúzcanla ustedes, nosotros no hemos podido avanzar”. Nos ha pasado con fabriquitas de leche, nos ha pasado con fábricas en el Chapare, de palmitos, de cítricos.

Mientras la familia campesina tiene comunidad de tierra pero tiene producción familiar, no es comunitaria. Cada familia produce y usufructúa ese producto. La tierra es de todos, pero la producción es segmentada por familia. El sistema de riego lo hacen entre todos, lo construyen, lo regulan para que haya agua para todos, pero la producción la gestiona cada familia y decide sobre su producto, si lo vende, si lo guarda, en fin. Entonces hay un límite entre una comunidad política y de infraestructura y una comunidad de producción.

En este caso lo que hicimos fue recuperar la fábrica que era de ellos, comenzar a gestionarla y que los mismos compañeros fueran aprendiendo la técnica de la gestión de la fabriquita de leche o de palmito, en la perspectiva de, cuando ellos lo decidan, en seis meses, en un año, en dos o tres, pasarla a gestión de la propia comunidad.

Es un salto a una forma de producción comunitaria en pequeña escala cuyo retroceso la pasa otra vez al Estado, pero la esperanza es que en la experiencia práctica la comunidad se apropie de la gestión técnica de la producción. ¡Eso sería socialismo! Pero mientras tanto es el Estado y no es aun socialismo. El Estado viene y dice: “ya mis compañeros, la vamos a gestionar”, contratamos 4 técnicos, hacemos el sistema de conteo y de los réditos, la fábrica está produciendo leche para la comunidad, vendemos y hay ganancia, pero la está gestionando el Estado, y el Estado es centralización. Y mis compañeros del campo siguen comportándose frente a la fábrica como productores. La fábrica no es de ellos, no es de un patrón ni de la Pil, no, es del Estado, pero igual la relación de productor está disociada del procesador.

Los técnicos son de la misma comunidad, pero no es la comunidad la que decide los precios, no es la comunidad la que decide la gestión, no es la comunidad la que decide la reinversión. Es un equipo técnico, eficiente, pero centralizado, distinto a la comunidad.

Eso no es socialismo. El socialismo implica que la comunidad se apropie. Esta vez no pudo, intentó, retrocedió y la perspectiva es que de aquí a 6 meses se vuelva a apropiar, que aprenda. Pero la gestión será otra, tendrá que someterse a la reapropiación de la comunidad, de la asamblea, con sus problemas. Y la asamblea tendrá que readecuarse para asumir una nueva tarea que antes no había tenido. Durante mil años gestionaron el sistema comunitario para producir individualmente, ahora tienen que asumir la tarea de gestionar comunitariamente un producto. Esa experiencia es complicada y el Estado revolucionario ayuda, pero no sustituye.

Lo mismo nos pasó con Huanuni, en una escala más grande. Huanuni es una empresa minera. 5 mil obreros. La hemos estatizado.

Como hay una gran capacidad política y asociativa, los compañeros se fueron apropiando rápidamente de la gestión. Los compañeros de la asamblea, porque se reúnen en asamblea, comenzaron a elegir a los técnicos intermedios, luego al gerente, de tal manera que hoy el gerente es un designado por la asamblea minera y el sindicato define inversiones, define compras, define salarios, define todo. Una prueba de autogestión obrera. ¡Excelente! De hecho yo diría que es la más avanzada en Bolivia y en América Latina. Son los obreros los que definen todo, desde la producción, el día de trabajo, el salario, los bonos, las inversiones, el volumen de producción, todo.

Pero hay un límite. Es una experiencia avanzada de obreros asumiendo la gestión técnica del proceso de producción, pero resulta que en ese control que asumieron los compañeros también tienen que decidir el uso de las ganancias. ¿Y qué dijeron? “Hemos ganado cantidades de dinero. Esta parte la entregaremos para reinvertir y garantizar que la mina funcione”. Buena decisión. “Con esta otra parte nos aumentaremos el salario”. Entonces hay compañeros en la mina que ganan más que el presidente. El presidente gana 19 mil bolivianos, unos 2 mil 500 dólares, y hay compañeros de los mineros, hartos compañeros, que ganan 20 mil, 25 mil, 30 mil, 40 mil bolivianos, es decir 3 mil, 4 mil, 5 mil dólares. ¡Un montón de dinero! ¡Qué lindo que ganen harto, de eso se trata! Pero, ¿y la sociedad? ¿Qué quedó para la sociedad?

¿Y la propiedad? ¿Quién posee la propiedad de la mina?

La propiedad es del Estado. Pero la apropiación y gestión real es de los mineros. Entonces tienes que un bien común de todos está siendo gestionado por un colectivo que luego deviene en una acción privada, donde los beneficiarios son ellos.

Has avanzado en una forma local de socialización de la gestión técnica de la producción, pero visto en conjunto has reproducido una forma de apropiación privada de la producción. Los minerales son de todo el pueblo boliviano. Puedes asignarle un uso temporal a un privado, pero aquí Huanuni como sindicato de 5 mil obreros está actuando, respecto a la sociedad, de la misma manera que un privado. Ya no es un empresario, son los obreros, pero el producto del trabajo queda para ellos, cuando debería ser para todos.

¿Qué puede hacer el Estado? Decimos, compañeros está muy bien que hayan asumido la gestión de la producción, pero cómo hacemos para que la gestión de la producción mejore su condición de vida, después que por centenares de años el minero se moría con silicosis en la mina y sus hijos heredaban la enfermedad de los padres, pero que también el producto beneficie a todos. Es decir, de los ingresos de la producción, una parte para reinversión, otra parte para salarios y otra parte para todo Bolivia. Entonces, interviene el Estado otra vez, no asfixia la iniciativa, lo que hace es buscar que se potencie, que se amplíe, que incorpore lo universal. O sea, el Estado podría hacerlo, decir simplemente, compañeros, regresamos al viejo régimen, asumimos el control de Huanuni, todas las ganancias para bonos, rentas para todos los bolivianos, que disfruten también de la minería y ustedes regresan otra vez a la posición de obreros. Eso lo haría un Estado progresista, pero no un Estado socialista. Lo que puede hacer un Estado socialista es potenciar esa experiencia que nace de la sociedad y orientar, no sustituir.

 

¿La idea entonces es que en algún momento la comunidad, por sí misma, sea capaz de resolver los términos de su universalización?

En vez del Estado.

¿En vez del Estado? Ese es un desafío muy grande para comunidades que construyen su reproducción social y su conciencia del mundo en lo comunitario. Allí hay un tránsito que no es nada sencillo. Ahora, si este desarrollo es tan importante para los procesos de cambio en Bolivia, y a la luz de los ejemplos que usted pone, ¿cómo evalúa, con el tiempo que lleva ya el gobierno del presidente Morales, el proceso de construcción de lo comunitario?

Retomo tu pregunta con la anterior. Hay lunares comunitarios, no solamente rurales. Hay núcleos de lo comunitario, tierras comunitarias de origen, usos de los sistemas de riego comunitarios, tierras de pastoreo comunitarios, hay núcleos, micro núcleos, microcosmos comunitarios, también en la ciudad. Está el ejemplo de la fábrica de Huanuni o de Colquiri, o fábricas obreras, fábricas que han cerrado los empresarios porque ya no son rentables y que los compañeros dicen “nosotros las vamos a gestionar”. Hay una experiencia de búsqueda de control comunitario en la producción, comunitario en lo político, las asambleas barriales, las asambleas designadas. Tú tienes lo comunitario en lo político muy extendido en Bolivia. Tienes lo comunitario en la producción en pequeños grupos. En la propiedad y en la gestión de riego, pero no en la producción directa. Tienes ejemplos de comunitario, de búsqueda de lo comunitario en la producción urbana. Entonces hay una irradiación de lo comunitario-urbano y lo comunitario-rural más en lo político y muy difícilmente, pero con ejemplos, en lo económico.

Hay socialismo si estas experiencias urbanas y rurales se irradian, se expanden, no solamente en lo político, sino fundamentalmente en lo económico. Es una lucha. Mis compañeros de Huanuni han asumido el control de la producción de una mina que nunca estuvo bajo nuestro control, pero otra vez pesa la mirada privatizada del uso del excedente. Y si eso sucede, renace en la experiencia avanzada de los obreros la fuerza del capital, de la apropiación privada, y no del usufructo común. Entonces ahí aparece el Estado, lamentablemente. Cuando sucede eso, nuevamente los trabajadores están renunciando a lo universal por su experiencia y están dando lugar a que el Estado otra vez tenga que intervenir para decir, momento compañeros, también hay que compartir con los demás.

Muy bien por el Estado revolucionario, está haciendo su labor, pero eso no es socialismo. Porque lo ideal es que sea la comunidad la que asuma lo universal. Y en la medida en que la comunidad lo hace, el Estado se va diluyendo, porque no es necesario. Tardaremos mil años en eso, el socialismo es esa transición en que lo comunitario se expande a la producción y lo universal se convierte en un hábito cotidiano de los propios productores directos y quienes lo monopolizamos provisionalmente, vamos perdiendo facultades que son reapropiadas por la sociedad. Hay socialismo en tanto el Estado revolucionario, que está monopolizando temporalmente lo universal, busca renunciar a ese monopolio.

¿Y cómo se renuncia a ese monopolio? No es diciendo como los anarquistas, bueno, queda abolido el Estado, porque eso sería “qué bien, entra el Banco Mundial y los neoliberales”, no. El Estado revolucionario es un Estado que busca disolverse como tal. Pero ¿cómo? En la medida en que lo comunitario y lo universal se expanda en lo local y en las comunidades productivas urbanas y rurales. Un Estado revolucionario es un Estado que tiene conciencia de esto.

¿Un Estado que construye su propia crisis, se podría decir?

Que construye su propia disolución y en eso está su victoria.

Me has permitido entonces cerrar la primera pregunta. Me decías, ¿cuáles son los ejes para pensar hoy en el socialismo? Te decía el eje de la idea como fuerza movilizadora, el eje de la materia social como acción en movimiento, la práctica que supera el orden de las cosas existentes, el papel del Estado revolucionario que construye planificadamente su disolución, como la única manera para garantizar su victoria.

Es una paradoja, pues. Un Estado revolucionario solo puede triunfar si se disuelve. Su continuidad no es su virtud. Pensado a lo largo de décadas, y este es el cuarto elemento, su victoria viene acompañada de una irradiación proletaria. No es posible construir socialismo en un solo país. Es una ficción. Lo que el presidente Chávez imaginaba de la Quinta Internacional es esto. Yo no voy a poder triunfar como sociedad venezolana o sociedad boliviana si no estoy triunfando a nivel mundial, a nivel planetario. Yo puedo dar un primer paso o dos, pero no puedo dar diez ni cien si el resto del mundo no hace lo suyo.

Entonces ahí ya los nombré todos, con eso hay que repensar el socialismo hoy, como idea movilizadora, como materia actual de acción transformadora, como sentado en lo comunitario que se está irradiando, con el papel del Estado que va acompañando y auto disolviéndose a medida que se potencia lo comunitario con la expansión de lo universal. Esos son los ejes que yo recomendaría para pensar hoy el socialismo.

Continúa en la Parte III

El Desconcierto - logo

Tomado de: http://eldesconcierto.cl/entrevista-alvaro-garcia-linera-socialismo-comunidad-e-integracion-parte-ii/

Entrevista a Álvaro García Linera: Socialismo, comunidad e integración. Parte III

29 Ene

DESAFÍOS DEL MOMENTO ACTUAL

En su artículoEl nuevo campo político en Bolivia” usted expone que el triunfo presidencial del MAS reorganiza toda la disputa política. En marzo próximo se realizarán elecciones de departamento y alcaldías. Si han arribado a ese nivel hegemónico ¿cuáles son los nuevos desafíos que enfrenta el proceso de cambios? ¿Cómo se expresa ello en mejores condiciones de avance de lo comunitario?

Álvaro García Linera 3

La primera pelea, la más importante de un proyecto revolucionario, se juega en el campo de las ideas. Se juega en el campo de los principios de adhesión lógica y moral de la sociedad a un específico proyecto, que luego deviene Estado. En política lo primero es la idea. Ahora, claro, las ideas no nacen así de la nada, sin basamento. Con la victoria de octubre, esto se ha consolidado. No cabe duda que se ha consolidado el ideario fundamental del Estado plurinacional: igualdad de pueblos indígenas, gobierno de movimientos sociales, liderazgo indígena, economía estatal predominante, internacionalismo, latinoamericanismo. La batalla principal se ha logrado, por un periodo, porque esto nunca está definido, la batalla de las ideas no se define ni tiene tiempo de duración ni de consolidación obligatoria, puede derrumbarse a cada día. Pero se ha logrado la consolidación de un imaginario y de un sentido común de largo aliento. ¿De cuán largo aliento será? Va depender de la emergencia de las contra tendencias, de los nuevos imaginarios, más conservadores o más radicales, y de nuestra propia capacidad de reinventarnos.

Estas elecciones han mostrado una capacidad de reinvención del proceso de cambio. Comenzamos con gobierno indígena y nacionalización, la primera elección. La segunda, Estado plurinacional. La tercera, industrialización, ampliación de la democratización. En cada una partes de un punto y marcas un horizonte. Y a medida que vas llegando a ese horizonte, lo reafirmas y trazas un nuevo horizonte. Entonces es una dinámica muy viva, si no lo haces te fosilizas, y ese es el momento en que emergen las contrapropuestas, que pueden ser más radicales pero por lo general son más conservadoras.

Pero este es solamente el terreno fértil para el verdadero trabajo fundamental: el poder económico de la sociedad. Ahí nos jugamos la continuidad. En esta victoria ideológica-cultural tiene que haber una victoria económica que le dé base material y permita proyectar más duraderamente esa victoria ideológica y cultural. Y eso es lo comunitario, el poder de la sociedad. ¿Cómo convertimos el poder económico del Estado en poder social, o en poder económico de la sociedad, de las organizaciones sociales, de los sindicatos obreros? Ahí nos lo vamos a jugar.

 

¿En ese eje económico radican entonces los desafíos fundamentales ahora?

Sí. No es solamente cómo hacemos para pasar de 12 mil millones de dólares que hemos exportado, a 24 mil millones, sino cómo hacemos que esas exportaciones sean una parte del Estado y otra parte de las comunidades asociadas, de las minas nacionalizadas. Cómo hacemos para que el pequeño productor, la pequeña comunidad, la micro empresa, las empresas asociativas se potencien y se amplíen, sean poder económico y no simplemente una experiencia minúscula.

El empresariado va a seguir creciendo, tiene que seguir creciendo. El Estado está ahí para regular ese crecimiento. Pero el Estado se juega su proyecto no en que la empresa privada crezca mucho, ni en que el Estado crezca mucho, se juega su proyecto en que las comunidades, las minas nacionalizadas, las empresas estatizadas, la pequeña producción controlada por trabajadores se expanda, se potencie. Y si el privado, digamos, representa el 15% del PIB, que las empresas asociativas sean el 20% o el 25% del PIB. Si se quedan en el 5% estamos mal, estamos muy mal. Entonces se trata de hacer que, a futuro, la economía social se potencie. Si esto se hace de aquí a 5 o 10 años, tendrás una base material para seguir relanzando tu proyecto.

Si te fijas, es una combinación de dos cosas. En lo económico: satisfacer necesidades, eso dijimos en el foro en Sao Paulo, los proyectos revolucionarios se juegan su destino en la capacidad de consolidar una economía satisfactoria. Si no lo hacen, vamos a entrar en problemas. Y en eso a la vez hay dos planos, puedes potenciar la economía si a la vez refuerzas al Estado y refuerzas al privado. La clave está en reforzar al Estado y reforzar al privado que forma parte todavía de tu escenario de fuerzas económicas, pero nunca al privado más que al Estado. Si el privado va más allá que el Estado, perdiste el control. Son tres partes, es el Estado, el privado y la economía social, y ésta con más expansión. Si ello sucede, tenemos un proyecto que está creando una base material de muy largo aliento.

En esta triangulación tanto la economía social, como la economía privada y la economía estatal satisfacen necesidades básicas. Si no eres capaz de entregar satisfacciones básicas, el privado de se va presentar como alternativa, y estás perdido. Pero no satisfaces necesidades básicas solamente así por así, satisfaces necesidades básicas ecualizando el Estado, el privado y la economía social. Siempre ecualizando, siempre con los tonos que corresponde y con los ritmos que tú deseas. Pero necesitas la economía privada. Si no, si crees poder sostener tu economía con la estatal y la social, no lo vas a poder hacer, eso es falso, es mentira, no estamos todavía en condiciones para eso.

EL MAR

No puedo terminar la entrevista sin atender el problema del mar. Dado el tenor de la entrevista, le pido que se refiera a él pensando principalmente en los jóvenes chilenos, en aquellos que engrosan los movimientos sociales, ¿cuál es ese horizonte de sentido que tiene para el pueblo y para el gobierno boliviano la salida soberana al mar?

En primer lugar es un tema de justicia. Un país que tenía mar, de un día para otro le quitan su mar. Es como un joven que vive en una casa, con su mamá y con su papá, una pequeña casa, sencilla, con dos dormitorios, su living, su comedor y de un día para otro viene alguien y le pega un puñete a su mamá, a su papá, patea al niño y lo bota a un cuarto y le dice, a partir de ahora la cocina y el comedor me pertenecen y usted va a vivir en estos dos cuartos, acomódese como pueda y si no tiene baño es su problema, constrúyase su propio baño. ¿Cómo se sentiría alguien? Fue así. No fue un hecho natural.

No es por una deuda, no es porque lo vendió, sino porque vino alguien y le dice “o aceptas que te he quitado tu living y tu comedor o te voy a quitar también tu cuarto”. ¿Qué haces? Lo toleras, porque no tienes fuerza. El otro tiene 10 matones, tiene palos. Y tú ves a mamá que trabaja 24 horas, muy flaquita y dos niños que no saben lo que está pasando.

Eso nunca está cerrado. Lo grafico con el espacio de una pequeña casa de familia tradicional, popular o media, para mostrar cómo nos sentimos los bolivianos. No, no aceptamos que así debe ser la vida, vivimos esto como una injusticia y la recordamos como una injusticia, la recordamos como un abuso y buscamos que en algún momento la persona que abusó reconsidere su abuso. No para irse, porque ya se quedó ahí, si no para compartir algo, no sé, la sala de estar. Porque la familia ha crecido y seguimos en dos cuartos. La otra familia también creció y ha usado el living, y ya usó la cocina, en fin. Entonces, compartamos la entrada de la puerta hacia la calle como algo común, una salidita compartida de la puerta hacia la calle, porque hora tenemos que salir por la ventana, ¿por qué no por la puerta?

Eso va a ser así, es un hecho de justicia ante una injusticia histórica. No es regresar a 1870, no, es reparar una injusticia.

Pero puesto también en perspectiva histórica, es el entendimiento de que esa salida por la puerta para Bolivia, también va beneficiar a la otra familia. También va a beneficiar a Chile. Porque estamos en un escenario, a diferencia de lo que sucedía en 1800, en que si no nos juntamos, si no comunitarizamos las potencias, las riquezas y las capacidades de nuestras naciones y nuestros Estados, no tenemos ninguna oportunidad en el mundo. Ningún país latinoamericano, ni aún Brasil, que es una mega potencia, cuenta en el mundo por sí solo.

En los siglos XIX y XX éramos una comunidad de Estados nacionales, en torno al cual se organizó la economía. En el siglo XXI ya no hay una comunidad de Estados nacionales en torno a los cuales se rige la economía, el siglo XXI es un sistema dual de estructuras planetarias al modo del imperio del que habla Negri, que no tienen territorialidad fija, solo se trata de institucionalidades, de normas, de procedimientos y de poderes de carácter planetario, mercados financieros, justicia internacional, economía transnacionalizada; y por otro lado un sistema de estructuras continentales, ya no nacionales, que definen e influyen en el curso del resto de los continentes y en el curso de estas instituciones-nube que se mueven por encima de los Estados. En este escenario, Chile solo no cuenta, por supuesto Bolivia menos, no somos nada.

El Estado chileno y el pueblo chileno tienen que asumir que solos son irrelevantes en el mundo. Si se paralizara la economía de Bolivia o Chile el mundo no se detiene, es más, algunos países aplaudirían porque aprovecharían los mercados que hemos dejado abiertos, en el caso del cobre ustedes, en el caso del gas nosotros. Que nos pasara algo a nosotros como sociedad, sería irrelevante para el mundo. Entender nuestra insignificancia es muy importante. Ya no es el siglo XIX, donde cada Estado-nación importaba, era un sujeto de derecho y era un sujeto de acción en el contexto del resto de los Estados nacionales. Hoy no lo es. Hoy quienes importan en el mundo son los continentes, o los Estados continentales. Estados Unidos es un Estado continental, China es un Estado continental, Europa es un Estado continental. Son los que cuentan, son los que de alguna manera logran asumir el timón de esta vorágine desatada por esa nube de poderes que se mueve sin territorio fijo en el mundo entero. Son los Estados continentales los que logran tener cierto comando de las decisiones. Cada país por sí mismo, nada.

Entonces debemos sacar de nuestra cabeza el chip de la lógica del siglo XIX, con los Estados nacionales, las acciones individuales, cada país mirando al mundo de espaldas al resto de sus compañeros de al lado. Chile mirando al mundo de espaldas al continente no tiene futuro. Chile es insignificante en el mundo, como lo es Bolivia, como lo es Perú, como lo es Ecuador. Somos insignificantes. Chile vende al mundo cobre y verduras, si dejara de vender eso, hay otros países en el mundo, como Perú, que pueden vender cobre, Bolivia puede vender cobre también, o Singapur. ¡Ah!, pero si sumo el cobre de Chile, con el trigo de Argentina, con el gas de Bolivia, con el petróleo de Venezuela, con el petróleo de Ecuador, con la agricultura de Brasil, con su industria automotriz, ¡ahí ya tenemos una economía que curva la geometría espacio-temporal del planeta! El continente sí ejerce una fuerza de gravitación en la estructura planetaria.

Este mirarnos como continente y no como país, esta mirada al mundo no a partir de mi país, sino a partir del resto de los que me rodean, es lo que falta. Nos falta a todos, en particular al Estado chileno y en parte al pueblo chileno. Ya es el siglo XXI, pero están mirando el siglo XXI con la cartografía del siglo XIX, y eso no tiene futuro. Si nos miramos como continente eso lleva a una conclusión fácil. Chile necesita a Bolivia. Bolivia necesita a Chile. Chile necesita al Perú. Perú necesita a Bolivia, Bolivia necesita a Brasil, Brasil necesita a Chile y al Perú. Y ambos necesitamos a la Argentina.

Tenemos que comenzar respetando las culturas locales, los Estados nacionales locales, y pensar en instituciones de carácter continental, en decisiones de carácter continental, en iniciativas de carácter continental, para influir en el curso del mundo y en el curso de nuestros propios países. Y eso obligatoriamente pasa, pues, por la resolución del tema marítimo.

Tantas cosas podríamos hacer entre Chile y Bolivia, tantas complementariedades podríamos hacer entre Chile y Bolivia resolviendo este tema. Tantos sacrificios innecesarios para Bolivia, tantos sacrificios innecesarios para Chile por temas que, sin afectar la estructura territorial chilena, brindando un pequeño espacio soberano a Bolivia, se resolverían abriendo un conjunto de vínculos intensos, mutuamente satisfactorios con Chile.

Hay varios prejuicios en la mirada todavía de Chile, del Estado y de sus gentes. Esta mirada del siglo XIX en un contexto del siglo XXI, donde cada país ya no tiene significancia alguna, es uno de sus prejuicios. Hay otros prejuicios, que los que vivimos aquí en el altiplano, en Bolivia, en las alturas, estamos al margen de la modernidad y de las fuerzas del progreso contemporáneo. Es la mirada que se tiene de Bolivia. Un país ahí en las alturas, confuso, conflictivo, de indios, atrasado. Ese es un segundo prejuicio.

Pero este país de indios, este país complicado, está asumiendo de una manera acelerada su propio modo de mirar y su propia manera de construir su progreso, y que en el contexto de la América Latina del siglo XXI no va a ser nada despreciable en términos de influencia y de capacidad de económica. Nos sentimos orgullosos de nuestra indianidad, lo que estamos demostrando es que a partir de nuestra indianidad somos capaces de construir un tipo de desarrollo satisfactorio. No nos hemos estancado ni nos vamos a estancar.

A nivel de la economía, en ocho años hemos reducido la distancia con Chile de 1 a 14 a 1 a 8. Y en los siguientes 10 años esa diferencia se va reducir de 1 a 2. Es nuestra propia modernidad, con nuestra propia complejidad. El siglo XXI va a estar marcado por un despertar de estos pueblos, anteriormente calificados de conflictivos, atrasados, premodernos. Y estamos dando una sorpresa. Y somos los hermanos y vecinos de Chile, ¡estamos al lado! ¿Cómo no nos va a tomar en cuenta Chile como hermanos? Nosotros necesitamos a Chile. Pero acuérdate, Chile cada vez va necesitar más a Bolivia, aunque no lo crean ahorita. Entonces, ¿cómo no convertir esa mutua necesidad en una fuerza creadora de bienestar común, en vez de una fuerza de confrontación y de resentimiento permanente? Las nuevas generaciones en Chile tienen que ver de una manera menos prejuiciosa el futuro.

Eso reivindicaría frente a los compañeros de Chile, una mirada de justicia, pero también una mirada de necesidad. La Bolivia que se está construyendo es otra, pónganle más atención. No es la Bolivia de postal, de la llamita con el indiecito con su poncho. A esa Bolivia la miraban con cierta conmiseración y distancia. Esta Bolivia sigue teniendo el mismo rostro, el mismo color cobrizo. ¡Ah!, pero tiene su llamita, tiene su satélite, tiene su gas, tiene su economía, tiene su vínculo con el mundo, tiene su crecimiento, tiene sus ingresos, tiene su propia modernidad. Y es una modernidad que quiere crecer al lado, vinculada, hermanada con la modernidad de los chilenos, en complementaridad con esa modernidad. No distanciada.

Chile no puede seguir imaginando su desarrollo de espaldas al continente. Mirando a Europa o Asia y dando la espalda al continente, porque no es nada para Asia, no es nada para Europa, ¡pero para América Latina sí! Bolivia peor, es menos que nada. Pero Bolivia y Chile y Perú y Argentina y Brasil y Ecuador y Venezuela, sí, ya tenemos con qué influenciar.

Y también es necesario un recuentro de Chile con lo que es. Allí también hay rostros cobrizos, pero no se los ve en la tele, no se ve en los parlamentos, no se ve en las telenovelas. Es un Chile real, es un Chile mayoritario. Y más pronto que tarde ese Chile más cobrizo, tan parecido al nuestro de acá, va a despertar. Sí, Chile no es tan rubio ni tan blanco. Tiene eso, pero también tiene su parte cobriza, silenciosa, esforzada, sencilla y humilde, que en algún rato hablará.

Está empezando a hablar.

Eso confío, eso espero, eso es lo que va a construir otro Chile, más cercanos a nosotros y nosotros más cercanos a ellos.

 

Muchas gracias por la entrevista.

Muy bien hermano.

El Desconcierto - logo

Tomado de: http://eldesconcierto.cl/entrevista-alvaro-garcia-linera-socialismo-comunidad-e-integracion-parte-iii/

Todos somos Chávez

28 Ene

Poema enviado por nuestro camarada Víctor Manuel Ramos desde Honduras

Che fidel chavez Allende

 

Después del cataclismo inicial,
desde el fondo de la mar océano
surgio la tierra innominada,
arrullada en su letárgico sueño.

Por las espumosas olas
desde el oriente y el poniente,
se levantaron imponentes
los pinos y las sequoias,
los liquidámbar y los robles.

Y tras ellos vinieron los yacarés
y los flamencos con medias rosadas,
para servir de personajes
en los cuentos de Horacio Quiroga.

Los búfalos de las sabanas
y los leopardos de las selvas,
los pargos y los salmones en los ríos
y los lagos en donde se retratan las estrellas.

Hasta que, amasados con maíz
los hombres y las mujeres
se distribuyeron la buena tierra
para sobrevivir en paz con la naturaleza
en comunión constante con los dioses.

Se levantó la piedra para construir ciudades
bañadas con luz del alba
y se pusieron las guacamayas en jaulas invisibles
y por las calles corría una brisa
con trino de agua
depositada en las vasijas de barro cocido.

Pero un día se quebró la paz.
Desde el lejano naciente llegaban
los hombres rubios en soberbias carabelas
montados a caballo sobre las sabanas y las montañas
vomitando fuego y cercenando el viento con sus espadas.

Para aliviar el martirio levantaron sus armas y sus huestes
Caupolicán, Lempira, Hatuey y muchos caídos
en el inicio de una lucha centenaria
en contra de quienes nos robaban la tierra,
la paz, el aire, los dioses.

Un quetzal de irisadas plumas
alzó su vuelo libertario y recorrió el continente.
Levantando espíritus guerreros
en contra de los usurpadores.

Las campanadas de Dolores hicieron eco
en la espada de Bolívar y en el sable de San Martín
mientras en el Centro de América
Morazán batallaba en contra de los traidores
y Martí hinchaba su verbo y empuñaba su fusil
por la libertad de Cuba.

Pero los malvados echaron suerte con la túnica de Bolívar
y repartieron nuevamente la tierra americana
a las grandes compañías transnacionales
que royeron el oro, el cobre, el banano y la olorosa madera,
que sometieron a sus designios
a sus peones tiranos
con la ilusión de que gobernaban los pueblos.

Fue precisa la presencia de Fidel y del Che
para conmover la columna vertebral del continente
con las nuevas banderas de paz y de autodeterminación,
con la nueva ilusión de ser libre de cualquier yugo
colonial o neocolonial con la con la consigna de Patria o muerte.

Tras su bandera por una verdadera liberación
levantaron sus ánimos guerreros
los pueblos americanos del Sur del Río Bravo
y surgieron los soldados nuevos
los nuevos héroes que devoraran
las entrañas de quienes se autoproclamaron nuestros dueños.

Ahí estaban con sus pechos endurecidos por la lucha:
Pablo Neruda, Jacques Stephen Alexis, Recabarren, Luis Corvalán, Caamaño Deñó,
Salvador Allende, Carlos Luís Prestes, Rigoberto Padilla,
Fonseca Amador, quienes aprendieron las lecciones
dictadas desde las Segovias
por Augusto César Sandino.

Pero había un pueblo rico en petróleo,
rico en dignidad, rico en amor por la vida,
que se debatía en la humillación y la miseria.
Por un grifo se drenaba toda la riqueza de esas tierras
y apenas se salpicaban migajas para medio paliar el hambre.

Los gobernantes se enclaustraron en los palacios
y levantaron muros para aislar al populacho,
mientras recibían y disfrutaban la paga indecorosa
con que el imperio les recompensaba la traición.0

Tanta humillación y tanta miseria
conmovieron los huesos de Bolívar en su tumba
a tal grado que se reencarnó en el pueblo venezolano
y les dotó de un líder auténtico
lleno de valor para luchar a brazo partido
en contra de los enemigos de su pueblo.

Con el corazón lleno de amor para curar las llagas centenarias,
con una voz crispante que recorre
las elevadas cordilleras y los extensos valles y selvas del continente
con la orden de marchar para ser libres.

Hugo Rafael Chávez se llama
el nuevo depositario del legado bolivariano
que con la espada del libertador
devolvió la libertad a Venezuela
sumida hasta entonces en la ficción de una falsa democracia.

Y fueron tras él los campesinos,
los obreros, los pobladores, los hombres trabajadores del campo,
las madres que luchaban por mejor escuela para sus hijos,
por medicina para la vida,
por la recuperación de las riquezas nacionales,
por el izamiento de una nueva bandera bolivariana
representativa de un hombre nuevo,
forjado en la lucha y centinela de la libertad.

Llamó Hugo Rafael Chávez
a todos los pueblos del continente
a cobijarse en los pliegues de la capa de Bolívar,
y multiplicó las espadas del libertador,
para recuperar, en lucha tenaz, la vida
de los pueblos de América
convertidos en dueños de sus destinos,
sin más amos que su voluntad acerada de ser libres por fin.

Tras él van múltiples batallones
liderados por Evo Morales, por Rafael Correa,
por Cristina Fernández, por Lula Da Silva,
por Daniel Ortega, por Manuel Zelaya,
elevando el estandarte de la unidad,
la unidad de los pueblos por la vida,
por la felicidad, por el disfrute de las riquezas
que nos dio la naturaleza,
por el futuro de los niños
y la liberación de la mujer,
por el rescate de los indios
como legítimos dueños de sus tierras y su sabiduría.

Y lo que comenzó como una derrota militar
seguida de las burlas de la prensa amansada
se ha convertido en una inmensa onda de libertad
que estremece a los pueblos americanos
unidos en la lucha, en el amor, en la fraternidad,
y que quieren ser como los bolivarianos de Venezuela
ahora dueños del azúcar y los cañaverales,
de los metales y las minas,
de los mares y sus peces,
de la tierra y sus frutos
del bosque y sus ríos y sus árboles centinelas,
de la fábrica y sus productos,
del palacio de gobierno y sus decisiones
de su libertad y su destino.

Por eso el mandato del comandante,
la orden del día incontrastable,
Todos por la unidad,
Todos por la libertad,
Todos por una sola patria grande redimida,
Todos por la paz y el bienestar,
Por el alfabeto y la salud, por la tierra
Y el trabajo noble. Todos por Bolívar
Y su sacrosanto ideal de que seamos libres de verdad.

Todos tras la ruta que ha fijado el comandante Hugo Chávez:
porque todos somos América,
todos somos un pueblo combatiente,
todos somos Fidel, todos somos El Che,
todos somos Chávez.

Es decir, somos la República Bolivariana de América.

Víctor Manuel Ramos
Tegucigalpa, Diciembre de 2012

BOLIVIA: Elecciones y auge económico

4 Ene

Cualquier balance que el gobierno de Bolivia haga del año que concluyó no puede ser más que satisfactorio. El presidente Evo Morales Ayma, el pasado 12 de octubre, fue reelegido por poco más del 62% de los sufragios, demostrando además de un muy fuerte liderazgo, la presencia de una fuerza política y social cada vez más aceitada y que ante cada acontecimiento nuevo, emprende nuevos desafíos organizativos. El crecimiento de la economía del país del altiplano llegó en 2014 al 5,7% y se prevé que en el año que comienza, el PIB (Producto Interno Bruto) rondará el 6%.

evo morales 1

El empresariado boliviano, otrora adverso a Morales, hoy saluda la gestión del mandatario aymara (ver aparte), mientras que los trabajadores nucleados en la clasista Central Obrera Boliviana (COB) le dieron en el último año un nuevo impulso al proceso de cambio y su injerencia fue determinante en los comicios del 12 de octubre. No significa que las tensiones entre empresarios y trabajadores hayan desaparecido, todo lo contrario, hoy intentan ser reguladas desde la gestión estatal con el objetivo de llevar adelante la denominada Revolución Democrática y Cultural. Pero a pesar de ciertos avances, ahora el año comienza con nuevas tareas, y una de ellas son las elecciones subnacionales que se realizarán el próximo 29 de marzo. Allí se elegirán gobernadores, alcaldes, asambleístas y concejales. El Movimiento al Socialismo-Instrumento Político para la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP) se vuelve a jugar una fuerte apuesta en dichos comicios. No se trata de conservar el poder construido sino de profundizar el proceso de cambio, y dar saltos tanto cualitativos como cuantitativos.

Desde octubre de 2013, un año antes de las pasadas elecciones presidenciales, el presidente Evo Morales instó a toda la fuerza política y social que gira en torno de su proyecto a redoblar las distintas apuestas que esa fuerza viene desarrollando desde la asunción al gobierno, en enero de 2006. Si bien lo que se conoce como proceso de cambio en Bolivia data de los albores de este siglo cuando se produjera la llamada Guerra del Agua (2000) y que posteriormente permitiera que en 2005 fuera elegido Evo como el primer presidente indígena del país del altiplano, una vez llegada esa fuerza social al Palacio Quemado, los desafíos se multiplicaron y continuaron así las diferentes fases de un proceso que aún conserva esas marcas indelebles de eso que en cualquier lugar del planeta es un cambio de época, un ciclo de transformaciones que para nadie pasa inadvertido. El proceso boliviano –al igual que el que se da en Ecuador– es lo más semejante a lo que en otros tiempos se denominaba procesos revolucionarios. Los tiempos son otros, sin dudas, pero esas experiencias invitan a soñar con un mundo más justo.

En octubre de 2013 Evo instaba a sus seguidores a profundizar el proceso de cambio, traduciéndolo cuantitativamente. Proponía incrementar los porcentajes alcanzados en elecciones anteriores. Se sabe que toda mejor performance cuantitativa siempre redunda en un mejor posicionamiento cualitativo. Hubo un dato sobresaliente al respecto y fue que en 2014 la COB, manteniendo su autonomía, se sumó al proyecto de cambio, dándole así al rumbo liberador una característica singular. Que una central obrera ubicada a la izquierda de un gobierno transformador, y que contando además con más de 2 millones de afiliados, se defina de tal forma, resulta un dato que no deja de sorprender a cualquier adepto al cambio social, fundamentalmente, los que no viven en Bolivia. La COB no dejó de señalar que de lo que se trataba era de aislar definitivamente a la derecha y transformar en irreversible lo alcanzado hasta la actualidad.

Desde octubre de 2013, Evo Morales instó a sus seguidores en cuanto a que a las presidenciales de un año después era necesario llegar a través de una gran movilización popular y que los principales artífices de ese triunfo no podían ser otros que los dirigentes locales. Principalmente debían ser los alcaldes pero también los líderes de los movimientos sociales. Es sabido que un liderazgo como el de Evo Morales es capaz de traccionar una marea de votos muy importante, aunque las representaciones locales no sean demasiado atractivas. Esto genera indudablemente un centralismo electoral que muchas veces provoca distensión en las gestiones municipales, y por ende un descuido de ellas. Total se va a ganar igual, piensan algunos, a los que sólo les importa mantener un cargo público. En tal sentido, Evo fue muy duro con respecto a ese tipo de displicencias y les tiró gran parte de la responsabilidad a los que deben acumular sufragios desde las bases mismas. El principal argumento era que ellos son los que mantienen una relación cotidiana con los ciudadanos, y a su vez que desde esos lugares también deben ser un ejemplo de gestión.

Teniendo en cuenta que la campaña se inició en octubre de 2013, y que el principal objetivo era sumar para las presidenciales de un año después, habría que pensar que resulta de gran importancia todo el trabajo realizado, ya que poco más de cinco meses después se realizarán las elecciones subnacionales, en las cuales se elegirán gobernadores, alcaldes, asambleístas y concejales.

En marzo el Mas- Ipsp intentará avanzar sobre las provincias que siempre le resultaron más esquivas, como lo es la región denominada la Media Luna (Santa Cruz, Tarija y Beni) En las elecciones anteriores el actual gobernador de Pando Luis Adolfo Flores Roberts pudo romper con la vieja hegemonía del ex prefecto Leopoldo Fernández.

El pasado lunes 29 de diciembre fue el último plazo para que las diferentes alianzas políticas presentaran las listas de los candidatos para marzo, ante el Tribunal Supremo Electoral (TSP). En referencia a la alianza oficialista, previo a ello el presidente les pidió a las organizaciones del Mas- Ipsp, calcar el tejido social en la lista de candidatos para los comicios. Según la Agencia Boliviana de Información (ABI) Evo dijo que “No sólo un sector social puede acaparar las candidaturas”, en relación a algunos roces y pugnas entre militantes del partido. “Hay que hacer el tejido social, todos los sectores sociales tienen que estar en la plancha” de candidatos, señaló el mandatario y lamentó que algunos grupos quieran imponer candidaturas bajo amenaza de iniciar bloqueos de caminos, una medida que promueve -dijo- gente infiltrada que elude el diálogo para consensuar los nombres de candidatos.

Queremos ganar las alcaldías, pero movilizándonos todos de manera conjunta para que sigan llegando obras”, remarcó Evo.

Por su parte el presidente del Senado y militante del Mas Eugenio Rojas, atribuyó los conflictos surgidos en el proceso de selección de candidatos del partido, a la democracia abierta y participativa que ejercen las organizaciones sociales. En el Mas “no se imponen los candidatos desde arriba (…), estamos construyendo una democracia más abierta, más participativa. Una elección desde las bases es complejo, difícil (y) nos va traer problemas, pero así es la democracia verdadera y es complejo llegar a un solo candidato en algunos lugares”, dijo.

Sin dudas un proceso complejo que pone en juego una vez más, la creatividad de las organizaciones populares, con el propósito de profundizar el proceso de cambio.

En cinco años

La soberanía alimentaria está cerca

Bolivia pretende ser un país libre de dependencia alimentaria. Así lo afirmó el presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Julio Roda, señalando que en unos cinco años se logrará ese cometido y que a su vez la expectativa es exportar la producción agropecuaria con valor agregado. Según ABI, el funcionario señaló que “máximo en cinco años, Bolivia va ser un país libre de dependencia alimentaria de otros países, va a ser un país soberano”, le dijo a una televisora local.

Esto cuadra con los datos del Viceministerio de Desarrollo Rural y Tierras, en los cuales se indica que la superficie de cultivos de producción creció en 2014 de 2,5 a 3,5 millones de hectáreas, y eso representa un 40% más que en 2013.

En la región de Santa Cruz, considerada la más próspera del país, la superficie cultivada llegó a 2,4 millones de hectáreas, de las que 1,2 millones le corresponden a la producción de soja y el resto a otros productos como arroz, trigo, sorgo, girasol, entre otros.

Según dijera el presidente de la CAO, “solamente nos falta trigo, nosotros necesitamos producir 160.000 hectáreas para cubrir la demanda nacional de trigo. Este año (por 2014) hemos tenido incremento en el 96% de productividad de trigo” resaltó, agregando que 2014 fue un año difícil por las intensas lluvias e inundaciones que afectaron a varias zonas productoras de alimentos, pero señaló que el desafío es superar las dificultades climáticas con más tecnificación, fertilización y siembra directa, entre otras medidas que deben contar con el apoyo del gobierno nacional.

La soberanía alimentaria es uno de los pilares a los que apunta la Agenda Patriótica del Bicentenario 2015, y que representa el principal programa de gobierno.

Osvaldo Drozd
Periodista

EL BOLÍVAR-DIVISA Y GOBERNAR OBEDECIENDO ¿SERÁN UN DIÁLOGO DE SORDOS?

29 Dic

Da tristeza, rabia, ganas de llorar ver las cifras macroeconómicas de nuestro país, y además tener que permanecer callados cuando vemos la campaña publicitaria sucia que comienzan los grupos oposicionistas u oímos a grupos de venezolanos despotricando por las colas, la falta inexplicable de productos del hogar, medicinas, alimentos, productos para bebés y hasta los producidos por nuestras nacientes empresas “socialistas”.

Bandera Venezuela petróleo

¿Por qué no se sigue el rumbo que nos marcó nuestro COMANDANTE ETERNO Hugo Chávez, para convertirnos en POTENCIA MUNDIAL?

¿Por qué el dólar sube de precio en relación al Bolívar, mientras pierde valor en el resto del mundo?

¿Por qué las economías de Bolivia y Ecuador crecen y la nuestra queda rezagada?

RESUMEN DE PROPUESTA: EL BOLÍVAR-DIVISA

Por Jairo Larotta

jairolarottas@gmail.com

+58 414 012.0922

+58 412 212.0922

Existen ciudadanos venezolanos de diferentes tendencias políticas, que coinciden en estas ideas sobre el mismo tema, todas en  beneficio de nuestra PATRIA VENEZUELA, entre otros tenemos:

GUSTAVO MÁRQUEZ MARÍN:    gamarquez2@yahoo.com

ALEJANDRO J. SUCRE:                 @alejandrojsucre

JORGE MIER HOFFMAN:             http://tedejo4.wordpress.com/

JAIRO LAROTTA:                           jairolarotta@gmail.com

HERNÁN LUIS TORRES NÚÑEZ:   htorresn@gmail.com

CÉSAR E. PRIETO OBERTO:          cepo39@gmail.com

Estoy seguro, que deben existir, otros miles de venezolanos que saben que esta sería la solución para crear una verdadera SOBERANÍA FINANCIERA, pero tienen temor a descubrirse públicamente; ya que al hacerlo serían rechazados inmediatamente por el partido político, gremio o federación al que pertenecen (de Gobierno o de Oposición).

¡Vamos Venezolanos!!! Dejemos la POLITIQUERÍA A LOS POLÍTICOS (de Gobierno o de oposición); que ellos sigan con sus discusiones estériles; y seamos nosotros los que vivimos de un sueldo los que enrumbemos a nuestra Nación a un nivel superior de Soberanía Financiera.

Aclaro que con esta propuesta, NO SE PROPONE dejar a Venezuela sin la posibilidad de poder implementar una política monetaria propia, TAMPOCO se le pide al gobierno que abandone su política de INVERSIÓN EN SOCIAL (al contrario, esta se vería fortalecida), TAMPOCO pretende adoptar una moneda extranjera para que tenga curso legal.

Entonces, ¿cuál es la alternativa de solución más conveniente?

  • La instauración del BOLÍVAR-DIVISA con paridad naciente igual al dólar de los EEUU, la propuse en Agosto de 2013 en:

http://www.aporrea.org/actualidad/a171432.html

http://www.aporrea.org/actualidad/a172540.html

  • Respaldar el BOLÍVAR-DIVISA con el oro negro, o sea con las reservas certificadas de petróleo usando el petróleo como patrón monetario.
  • Abrir el valor ponderado del BOLÍVAR-DIVISA con respecto a las divisas de pago de nuestro petróleo. Así el cambio del BOLÍVAR-DIVISA respecto al dólar de los EEUU, estará en función de las alícuotas de producción diaria de petróleo que compran a Venezuela los clientes con otras divisas (euros, yuanes, sucres). VENTAJA DEL BOLÍVAR-DIVISA.
  • Con el BOLÍVAR-DIVISA se toma el petróleo como patrón monetario, con una equivalencia amarrada al precio del barril de crudo.
  • El respaldo del BOLÍVAR-DIVISA es superior a los 30 millones de millones de dólares como reservas no operativas del BCV. Esto debido a las reservas certificadas de 300 mil millones de barriles de petróleo.
  • Así vendemos petróleo y bolívares como divisa, y como consecuencia nuestra moneda tenderá a ser aceptada en el mercado internacional como medio de pago.
  • Se estimula el ahorro del país porque incrementaría mes a mes el ingreso de la DIVISA-BOLÍVAR de acuerdo al volumen cada día mayor de nuestras exportaciones petroleras.
  • Salimos de la dependencia del dólar de nuestra economía, al ser impuesta la divisa venezolana en estas operaciones de venta de petróleo en BOLÍVARES-DIVISA.
  • Acabamos con la especulación del precio del dólar, reducimos la inflación a un dígito y aumentamos el poder adquisitivo de nuestro dinero en Venezuela.
  • Se establece el precio de nuestro petróleo como marcador, compitiendo con otros marcadores mundiales West Texas, Mar del Norte y OPEP.
  • El salario mínimo actual, pasará a equivaler 4.251,44 BsD o igual a 4.251,44 dólares, el más alto del continente. Por tanto no requiere ajuste por años.
  • Se aumenta automáticamente la gasolina a 0,10 USD el litro, igual a 0,10 BsD el litro. Se puede aumentar a 0,25 BsD litro sin ningún trauma. Disminuyendo el subsidio de PDVSA y el contrabando de extracción.
  • Para ajustar los precios y costos internos se deberá abrir temporalmente las importaciones durante tres años. De esta manera bajarán drásticamente los precios de alimentos, medicinas, vehículos, línea blanca, línea marrón, repuestos, materia prima para la industria nacional, otros bienes y servicios indispensables.
  • Al abrir la importación temporal sin licencias especiales, también se auto ajustan los precios de las viviendas, se auto ajusta el costo de la construcción, el costo del acero, del cemento, de los  materiales eléctricos, de  los materiales sanitarios, equipos, etc.
  • Se estimula la inversión extranjera en la industrialización y producción nacional, permitiendo ingresos de capitales e impidiendo su salida por 3 años.
  • Se fomenta la confianza en la economía nacional al poder abrir el libre cambio de nuestra moneda (BOLÍVAR-DIVISA), con las restricciones debidas para proteger nuestra economía.
  • Repatriación masiva de capitales en búsqueda de las mejores tasas de interés de nuestro país.
  • Venezuela, convertida en potencia mundial, entrará así en el primer mundo con una moneda-divisa sólida.

¿Cómo se revaluará el bolívar fuerte actual hasta llegar a igualar al dólar?

  • Proponemos revaluar el bolívar a razón de 3,18 céntimos de bolívar diario durante 365 días continuos.
  • De esta manera la economía se irá autoajustando lentamente sin trauma para todas las partes involucradas.
  • Una vez llegado al valor 1,00 Bs.F = 1,00 USD se instaurará por decreto el BOLÍVAR-DIVISA como tal.

¿Cómo se respaldará el circulante para convertirlo en BOLÍVARES-DIVISA?

  • Ese circulante de 959 mil millones de BOLÍVARES-DIVISAS es una gran masa monetaria. Para controlar la inflación ese circulante debe contraerse para lo cual el BCV deberá establecer las medidas ad-hoc durante un año para llegar aproximadamente a un circulante de 70 mil millones de dólares. De esta forma se equilibra el circulante con el PIB anual para evitar distorsiones.
  • Luego se instaurará por decreto el BOLÍVAR-DIVISA con el respaldo de las reservas petroleras de Venezuela, que son las más grandes del mundo. Para ello hay que respaldar el circulante dentro de un año que estimamos sea aprox. 70 mil millones de BOLÍVARES-DIVISA que ya para ese entonces serán 70 mil millones de dólares. Respaldamos el  circulante con el 0,21% de las RESERVAS NO OPERATIVAS de Venezuela estimadas en más de 30 millones de millones de dólares de los EEUU.
  • El respaldo del circulante BOLÍVAR-DIVISA se deberá convertir en BONOS SOBERANOS por 70 mil millones de dólares con vencimiento a 30 años. Cuando la producción petrolera llegue a 6 MM b/d para el 2019 el ingreso anual de Venezuela estará sobre los 220 mil millones.

Pregunto: ¿Tan dura era la moneda que durante la crisis energética de 1973-1974, EEUU, Europa y Japón aceptaban al bolívar venezolano como parte de la cesta de moneda que constituyeron los ‘derechos especiales de giro’, una especie de divisa creada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para atender los problemas de pago de países?

El bolívar petrolero sería una moneda no fiduciaria diferente al dólar. El bolívar petrolero estaría respaldado por las reservas más cuantiosas de petróleo del mundo que están en Venezuela.

Adicionalmente, el bolívar petrolero podría estar respaldado por el gas, un hidrocarburo gaseoso del cual Venezuela ostenta el 5to lugar en reservas certificadas más grandes del planeta. Aspirar que nuestro petróleo se convierta en un precio marcador regional (benchmarker) expresado en bolívares, es una necesidad regional suramericana, compartiendo con otros precios marcadores petroleros de otras regiones como el West Texas, el Mar del Norte, el OPEP.

Si no logramos salir de esta crisis con medidas económicas coherentes, controles rígidos por parte del Estado, y castigo ejemplar a los corruptos, el resto del mundo recordará a los venezolanos, como un pueblo que padecía el “SÍNDROME DE LOS MÚSICOS DEL TITANIC“… ellos continuaban tocando mientras el barco se hundían.

¿QUIÉNES SE BENEFICIAN CON LAS DEVALUACIONES?

1) Las altas esferas del gobierno de turno y cómplices políticos, quienes adquieren dólares para luego cambiarlos por bolívares devaluados y obtener ganancias ilimitadas. (LOS ANTERIORES,  LOS ACTUALES  Y  LOS QUE VENDRÁN).

2) Los banqueros, que tienen el privilegio de adquirir en el Banco Central de Venezuela los dólares, que son de los venezolanos ya que provenientes del petróleo, para luego revenderlos a los mismos venezolanos a precios exorbitantes.

3) Los inversionistas extranjeros que pueden adquirir por menos de su valor en dólares, bienes muebles e inmuebles (activos) a precios en bolívares devaluados y rematados en la privatización.

4) La oligarquía (viejas y nuevas) que ha depositado sus dólares en el exterior, y obtienen jugosas ganancias por la venta de los dólares en un negocio mil millonario… Todo un negocio a costa de los dólares que son de los venezolanos, que nos hace recordar al Libertador: “La Providencia misma no puede permitir que el robo, la traición y la intriga triunfen del patriotismo y de la rectitud más pura”.

Impulsemos “un referéndum consultivo vinculante para aprobar una LEY, que sea respetada por este gobierno y los próximos gobiernos que vengan, donde se mantenga el BOLÍVAR COMO DIVISA internacional con respaldo de nuestras reservas de Oro, petróleo, gas y demás minerales en nuestro tierra“… LEY que se convierta en POLÍTICA DE ESTADO PARA SER CUMPLIDA POR CUALQUIER GOBIERNO DE TURNO.

Para ver la propuesta da click AQUÍ

POSTDATA:

BOLIVIA está REVALUANDO SU MONEDA SIN PERDER SU SOBERANÍA.

http://actualidad.rt.com/video/actualidad/view/144125-eeuu-bolivia-logra-reducir-pobreza

http://actualidad.rt.com/actualidad/view/133114-plan-morales-bolivia-papel-clave-latinoamerica

ECUADOR: “Según los funcionarios del banco central de Ecuador, la moneda, que todavía no tiene nombre, convivirá con el dólar estadounidense y estará dirigida a las personas que no pueden permitirse servicios bancarios tradicionales.

http://actualidad.rt.com/ultima_hora/view/138732-ecuador-primero-divisa-digital-oficial

Por: JAIRO LAROTTA
jairolarotta@gmail.com

.
COMENTARIOS Y OTRAS NOTAS

Lamentablemente amigo Martín, las autoridades económicas gubernamentales NO OYEN. Simplemente revise en aporrea los artículos y las fechas de ellos.

He escrito con suficiente anticipación las propuestas del BOLÍVAR-DIVISA para VENDER EL PETROLEO EN BOLÍVARES y siento que es un diálogo sordo.  Nadie es profeta en su tierra.

Esto salió hoy 29-12-2014 en la sección Economía de RT:   http://actualidad.rt.com/economia   donde menciona el comercio bilateral China-Rusia cada una en sus monedas, sin el dólar.

Solo para demostrar esto, anexo un pronóstico cumplido hace más de un mes, que al mismo Walter Martínez sorprendió (ver anexo).

Creo que ES URGENTE tomar las riendas económicas para salvar al país.  No tengo acceso al Presidente Maduro y solo ustedes podrían presionar para entrevistarme y aclarar directamente con él varias de estas propuestas. En otro mail wetransfer una entrevista de las tantas que me ha hecho la Voz de Rusia.

Saludos,
Jairo Larotta

.

De: Walter Martínez [mailto:walterdossier@gmail.com]
Enviado el: Miércoles, 12 de Noviembre de 2014 12:29 a.m.
Para: Jairo Larotta
Asunto: Re: Cosas veredes amigo Sancho…

Estimado compatriota Jairo:

La cantidad de correos que recibo me impide ser más extenso, pero creí justo hacerte un reconocimiento por tu adelanto en el diagnóstico de la situación de las monedas de China y Rusia y por los eventuales acuerdos entre ambas potencias. ¡Felicitaciones!

Te mando un gran abrazo de Patria Grande Latinoamericana-Caribeña.
Sinceramente,
Walter

El 11 de noviembre de 2014, 11:20, Jairo Larotta <jairolarottas@gmail.com> escribió:

Esta noticia salió hoy por RT:
http://actualidad.rt.com/actualidad/view/146524-putin-rusia-monedasacuerdos-china?utm_source=EmailMessage&utm_medium=Email&utm_campaign=Email_weekly

Este artículo lo escribí hace 8 meses (12-03-2014):
http://www.aporrea.org/actualidad/a184093.html

LA MUD PIERDE HASTA AL CONGRESO DE SU PAÍS MENTAL

21 Oct

Miembros del Congreso reaccionan, por primera vez en años, contra la política fallida del gobierno de Obama hacia América Latina

Se cae el gigante

En lo que constituye una impresionante irrupción de cordura en Washington, existe finalmente cierta reacción por parte del Congreso contra la extrema derecha y el “centro” en cuanto a la política de los EEUU hacia Venezuela y América Latina – algo que no había ocurrido bajo la sombra del macartismo que ha prevalecido durante años. Una carta de miembros del Congreso dirigida este martes al Presidente Obama expresó un fuerte rechazo hacia la legislación que impondrá sanciones económicas contra funcionarios venezolanos. En un año electoral en el que los políticos no ganan nada poniéndole un parado a los bravucones del recién fusionado lobby anti-cubano y anti-venezolano, este hecho es significativo. Pero aún más impactantes fueron algunos de los puntos presentados en la misiva con relación a la política de los EEUU en la región.

Los miembros del Congreso destacaron que el gobierno de los EEUU habitualmente “toma en cuenta las opiniones de los gobiernos de Europa o África en esas regiones”, y plantearon que se hiciera lo mismo con América Latina. Ahora bien, esto puede parecer un lugar común, pero la Casa Blanca y el Departamento de Estado toman decisiones y acciones de forma cotidiana sobre asuntos regionales sin consulta alguna a otros gobiernos. Como ejemplo está la decisión inicial por parte del Secretario de Estado, John Kerry, de no reconocer los resultados de la elección presidencial del año pasado en Venezuela – que luego tuvo que revertir bajo la presión de Suramérica. Las varias acciones por parte del gobierno de EEUU en apoyo al gobierno golpista de Honduras en el 2009 – y que fueron fuertemente rechazadas en la región – son otro ejemplo más de las acciones unilaterales que han originado tanto resentimiento en el hemisferio.

En un gesto que sin duda enfurecerá a la derecha, la carta también pidió que el gobierno de Obama aceptara al embajador de Venezuela y designara al suyo para Venezuela. Los miembros del Congreso también resaltaron:

La Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), la Comunidad del Caribe (CARICOM) y la Organización de los Estados Americanos (por un voto de 29 a 3) todas han emitido declaraciones que brindan su apoyo de diversas formas al gobierno venezolano y hacen un llamado a respetar las instituciones democráticas del país. Varios presidentes y gobiernos, incluyendo a Michelle Bachelet de Chile, han hecho advertencias públicas contra los intentos de derrocar por la fuerza al gobierno democráticamente electo de Venezuela.

Recalcamos que se trata de un intento por insertar los puntos de vista de la mayoría de los gobiernos en el hemisferio en el discurso público, una singularidad en el Congreso. UNASUR emitió un comunicado [PDF] la semana pasada donde “rechaza la iniciativa legislativa que persigue imponer sanciones unilaterales a funcionarios del Estado venezolano, lo cual vulnera el principio de no intervención en los asuntos internos de otros Estados, afecta negativamente este diálogo y es un obstáculo para que el pueblo venezolano pueda superar sus dificultades con independencia, en paz y democracia.”

Lo que hace tan importante esta comunicación es que representa el primer reconocimiento por parte los miembros del Congreso – incluyendo a figuras del liderazgo democráta, como Jan Schakowsky (Coordinador adjunto en jefe), John Conyers (demócrata de rango en el Comité judicial de la Casa) y Jim McGovern (copresidente de la Comisión Tom Lantos para los Derechos humanos) – de que la hostilidad de EEUU hacia Venezuela está aislando a Washington en el hemisferio. Por supuesto, cualquiera que no haya estado en un coma durante los últimos 12 años debería saberlo. Sin embargo, la política exterior de los EEUU está sumida en la negación.

Esta iniciativa en particular, de imponer sanciones económicas a funcionarios venezolanos, emana de la extrema derecha del espectro político acá: una alianza de neoconservadores y del lobby anti-cubano/anti-venezolano. El gobierno de Obama se opuso a estas sanciones durante una audiencia en el Senado el 8 de mayo sobre la legislación. La audiencia se asemejó a un circo, teniendo apenas como testigos invitados a conocidos aborrecedores de Venezuela – lo cual no sorprende, puesto que el presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado, el senador Robert Menéndez, es un obsesionado de línea dura con el cambio de régimen en Cuba. (También se ha visto involucrado en un par de escándalos de tráfico de influencias en el transcurso del año, donde uno de los mayores contribuyentes a su campaña – un doctor de Miami a quien el senador le ha hecho favores – alcanzó un record nacional de más de $20 millones recibidos en un año del programa nacional de seguro de salud, Medicare).

La fractura entre la gestión de Obama y varios dinosaurios en el Congreso reflejó la fractura dentro de la oposición en Venezuela. En su testimonio ante el Senado, la más alta funcionaria del Departamento de Estado para el hemisferio, Roberta Jacobson, se opuso a las sanciones, sosteniendo que sus aliados en Venezuela no las suscriben. Por el contrario, senadores como Menéndez y Marco Rubio, simpatizaron más con quienes en la oposición boicotean el diálogo y buscan el derrocamiento del gobierno.

Pero esta fractura es ante todo táctica – por lo menos en Washington – y el Secretario de Estado de EEUU, John Kerry, ha alternado entre dar su apoyo a una u otra facción de la oposición. La semana pasada asomó que posiblemente apoyaría las sanciones.

Los esfuerzos de Washington para desestabilizar al gobierno de Venezuela durante los últimos 12 años nunca han sido una serie de eventos aislados, sino que forman parte de una estrategia general de “contención” y “repliegue” en la región. Hasta el día de hoy, el establishment de la política exterior acá todavía no ha aceptado que el giro de la región hacia gobiernos más independientes y de izquierda supone un cambio permanente, como lo fue la superación de las dictaduras durante la última década del siglo 20. Por supuesto que Venezuela es un blanco grande, ya que reposa sobre las más grandes reservas de petróleo del mundo, y como consecuencia siempre será un actor clave en la región. Pero Washington quisiera deshacerse de todos los gobiernos de izquierda, y esa gente lo ve como una meta realista en el mediano a largo plazo.

Por estas razones, la misiva de los congresistas esta semana representa un avance decisivo, al reconocer que la política de EEUU hacia Venezuela forma parte de una estrategia general cuyo efecto ha sido el creciente aislamiento de EEUU en la región. Los EEUU no cuentan con embajadores ni en Bolivia ni en Ecuador, además de Venezuela, y sus relaciones con Brasil han estado en su punto más bajo durante décadas, mucho peores que en los años Bush. Si estos miembros del Congreso provocan un nuevo debate, el gobierno de Obama – y sus aliados de derecha – con seguridad lo perderá.

Mark Weisbrot
Codirector del Centro de Investigación en Economía y Política en Washington, D.C. También es Presidente de Just Foreign Policy (www.justforeignpolicy.org )
Con información de: http://www.cepr.net/index.php/other-languages/spanish-op-eds/miembros-del-congreso-reaccionan-por-primera-vez-en-anos-contra-la-politica-fallida-del-gobierno-de-obama-hacia-america-latina

Entrevista a Teresa Forcades

13 Sep

Un año antes de la aparición de Podemos o de los diferentes procesos de confluencia ciudadana inspirados por Guanyem Barcelona, Teresa Forcades lanzó el Procés Constituent junto a Arcadi Oliveres, con el fin de de aglutinar la izquierda fuera de las siglas tradicionales. El objetivo era acceder al Govern de la Generalitat y lanzar un proceso constituyente en Catalunya tras las elecciones autonómicas de 2016. Atiende a Público desde Berlín, un paso más de un viaje que le ha llevado por varios países europeos en los que ha compartido su idea de una Catalunya anticapitalista e independiente con otras fuerzas progresistas.

Teresa Forcades

¿Cómo afronta el Procés Constituent el arranque de este nuevo curso político?

En Catalunya tenemos un reto inmediato que es esta consulta que se ha convocado desde el Govern y que el Gobierno español ya ha anunciado que va a declarar ilegal. El Procés Constituent se basa en la movilización ciudadana y esta movilización es la que está impulsando desde abajo el proceso soberanista. El resto es ver qué va a ocurrir con la movilización ciudadana ante esta respuesta institucional, que es previsible que será deslegitimar el proceso. Mi deseo, el deseo del Procés Constituent es que sea un momento de movilización ciudadana fuerte, que desemboque en cambios políticos importantes.

¿Qué espera de la próxima Diada?

Desde el Procés Constituent lo que queremos es enfatizar el componente social de la movilización del 11-S. Parece que desde el resto del Estado español se ve el 11- S como una reivindicación nacional o de tipo nacionalista y esto evidentemente está en el origen de ella, pero no es solamente esto. Ya el año pasado convocamos a los que desearan unirse alrededor de La Caixa, que tomamos como símbolo del poder financiero catalán para reivindicar que queríamos una Catalunya independiente con unas prioridades distintas, donde la justicia social tenga preeminencia por encima de los intereses de las grandes empresas. Este año el Procés Constituent invita a todo el mundo a congregarse en la parte del trayecto propuesto por la Asamblea Nacional de Catalunya (ANC), que queda delante del Deutsche Bank, y delante de un monumento que se ha convertido en un símbolo franquista, el monolito del paseo de Gracia. Es una crítica a una democracia que consideramos como insuficiente, y donde el poder económico desgraciadamente se sitúa por encima del poder político en las mal llamadas democracias europeas.

Usted renunció a presentarse como candidata en unas elecciones o a dirigir un partido político ¿Qué opina de las críticas al personalismo de otras iniciativas como Podemos o Guanyem Barcelona?

Es cierto que existe este polo de atracción concentrado en una persona. En Podemos está Pablo Iglesias y en Guanyem Ada Colau. En ambos casos creo que esos líderes son muy conscientes de esto y que su deseo es poner ese liderazgo al servicio de una estructura transversal. Es decir, no pretenden crear estructuras autoritarias basadas en su liderazgo carismático sino que empiezan con eso para que sirva de palanca para promover una organización horizontal. Yo me alegro en ambos caso porque parece que para todo lo que sería los movimientos de izquierdas a nivel europeo y quizá también a nivel mundial, el desafío es cómo despertar o sacar de la apatía o de la sensación de fracaso a quien desea un cambio de ruptura a nivel político; eso es el reto principal y esto parece que con figuras carismáticas se consigue. Ahí el reto es preguntarse ¿Nos vamos a quedar admirando al líder o vamos a intentar crear esa transversalidad? Si se podemos crear esa transversalidad, bienvenido sea el inicio carismático.

En su manifiesto proponen un conjunto de medidas anticapitalistas, tales como expropiar la banca privada, que no se ha dado en ningún otro país del mundo ¿Hay algún modelo a seguir?

Los pasos de nuestro manifiesto no son para darlos de forma inmediata, es necesario un proceso. Es cierto que no hay ningún otro país que yo vea como modelo para copiar, pero sí hay unos cuantos países de los que podríamos y deberíamos aprender. Un ejemplo es Islandia, no es ningún paraíso, pero dijo ‘No’ a las medidas de austeridad de la Troika. Eso ha hecho que en Islandia no existe la deuda que existe en este momento en España. Como ya hemos aceptado la deuda entonces tenemos que girarnos hacia otro país, como es Ecuador, que tampoco es ningún paraíso, pero ha sido capaz de hacer una auditoría de su deuda, distinguiendo entre deuda legítima e ilegítima y se ha sacado de encima la deuda ilegítima. Luego tenemos otro país, Venezuela, en el que por mi experiencia (he estado allí cuatro veces), las personas sencillas, de la calle, tienen un sentido de responsabilidad política. Podemos ha sido un fenómeno importante en ese sentido, porque muchas personas que se encontraban al margen de la política se sienten capaces de participar en ella de una forma significativa. Por último podríamos poner a Bolivia también como ejemplo porque tiene una Constitución que permite lo que ni la nuestra ni ninguna constitución europea permite: convocar una asamblea constituyente desde abajo. Esto es fundamental, porque toda la legitimidad de las instituciones en una democracia real proviene de la voluntad popular, y lo que ocurre en nuestra democracia es que la voluntad popular se ha dotado de unas instituciones y ahora estas instituciones, el Parlamento, las Cortes y también los ayuntamientos, tienen secuestrado al poder popular puesto que no se pueden deslegitimar si no es desde ellas mismas.

Por eso es muy importante que en nuestro país una de las primeras medidas de cambio sea eliminar el blindaje de las instituciones que nacen del pueblo pero luego actúan a espaldas de él, al margen de la voluntad popular.

¿Cómo sería el primer día de un gobierno dirigido por un ideario como el del Procés Constituent?

Lo más urgente es el tema de la deuda. Cuestionar la deuda a la que nos hemos comprometido través de nuestros gobernantes y que provoca una situación económica de estancamiento, la imposibilidad de desarrollo económico. Con esa deuda encima es imposible que España, y Catalunya, que forma parte de esta deuda igualmente, tenga un futuro económico de prosperidad. Hemos visto un ejemplo clarísimo en Latinoamérica en estos años, donde han aceptado esa deuda impuesta en su caso, al igual que en el nuestro, por el Fondo Monetario Internacional, pasando en nuestro caso por la llamada Troika europea, es un mecanismo económico que de hecho crea una situación conocida como neocolonialismo. Las riquezas de un país y la capacidad de trabajo de las personas que habitan ese país se ven imposibilitadas de revertir a favor de ese país porque son expoliadas, deben dedicarse al pago de esa deuda y del interés.

Los fondos obtenidos del rechazo de la deuda ilegítima se deberían invertir inmediatamente en medidas de choque para revertir todos los recortes que están creando un riesgo de exclusión y pobreza para un 30% de la población. En España, casi una persona de cada tres tiene riesgo de exclusión: dificultades para llegar a final de mes, problemas con el alquiler de la vivienda. Atender a esas personas con vulnerabilidad debería ser la primera la primera medida de un Gobierno con conciencia social.

Otra de ellas sería combatir el fraude fiscal. En España permitimos que se evadan impuestos por un valor casi equivalente al de los recortes en prestaciones sociales. Esto tiene que ser radical. No puede existir el fraude fiscal de las grandes empresas, que en muchos casos está amparado por leyes injustas. Hay que hacer una reforma para que las grandes empresas no puedan evadir ese capital que debería estar dando réditos en España.

Otra prioridad es la sanidad. Yo soy médico y para mí es un escándalo pensar que en el año 2000, España era la séptima en el ránking de la Organización Mundial de la Salud en cuanto a sistemas sanitarios de máxima calidad. En ese mismo ránking EEUU ocupaba el lugar 37, y Alemania, el 25. Este excelente sistema sanitario que teníamos está siendo desmantelado a marchas forzadas con resultados nefastos para la población: Incremento de la mortalidad y de la morbilidad. Este es otro de los frentes urgentísimos que este nuevo Gobierno debería afrontar, que a mi entender tendría mucho trabajo.

Artur Mas ha planteado una Catalunya independiente pero dentro de la UE. ¿Sería posible llevar a cabo esta batería de medidas si Catalunya siguiera como miembro de la UE?

Hay países que forman parte de Europa pero que no forman parte de la UE, que más que una unión social y política es una unión cuya principal prioridad son los intereses comerciales de unas grandes corporaciones. Por tanto el miedo a salirse de la UE o, si se diera el caso, salir del euro, es infundado porque no es equivalente a desaparecer de Europa, desaparecer del mapa y dejar de tener relaciones comerciales con nuestros socios europeos. Hay países en Europa que forman parte de la UE, que no están en el euro y en cambio tienen la posibilidad de comerciar con los países de la eurozona. Esto no se puede improvisar, sino que se debería ver con medidas concretas cuál es la prioridad. Rechazar la deuda ilegítima es irrenunciable. Si es posible auditar la deuda y mantener las relaciones comerciales con la Unión Europea podría ser una posibilidad, pero tal y como funciona la UE a nivel de toma de decisiones, yo creo que el proyecto de una ruptura con el actual marco neoliberal pasa en ese momento por dos posibilidades: salir de la Unión o bien unirse con otras propuestas dentro de la UE que también son de ruptura. Tenemos a Syriza en Grecia, con posibilidades de gobernar en las próximas elecciones. Este verano he estado en otros países (Alemania, Italia, Croacia) donde he podido comprobar que también existe el deseo de base de crear una unión de las fuerzas progresistas dentro de la UE.

Un país aislado, España o Catalunya en su caso, no puede llevar a cabo este programa de mayor justicia social, está claro, pero vamos a trabajar por él, cada uno desde su lugar.

En los últimos tiempos han tomado fuerza en España iniciativas con propuestas similares a las del Procés Constituent, que plantean abrir un proceso constituyente, que revise el modelo territorial o la jefatura del Estado ¿Tendría hueco Catalunya en una España republicana y alejada de las lógicas de los mercados?

El proyecto de Catalunya independiente yo lo veo desde un punto de vista estratégico, porque ahora estamos dentro de un conjunto político, que es la España actual, que no obedece los principios de justicia social que a mí me gustaría ver implementados, pero más allá de eso, yo creo en la bondad de unidades políticas cuanto más pequeñas mejor. Por eso mi apuesta personal es por una Catalunya independiente anticapitalista con una España de vecina gobernada por un proceso de ruptura como el que propone Podemos. Creo que esa relación de vecinaje sería espléndida. Desde esta relación podríamos entablar un polo en el sur de Europa que pudiera ser un aliciente para otros procesos en otros países, que están mirando con mucha atención lo que ocurre en España, para ver si pueden tomar fuerza de lo que ocurra en este proceso.

¿Qué le parece la actuación de Artur Mas en el proceso de convocatoria de la consulta soberanista?

En estos momentos Artur Mas está hablando de la consulta como si esta se fuera a realizar. Yo dudo que esto sea la realidad, puesto que él ha dejado claro que no se va a enfrentar con el Gobierno central, que por su parte ya ha dicho que la va a ilegalizar. Yo no entiendo este juego de declaraciones políticas a no ser que se trate de llegar a una inevitabilidad de hechos consumados y de retrasar al máximo el caos político que se originará en el momento en que declare que no se va a hacer la consulta. Desearía que desde el Govern de la Generalitat hubiera una respuesta de desobediencia frente a esta posición del Gobierno central, pero no confío en que el Govern actual, con Artur Mas a la cabeza, se atreva a hacerlo.

¿Cree que Artur Mas llevará a cabo la consulta?

Si se prohíbe desde el Gobierno central, yo creo que no.

¿Qué opina del papel que está desempeñando Mariano Rajoy?

Creo que no está cumpliendo su papel. El Gobierno de España debería reconocer que tenemos un problema en nuestra Constitución, que tiene un déficit democrático fundamental ya que prohíbe ejercer el derecho de autodeterminación de los pueblos, que está reconocido por el derecho internacional. El trabajo de un Gobierno central, sea de derechas o de izquierdas, es garantizar la democracia de su sistema y de su marco de actuación. Si se da cuenta de que hay un déficit democrático en su constitución se debería promover un cambio desde el propio Gobierno central para que los referéndums a favor de la autodeterminación sean posibles, como lo son en cualquier país democrático.

¿Cree que el escándalo alrededor de la familia Pujol afectará al proceso soberanista?

Creo que es una oportunidad para separar el proceso de independencia de los intereses de unas determinadas oligarquías catalanas, de la derecha en definitiva, pero sobre todo de unas determinadas familias que quieren un proceso instrumentalizado desde unos intereses de clase y que desean una Catalunya independiente para poder controlar mejor los flujos de dinero en ella e incrementar la sensación de ‘feudo’. Esto no se corresponde con la realidad, ya que el proceso soberanista ha nacido en la base y las consultas que lo empezaron en Arenys de Munt no fueron promovidas desde la Generalitat ni mucho menos, y en cambio hemos tenido Governs dominados por partidos supuestamente nacionalistas que siempre han apoyado al Gobierno central cuando este ha sido conservador. Es el momento de separar el proceso independentista de la figura de Pujol y de su partido, Convergencia i Unió, que ha gobernado la Generalitat durante tantos años que se ha llegado casi a identificar con el país.

Usted ganó popularidad gracias a un vídeo en el que criticaba la actuación de las farmacéuticas en el caso de la gripe A ¿Qué ha llevado a una monja de un convento de Monserrat a hacer política y proponer un cambio tan profundo como el que propone el Procés Constituent?

Para mí es un compromiso con el Evangelio, donde hay una llamada clara a la justicia social, a priorizar a las personas que más sufren y a no aceptar pasivamente que el mundo se “La izquierda es una mayoría social, pero sin un polo aglutinador no logra darle la vuelta al sistema en las urnas “divida” entre ricos y pobres. Mi propia fe me lleva a cuestionar esto, si hay gente con más y gente con menos, lo que tenemos que hacer es organizarnos para repartir. A partir del vídeo de la gripe A yo me encuentro con una popularidad relativa e incluso creciente en mi entorno más inmediato y gracias a esa popularidad, me piden en un momento dado si podría ayudar con ello a empezar un movimiento político cuyo objetivo es trabajar por una confluencia en las izquierdas, porque estamos convencidos que es una mayoría social. Pero si esta mayoría social no tiene un polo aglutinador y se convierte en un frente no uniforme, sino unitario, entendiéndolo en este caso como plural, no consigue darle la vuelta al sistema político en las urnas.

Relacionó sus estudios teológicos con el feminismo. ¿Cómo explicaría a una mujer no creyente que puede defender su libertad y sus derechos tras los muros de un convento?

Es una pregunta interesante. Creo que hay un estereotipo que no se corresponde con mi experiencia. Lo primero, me gustaría dejar claro que no estoy de acuerdo con la estructura actual de la Iglesia católica, patriarcal, que reserva la toma de decisiones a los varones. Yo formo parte de esa estructura patriarcal, pero desde dentro trabajo para que esto cambie y desearía que cambiara de forma urgentísima.

Una vez dicho esto, quiero remarcar que dentro de esa estructura ha habido una serie de mujeres en la historia que han tenido iniciativas de las cuales hasta el día de hoy, y hace muchos siglos que empezaron, se recuerda el nombre de esas mujeres, no solo en los libros de historia sino que su recuerdo está vivo en las instituciones que ellas crearon. Yo no encuentro un paralelo a esto en la sociedad civil. ¿Cuántas instituciones conoce usted que hayan sido empezadas por mujeres en la época medieval y duren hasta hoy? Estoy pensando en Clara de Asís, o en Teresa de Ávila ya en el inicio de la modernidad. Hoy en día esto sigue pesando. Sigue habiendo mujeres que tienen iniciativas de tipo social y cultural que encuentran una institución donde es posible que estas iniciativas se recojan, se continúen y haya grupos de mujeres que las tiren adelante. Mi monasterio está activo desde el siglo XIII. En esta comunidad viven un grupo de mujeres, ahora somos 30 pero han llegado a ser hasta 80, donde para mí y para muchas otras mujeres es posible experimentar una libertad real, en el día a día, donde los estereotipos patriarcales tienen menos importancia que en otros ámbitos donde yo he trabajado, como por ejemplo en los hospitales o en la universidad.

publico.es
Tomado de: http://ojopelao.com/entrevista-a-teresa-forcades/

Denuncia urgente: descubierto “Plan Uribe”

27 May

En Colombia, si Zuluaga gana las elecciones nombrará como vicepresidente a su jefe Varito y luego de un par de meses Zuluaga renunciará para que asuma la presidencia el vice, su jefe, es decir Álvaro Uribe Vélez.

Zuluaga - Vélez

En el restaurant El Versalles en Miami, durante un acto de recolección de fondos para la campaña de Zuluaga, alguien grabó una conversación confidencial donde un alto político colombiano y un banquero venezolano le confiaron a dos políticos, un cubanoamericano y un venezolano, el plan que ha sido denunciado por quien grabó la conversación. ¿Quién lo hizo? no lo sabemos, pero fuentes muy confiables, han asegurado a varios colegas que el plan es firme y la conversación es real. La lectura que hacemos de las declaraciones de Zuluaga celebrando su triunfo, envían un mensaje muy claro, al prometer a su jefe levantar sus banderas, y vienen a confirmar la denuncia del plan de marras.

Detener la ofensiva de Uribe es primordial para preservar la paz en la región.

Como muy bien lo expresó el candidato de derecha Santos, la próxima segunda vuelta significa escoger entre el fin de la guerra o una guerra sin fin.

Uribe Vélez representa la ultraderecha del pentágono y querámoslo o no, debemos apoyar el voto que impida su ascenso a la presidencia de Colombia, que según esta denuncia de un plan ya pre-establecido, donde el candidato Zuluaga renunciará después de nombrar a Uribe vicepresidente, para que este asuma la presidencia de Colombia, es realmente alarmante.

Uribe es y será nuestro peor enemigo.

Los planes son más ominosos todavía

De concretarse el plan de retornar a “Varito” al poder en Colombia, su objetivo será provocar una guerra entre Colombia, Ecuador y Venezuela. Luego, con el loable propósito de llevar la paz al continente, y redactada por USA, le tocará a Canadá presentar una resolución en la OEA para la creación de una Fuerza de Paz Interamericana. Dicha fuerza estará compuesta mayoritariamente por soldados colombianos, y será comandada por USA, con modestos aportes de Canadá, México, Honduras, Guatemala, Perú, Chile y Paraguay. Bolivia, Argentina, Uruguay y Brasil no serán invitados a la fiesta. Una vez en el terreno (Venezuela y Ecuador) la fuerza Interamericana de Paz se dedicará a pacificar el conflicto mediante el ataque, para el posterior desarme de los ejércitos venezolanos y ecuatorianos.

Posteriormente vendrán las negociaciones al estilo mafia y serán obligados a renunciar los presidentes de Venezuela  Maduro, y de Ecuador Correa. En ambos países, como resultado de las negociaciones, serán instalados gobiernos de transición democrática que estarán comprometidos a llamar a elecciones libres y democráticas dentro de un año. Las fuerzas Interamericanas abandonarán Ecuador y Venezuela luego de haber formado, armado y entrenado a los nuevos ejércitos y policías nacionales en ambos países.

Exxon-Mobile tiene las manos metidas hasta el hombro en esta trama, así como los banqueros judíos ecuatorianos y los banqueros venezolanos prófugos, exiliados en USA. Bolivia está siendo considerada como un posible daño colateral; o sea, cambio de régimen. “Varito” quiere congraciarse con sus amos del norte y está dispuesto a todo con tal de cumplir sus deseos. Algunos, muy pocos, altos miembros de la oligarquía, y miembros de la oposición venezolana conocen el plan.

ARTICULO 203. A falta del Vicepresidente cuando estuviera ejerciendo la Presidencia, ésta será asumida por un Ministro en el orden que establezca la ley.

La persona que de conformidad con este artículo reemplace al Presidente, pertenecerá a su mismo partido o movimiento y ejercerá la Presidencia hasta cuando el Congreso, por derecho propio, dentro de los treinta días siguientes a la fecha en que se produzca la vacancia presidencial, elija al Vicepresidente, quien tomará posesión de la Presidencia de la República.

ARTICULO 204. Para ser elegido Vicepresidente se requieren las mismas calidades que para ser Presidente de la República.

El Vicepresidente podrá ser reelegido para el período siguiente si integra la misma fórmula del Presidente en ejercicio.

El Vicepresidente podrá ser elegido Presidente de la República para el período siguiente cuando el Presidente en ejercicio no se presente como candidato.

(Artículo Modificado por Decreto 2310 de 2004)

ARTICULO 205. En caso de falta absoluta del Vicepresidente, el Congreso se reunirá por derecho propio, o por convocatoria del Presidente de la República, a fin de elegir a quien haya de remplazarlo para el resto del período. Son faltas absolutas del Vicepresidente: su muerte, su renuncia aceptada y la incapacidad física permanente reconocida por el Congreso.

COLOMBIA ELIGE ENTRE EL FIN DE LA GUERRA O UNA GUERRA SIN FIN

Juan Manuel Santos

Raúl Bracho
brachoraul@gmail.com
@hombrenuevo

SE EQUIVOCARON DE PAÍS Y DE PUEBLO

15 Abr

El día jueves 3 de abril por la noche asistí a un foro organizado por la Fundación de Apoyo al Parlamento y a la Participación Ciudadana (FUNDAPPAC), en el hotel Radisson. El tema del foro: “¿Mestizaje o Indianización?”. Invitados especiales como el filósofo liberal de derecha H.C.F. Mancilla y el defensor a ultranza del mestizaje Carlos de Mesa. Todo esto financiado por la institución alemana Konrad Adenauer Stiftung.

Mestizajecambio-Arquitectonico-y-Lenguaje-descubrimiento-de-America

Al inicio del foro tomando la palabra el ex parlamentario Armando de la Parra, como director de la Fundación, puso un manto de nebulosa y desorientación (muy típico de estos personajes) expresando que los cambios en Bolivia son nebulosos y nada claros. Dudas explicables por supuesto de quiénes se han equivocado de país. Y que pertenecen a esas cúpulas coloniales, racistas, pigmentocráticas y que seguirán debatiendo (para conseguir financiamientos y vivir bien) sus dudas existenciales y clasistas coloniales. Palabras y palabritas para quedar bien ante los financiadores, y seguir en los ritos de la confusión ante lo evidente: que este país no los necesita, que nunca los necesitó y que su presencia es artificial y absolutamente negativa en nuestras historias. Que los resultados históricos de sus manejos del estado republicano, son catastróficos, crueles, de saqueo y expoliación de nuestros recursos. Y su complicidad es definitivamente brutal.

El filósofo Mancilla siguió no más con su mismo discurso, que escucho hace 20 años y no ha cambiado un ápice, defendiendo con loas y glorias a la civilización occidental. A la modernidad a quién le da todos los triunfos de la existencia humana. Claro, para este filósofo lo poco que han hechos nuestras civilización no tienen crédito ante la magnificencia y gloriosa civilización occidental. Lo nuestro es sólo atraso, cavernario, populista, gesta de grupos incivilizados, salvajes y poco educados. Que no se igualan a los occidentales. Aunque el citado filósofo fue muy pulcro, elocuente, incluso con rima y fino exponente de su posición existencial. En seguida vino Carlos de Mesa. Mucho más frágil intelectualmente, pero más político también. Intentando ganarse a la audiencia de clases altas y medias mayormente, con el argumento de que tenemos no más que hacer de tripas corazón, para entendernos entre colonizados y colonizadores y hacernos mestizos. Argumentos sin asidero científico e histórico; pero a tanta insistencia de este señor se escuchan por los pasillos de los foros y los encuentros de este tipo.

A fuerza de sangre y pulsaciones de nuestra memoria larga, al menos se ha logrado arrancar este proceso, de manos de esos grupos (que hoy se dedican a especular de esto en fundaciones gringas) racistas y coloniales. Estos territorios que son nuestros desde hace miles y miles de años. Que fueron destruidos y casi aniquilados por las invasiones coloniales. Que nuestros Estados fueron desmontados, nuestras religiones arrinconadas. Desde entonces no tenemos experiencia de Estado. Sino imaginarios republicanos que simplemente han sido continuidades de la colonia. Este proceso es sólo una transición a la plena recuperación de todo lo que nos arrebataron: tierras, religión, ciencia agrícola, Estado, costumbres y filosofía. Lo gringoide y mestizoide debe terminar y superarse. Porque nunca hubo sincretismo ni mestizaje, sino imposición y violencia racial y biológica. En este proceso social, lo mestizo es una posición ideológica de esas castas coloniales para intentar aproximarse a nuestras poblaciones, y seguir manipulándolas políticamente. Esos blancoides racistas se sienten hoy “mestizos”; pero es un disimulo ante su debacle y fracaso político. Siguen siendo tan coloniales y racistas como hace 8 años. Por eso sus dudas de este proceso, y por esos estos debates infantiles ante lo evidente y claro. Se siguen avergonzando de este país, de nuestros ponchos y vestimentas, de nuestras costumbres e idiosincrasias. Son los mismos. No han cambiado en lo más mínimo sus formas de ser y sentir de este país: no es el suyo. Sus imaginarios están en Europa, en Estados Unidos o Canadá. Jamás se sintieron de nuestras culturas. Sus prácticas sociológicas y antropológicas son contundentes: son gringoides y coloniales. Y no podemos exigirles nada, sino que ojalá se vayan de estos territorios.

Al señor Mancilla hay que pedirle que se instruya algo más. Ya no es suficiente su doctorado en Alemania hace siglos. El mundo ha cambiado y está cambiando aceleradamente. Bolivia también ha cambiado. Sus deducciones matemáticas ya no soportan la realidad actual. Occidente es la barbarie más cruel y engañosa. Destruido este mundo por esa civilización, hoy ya piensan irse a Marte u otros mundos donde seguir su desarrollo y progreso destructivo. Occidente es la hipocresía más pulcra y educada, para la destrucción de todos los escenarios posibles. Que su tecnología y ciencia de punta ya no convencen a la humanidad, y que no sirven para mierda cosa ante la creciente hambruna, pobreza, marginalidad de miles y miles de millones de personas. Que por su agresivo desarrollo se ha destruido el hábitat de los animales y el hombre. Y con su ceguera e impunidad les encantan las guerras, la violencia más destructiva e inhumana. Sólo por negocios y ventas de armas y tecnologías de la muerte. Lo demás simples palabras de la diplomacia rancia y pulcra de sus políticos. Y de sus filósofos.

Al señor de Mesa, pues no hay mucho que decirle. Sino esperar que se canse de sus tontas especulaciones sobre el mestizaje. Al menos reconoce que existimos como culturas y pensamientos. E intenta hacernos cruzar ríos de sangre, como los miristas gringoides, para convivir con los colonizadores. Ocurrencias de periodista trasnochado. Y descendiente de español. Ni modo.

La recuperación de nuestros territorios, de nuestros espacios y la resurrección de nuestros Estados y religiones, no tienen precio. No se puede debatir esa evidencia, no se puede debatir y especular sobre nuestras historias. No podemos saltar alegremente la sangre de millones de nuestros ancestros. Eso debería quedar claro. Lo único que tenemos que hacer es preguntarles a esos gringos y gringoides si es que quieren quedarse en estos territorios. Bajo nuestras condiciones de dueños. Lo contrario es también viable y evidente: sólo desearles lo mejor en el regreso a sus tierras y culturas. Fenómeno que ha sucedido en muchos lugares del mundo.

La Paz, 5 de abril de 2014

Max Murillo Mendoza
Camarada boliviano
Recibido vía correo electrónico
Caracas cuéntame Caracas

Historias de la Historia de la Capital de Venezuela

LA FUGA

BOLIVAR ES MI PALADIUM....CHAVEZ MI FILOSOFIA

Kommon Blog

Free The Writers

Blog de Martorano en Wordpress.

Politica,Hugo Chávez,Socialismo del Siglo 21

Ledgrowlights

Lamparas led para horticultura técnica

bukausahayangmenjanjikan

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

Al ritmo político

En sintonía con la realidad

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

Las termitas del cielo

Entropía callejera

nereartes

PERSONAL PROJECT

Freddy Alirio Bernal Rosales

Revolucionario radical, bolivariano y socialista. Defensor a ultranza del ideario político del comandante Chavez.

De Cruces te traigo

...historias, comentarios, artículos y mucho más. De Cruces te traigo, cómo vivimos, cómo somos, de la alegría de mi pueblo... DE CRUCES TE TRAIGO

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

Blog de Manuel Ponte

Sociedad hiperconectada y su nuevo avatar

Pensamiento de alguien de colombia

Divagando por Medellín

Sixelandia

La vida en la interné.

PROVERBIA

"Crítica Social, Lírica y Narrativa"

Blog de @ACaaman

Web Designer / Social Network Manager / Linux & Android User

amejias49

de todo un poco

HACIENDO PATRIA

Defendiendo a la Revolución Bolivariana

Superduque

Mi patria es todo el mundo.

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

La Historia Del Día

Blog para compartir temas relacionados a la historia, la política y la cultura

Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

LA NOTA digital

Entre Ríos

A %d blogueros les gusta esto: