Entrevista a Álvaro García Linera: Socialismo, comunidad e integración. Parte II

29 Ene

COMUNIDAD

Usted ha dicho que los agentes principales de las transformaciones son las comunidades, no el Estado. En su libro Democracia, Estado, Nación, habla de la comunitarización de la política, que opone a la noción liberal de democracia. El tema de la comunidad deambula entonces por un conjunto de ámbitos de su reflexión. ¿Cómo piensa usted la comunidad? ¿Está inicialmente definida como una comunidad campesina, indígena, tradicional, referida al ayllu? ¿Es posible pensarla en el marco de procesos de urbanización?

Álvaro García Linera 2

Retomo las definiciones que hace Marx del comunismo como una comunidad universal. Cuando era más joven le llamaba “gran hermandad”, ya mayor le llamó “comunidad universal”.

Marx está leyendo las comunidades tradicionales que son locales, fragmentadas y está permanentemente contraponiendo esa experiencia de lo comunitario-local, de lo comunitario territorialmente focalizado, con la idea del comunismo como la universalización de lo comunitario. Y por eso construye esa fórmula tan elocuente, hasta mística, que el comunismo es un regreso a la vieja comunidad en condiciones superiores. Estoy pensando en esa manera en que Marx intentaba redondear su concepto de comunismo asociándolo a la comunidad, que está entendiendo como asociación libre, como una aglomeración decidida por los propios productores para gestionar el producto de su trabajo.

Cuando uno lo ve así, está claro que es justamente lo opuesto del Estado. El Estado también es un tipo de comunidad, decía Marx, pero es una comunidad ilusoria. El Estado te agrupa en torno a un universal, es decir, en torno a la idea de algo común. Pero es ilusorio, porque ese común en torno al cual el Estado te está agrupando, no es un común real, es el interés de unos, monopolizado por unos, que se expande bajo la ilusión del interés de todos. En ese hecho de lo privado devenido en común, de lo particular devenido en universal, radica el secreto del Estado. Pero es una ilusión real, es una ilusión bien fundada, es una ilusión material, y por eso decía que la mejor forma de entender el Estado es el capítulo uno de El Capital, sobre las formas de valor, donde construye ese concepto hasta llegar al dinero, y establecer cómo un billete deviene en representante de la riqueza de todos, cómo una cosa particular deviene recreación y representación del trabajo de todos.

Entonces ciertamente la comunidad no es igual al Estado. El Estado puede asociar, pero no puede crear comunidad. ¿Por qué no puede crear comunidad? Porque el Estado centraliza decisiones y la comunidad es la disolución de la centralización de las decisiones, es la democratización de las decisiones.

¿La comunidad se construye a sí misma entonces?

Sí. El Estado no puede construir comunidad, no puede sustituir a la comunidad y lo vemos hoy a través de tantos ejemplos prácticos. Un Estado liberal, un Estado colonial, lo que hace es cortarla, anularla, martirizarla, retorcerla, diseccionarle todo su trabajo y luego simplemente botarla como socialidad inerte en descomposición. Pero el Estado puede también ayudar a la expansión de la comunidad y eso puede ser lo que diferencia al socialismo.

Los compañeros de un sindicato que se movilizan, que toman decisiones en comunidad, deciden marchar y gastan de su plata, de sus recursos uno, dos, cinco días para movilizarse, para marchar y para bloquear, han hecho un desgaste en sus recursos y ha sido voluntariamente, asociadamente. Allí hay comunidad en la política, es la política en comunidad.

Pero los compañeros dicen, “bueno compañero presidente Evo, nosotros aquí somos productores de leche, aquí mi hermano produce leche, este otro produce leche, aquél produce leche, y sabe presidente Evo, toda la leche que producimos la vendemos a la empresa Pil, extranjera. ¿Por qué no hacemos nuestra propia fábrica de leche? La producimos, la procesamos, la convertimos en leche pasteurizada, la convertimos en yogurt y le damos a nuestros hijos”. ¡Excelente! Esa es la búsqueda de convertir la comunidad política movilizada en comunidad productiva. Viene el presidente Evo y dice: “Perfecto, consigamos una fábrica de leche”. Vale un millón de dólares, dos millones de dólares, es una pequeña fábrica. Vamos y levantamos la fábrica de leche. Fue decisión de ellos, no fue idea de un asesor. Entonces el presidente Evo les construye la fábrica: “Compañeros, acá está la fábrica de leche.”

¡Perfecto! Nos vamos. ¿Qué más necesitan? ¿Asesoramiento técnico? No –responden–, tenemos aquí unos pocos, nos vamos a asociar, vamos decidir en la misma asamblea quién va a asumir el mando de la fábrica, rotativamente; tenemos dos técnicos, los vamos a contratar nosotros, ya tenemos a nuestros hijos que han estudiado en la universidad y vamos a fijar nosotros el precio de la leche según la cantidad de producto que tengamos y que nos pueda comprar la alcaldía. Perfecto, nos vamos, “buenas tardes”. Los compañeros hacen su fábrica de leche, se reúnen, eligen el directorio, y el directorio comienza a dirigir la fábrica.

 

¿Usted me está contando algo que pasó efectivamente?

Que pasa cada día.

Entonces ha transcurrido un mes y los compañeros se pelean, la plata de la primera venta de la leche, que tenía que servir para reponer las maquinarias y pagar a los agricultores, la usan en algún otro tipo de actividad, no compran herramientas, critican por corrupción al elegido por los mismos compañeros y al final, regresamos a los seis meses y la fábrica está paralizada, con una deuda de un millón de bolivianos y con protestas de los trabajadores. Entonces dice la comunidad, “compañero Evo, la entregamos la fábrica al Estado, prodúzcanla ustedes, nosotros no hemos podido avanzar”. Nos ha pasado con fabriquitas de leche, nos ha pasado con fábricas en el Chapare, de palmitos, de cítricos.

Mientras la familia campesina tiene comunidad de tierra pero tiene producción familiar, no es comunitaria. Cada familia produce y usufructúa ese producto. La tierra es de todos, pero la producción es segmentada por familia. El sistema de riego lo hacen entre todos, lo construyen, lo regulan para que haya agua para todos, pero la producción la gestiona cada familia y decide sobre su producto, si lo vende, si lo guarda, en fin. Entonces hay un límite entre una comunidad política y de infraestructura y una comunidad de producción.

En este caso lo que hicimos fue recuperar la fábrica que era de ellos, comenzar a gestionarla y que los mismos compañeros fueran aprendiendo la técnica de la gestión de la fabriquita de leche o de palmito, en la perspectiva de, cuando ellos lo decidan, en seis meses, en un año, en dos o tres, pasarla a gestión de la propia comunidad.

Es un salto a una forma de producción comunitaria en pequeña escala cuyo retroceso la pasa otra vez al Estado, pero la esperanza es que en la experiencia práctica la comunidad se apropie de la gestión técnica de la producción. ¡Eso sería socialismo! Pero mientras tanto es el Estado y no es aun socialismo. El Estado viene y dice: “ya mis compañeros, la vamos a gestionar”, contratamos 4 técnicos, hacemos el sistema de conteo y de los réditos, la fábrica está produciendo leche para la comunidad, vendemos y hay ganancia, pero la está gestionando el Estado, y el Estado es centralización. Y mis compañeros del campo siguen comportándose frente a la fábrica como productores. La fábrica no es de ellos, no es de un patrón ni de la Pil, no, es del Estado, pero igual la relación de productor está disociada del procesador.

Los técnicos son de la misma comunidad, pero no es la comunidad la que decide los precios, no es la comunidad la que decide la gestión, no es la comunidad la que decide la reinversión. Es un equipo técnico, eficiente, pero centralizado, distinto a la comunidad.

Eso no es socialismo. El socialismo implica que la comunidad se apropie. Esta vez no pudo, intentó, retrocedió y la perspectiva es que de aquí a 6 meses se vuelva a apropiar, que aprenda. Pero la gestión será otra, tendrá que someterse a la reapropiación de la comunidad, de la asamblea, con sus problemas. Y la asamblea tendrá que readecuarse para asumir una nueva tarea que antes no había tenido. Durante mil años gestionaron el sistema comunitario para producir individualmente, ahora tienen que asumir la tarea de gestionar comunitariamente un producto. Esa experiencia es complicada y el Estado revolucionario ayuda, pero no sustituye.

Lo mismo nos pasó con Huanuni, en una escala más grande. Huanuni es una empresa minera. 5 mil obreros. La hemos estatizado.

Como hay una gran capacidad política y asociativa, los compañeros se fueron apropiando rápidamente de la gestión. Los compañeros de la asamblea, porque se reúnen en asamblea, comenzaron a elegir a los técnicos intermedios, luego al gerente, de tal manera que hoy el gerente es un designado por la asamblea minera y el sindicato define inversiones, define compras, define salarios, define todo. Una prueba de autogestión obrera. ¡Excelente! De hecho yo diría que es la más avanzada en Bolivia y en América Latina. Son los obreros los que definen todo, desde la producción, el día de trabajo, el salario, los bonos, las inversiones, el volumen de producción, todo.

Pero hay un límite. Es una experiencia avanzada de obreros asumiendo la gestión técnica del proceso de producción, pero resulta que en ese control que asumieron los compañeros también tienen que decidir el uso de las ganancias. ¿Y qué dijeron? “Hemos ganado cantidades de dinero. Esta parte la entregaremos para reinvertir y garantizar que la mina funcione”. Buena decisión. “Con esta otra parte nos aumentaremos el salario”. Entonces hay compañeros en la mina que ganan más que el presidente. El presidente gana 19 mil bolivianos, unos 2 mil 500 dólares, y hay compañeros de los mineros, hartos compañeros, que ganan 20 mil, 25 mil, 30 mil, 40 mil bolivianos, es decir 3 mil, 4 mil, 5 mil dólares. ¡Un montón de dinero! ¡Qué lindo que ganen harto, de eso se trata! Pero, ¿y la sociedad? ¿Qué quedó para la sociedad?

¿Y la propiedad? ¿Quién posee la propiedad de la mina?

La propiedad es del Estado. Pero la apropiación y gestión real es de los mineros. Entonces tienes que un bien común de todos está siendo gestionado por un colectivo que luego deviene en una acción privada, donde los beneficiarios son ellos.

Has avanzado en una forma local de socialización de la gestión técnica de la producción, pero visto en conjunto has reproducido una forma de apropiación privada de la producción. Los minerales son de todo el pueblo boliviano. Puedes asignarle un uso temporal a un privado, pero aquí Huanuni como sindicato de 5 mil obreros está actuando, respecto a la sociedad, de la misma manera que un privado. Ya no es un empresario, son los obreros, pero el producto del trabajo queda para ellos, cuando debería ser para todos.

¿Qué puede hacer el Estado? Decimos, compañeros está muy bien que hayan asumido la gestión de la producción, pero cómo hacemos para que la gestión de la producción mejore su condición de vida, después que por centenares de años el minero se moría con silicosis en la mina y sus hijos heredaban la enfermedad de los padres, pero que también el producto beneficie a todos. Es decir, de los ingresos de la producción, una parte para reinversión, otra parte para salarios y otra parte para todo Bolivia. Entonces, interviene el Estado otra vez, no asfixia la iniciativa, lo que hace es buscar que se potencie, que se amplíe, que incorpore lo universal. O sea, el Estado podría hacerlo, decir simplemente, compañeros, regresamos al viejo régimen, asumimos el control de Huanuni, todas las ganancias para bonos, rentas para todos los bolivianos, que disfruten también de la minería y ustedes regresan otra vez a la posición de obreros. Eso lo haría un Estado progresista, pero no un Estado socialista. Lo que puede hacer un Estado socialista es potenciar esa experiencia que nace de la sociedad y orientar, no sustituir.

 

¿La idea entonces es que en algún momento la comunidad, por sí misma, sea capaz de resolver los términos de su universalización?

En vez del Estado.

¿En vez del Estado? Ese es un desafío muy grande para comunidades que construyen su reproducción social y su conciencia del mundo en lo comunitario. Allí hay un tránsito que no es nada sencillo. Ahora, si este desarrollo es tan importante para los procesos de cambio en Bolivia, y a la luz de los ejemplos que usted pone, ¿cómo evalúa, con el tiempo que lleva ya el gobierno del presidente Morales, el proceso de construcción de lo comunitario?

Retomo tu pregunta con la anterior. Hay lunares comunitarios, no solamente rurales. Hay núcleos de lo comunitario, tierras comunitarias de origen, usos de los sistemas de riego comunitarios, tierras de pastoreo comunitarios, hay núcleos, micro núcleos, microcosmos comunitarios, también en la ciudad. Está el ejemplo de la fábrica de Huanuni o de Colquiri, o fábricas obreras, fábricas que han cerrado los empresarios porque ya no son rentables y que los compañeros dicen “nosotros las vamos a gestionar”. Hay una experiencia de búsqueda de control comunitario en la producción, comunitario en lo político, las asambleas barriales, las asambleas designadas. Tú tienes lo comunitario en lo político muy extendido en Bolivia. Tienes lo comunitario en la producción en pequeños grupos. En la propiedad y en la gestión de riego, pero no en la producción directa. Tienes ejemplos de comunitario, de búsqueda de lo comunitario en la producción urbana. Entonces hay una irradiación de lo comunitario-urbano y lo comunitario-rural más en lo político y muy difícilmente, pero con ejemplos, en lo económico.

Hay socialismo si estas experiencias urbanas y rurales se irradian, se expanden, no solamente en lo político, sino fundamentalmente en lo económico. Es una lucha. Mis compañeros de Huanuni han asumido el control de la producción de una mina que nunca estuvo bajo nuestro control, pero otra vez pesa la mirada privatizada del uso del excedente. Y si eso sucede, renace en la experiencia avanzada de los obreros la fuerza del capital, de la apropiación privada, y no del usufructo común. Entonces ahí aparece el Estado, lamentablemente. Cuando sucede eso, nuevamente los trabajadores están renunciando a lo universal por su experiencia y están dando lugar a que el Estado otra vez tenga que intervenir para decir, momento compañeros, también hay que compartir con los demás.

Muy bien por el Estado revolucionario, está haciendo su labor, pero eso no es socialismo. Porque lo ideal es que sea la comunidad la que asuma lo universal. Y en la medida en que la comunidad lo hace, el Estado se va diluyendo, porque no es necesario. Tardaremos mil años en eso, el socialismo es esa transición en que lo comunitario se expande a la producción y lo universal se convierte en un hábito cotidiano de los propios productores directos y quienes lo monopolizamos provisionalmente, vamos perdiendo facultades que son reapropiadas por la sociedad. Hay socialismo en tanto el Estado revolucionario, que está monopolizando temporalmente lo universal, busca renunciar a ese monopolio.

¿Y cómo se renuncia a ese monopolio? No es diciendo como los anarquistas, bueno, queda abolido el Estado, porque eso sería “qué bien, entra el Banco Mundial y los neoliberales”, no. El Estado revolucionario es un Estado que busca disolverse como tal. Pero ¿cómo? En la medida en que lo comunitario y lo universal se expanda en lo local y en las comunidades productivas urbanas y rurales. Un Estado revolucionario es un Estado que tiene conciencia de esto.

¿Un Estado que construye su propia crisis, se podría decir?

Que construye su propia disolución y en eso está su victoria.

Me has permitido entonces cerrar la primera pregunta. Me decías, ¿cuáles son los ejes para pensar hoy en el socialismo? Te decía el eje de la idea como fuerza movilizadora, el eje de la materia social como acción en movimiento, la práctica que supera el orden de las cosas existentes, el papel del Estado revolucionario que construye planificadamente su disolución, como la única manera para garantizar su victoria.

Es una paradoja, pues. Un Estado revolucionario solo puede triunfar si se disuelve. Su continuidad no es su virtud. Pensado a lo largo de décadas, y este es el cuarto elemento, su victoria viene acompañada de una irradiación proletaria. No es posible construir socialismo en un solo país. Es una ficción. Lo que el presidente Chávez imaginaba de la Quinta Internacional es esto. Yo no voy a poder triunfar como sociedad venezolana o sociedad boliviana si no estoy triunfando a nivel mundial, a nivel planetario. Yo puedo dar un primer paso o dos, pero no puedo dar diez ni cien si el resto del mundo no hace lo suyo.

Entonces ahí ya los nombré todos, con eso hay que repensar el socialismo hoy, como idea movilizadora, como materia actual de acción transformadora, como sentado en lo comunitario que se está irradiando, con el papel del Estado que va acompañando y auto disolviéndose a medida que se potencia lo comunitario con la expansión de lo universal. Esos son los ejes que yo recomendaría para pensar hoy el socialismo.

Continúa en la Parte III

El Desconcierto - logo

Tomado de: http://eldesconcierto.cl/entrevista-alvaro-garcia-linera-socialismo-comunidad-e-integracion-parte-ii/

Anuncios

Entrevista a Álvaro García Linera: Socialismo, comunidad e integración. Parte III

29 Ene

DESAFÍOS DEL MOMENTO ACTUAL

En su artículoEl nuevo campo político en Bolivia” usted expone que el triunfo presidencial del MAS reorganiza toda la disputa política. En marzo próximo se realizarán elecciones de departamento y alcaldías. Si han arribado a ese nivel hegemónico ¿cuáles son los nuevos desafíos que enfrenta el proceso de cambios? ¿Cómo se expresa ello en mejores condiciones de avance de lo comunitario?

Álvaro García Linera 3

La primera pelea, la más importante de un proyecto revolucionario, se juega en el campo de las ideas. Se juega en el campo de los principios de adhesión lógica y moral de la sociedad a un específico proyecto, que luego deviene Estado. En política lo primero es la idea. Ahora, claro, las ideas no nacen así de la nada, sin basamento. Con la victoria de octubre, esto se ha consolidado. No cabe duda que se ha consolidado el ideario fundamental del Estado plurinacional: igualdad de pueblos indígenas, gobierno de movimientos sociales, liderazgo indígena, economía estatal predominante, internacionalismo, latinoamericanismo. La batalla principal se ha logrado, por un periodo, porque esto nunca está definido, la batalla de las ideas no se define ni tiene tiempo de duración ni de consolidación obligatoria, puede derrumbarse a cada día. Pero se ha logrado la consolidación de un imaginario y de un sentido común de largo aliento. ¿De cuán largo aliento será? Va depender de la emergencia de las contra tendencias, de los nuevos imaginarios, más conservadores o más radicales, y de nuestra propia capacidad de reinventarnos.

Estas elecciones han mostrado una capacidad de reinvención del proceso de cambio. Comenzamos con gobierno indígena y nacionalización, la primera elección. La segunda, Estado plurinacional. La tercera, industrialización, ampliación de la democratización. En cada una partes de un punto y marcas un horizonte. Y a medida que vas llegando a ese horizonte, lo reafirmas y trazas un nuevo horizonte. Entonces es una dinámica muy viva, si no lo haces te fosilizas, y ese es el momento en que emergen las contrapropuestas, que pueden ser más radicales pero por lo general son más conservadoras.

Pero este es solamente el terreno fértil para el verdadero trabajo fundamental: el poder económico de la sociedad. Ahí nos jugamos la continuidad. En esta victoria ideológica-cultural tiene que haber una victoria económica que le dé base material y permita proyectar más duraderamente esa victoria ideológica y cultural. Y eso es lo comunitario, el poder de la sociedad. ¿Cómo convertimos el poder económico del Estado en poder social, o en poder económico de la sociedad, de las organizaciones sociales, de los sindicatos obreros? Ahí nos lo vamos a jugar.

 

¿En ese eje económico radican entonces los desafíos fundamentales ahora?

Sí. No es solamente cómo hacemos para pasar de 12 mil millones de dólares que hemos exportado, a 24 mil millones, sino cómo hacemos que esas exportaciones sean una parte del Estado y otra parte de las comunidades asociadas, de las minas nacionalizadas. Cómo hacemos para que el pequeño productor, la pequeña comunidad, la micro empresa, las empresas asociativas se potencien y se amplíen, sean poder económico y no simplemente una experiencia minúscula.

El empresariado va a seguir creciendo, tiene que seguir creciendo. El Estado está ahí para regular ese crecimiento. Pero el Estado se juega su proyecto no en que la empresa privada crezca mucho, ni en que el Estado crezca mucho, se juega su proyecto en que las comunidades, las minas nacionalizadas, las empresas estatizadas, la pequeña producción controlada por trabajadores se expanda, se potencie. Y si el privado, digamos, representa el 15% del PIB, que las empresas asociativas sean el 20% o el 25% del PIB. Si se quedan en el 5% estamos mal, estamos muy mal. Entonces se trata de hacer que, a futuro, la economía social se potencie. Si esto se hace de aquí a 5 o 10 años, tendrás una base material para seguir relanzando tu proyecto.

Si te fijas, es una combinación de dos cosas. En lo económico: satisfacer necesidades, eso dijimos en el foro en Sao Paulo, los proyectos revolucionarios se juegan su destino en la capacidad de consolidar una economía satisfactoria. Si no lo hacen, vamos a entrar en problemas. Y en eso a la vez hay dos planos, puedes potenciar la economía si a la vez refuerzas al Estado y refuerzas al privado. La clave está en reforzar al Estado y reforzar al privado que forma parte todavía de tu escenario de fuerzas económicas, pero nunca al privado más que al Estado. Si el privado va más allá que el Estado, perdiste el control. Son tres partes, es el Estado, el privado y la economía social, y ésta con más expansión. Si ello sucede, tenemos un proyecto que está creando una base material de muy largo aliento.

En esta triangulación tanto la economía social, como la economía privada y la economía estatal satisfacen necesidades básicas. Si no eres capaz de entregar satisfacciones básicas, el privado de se va presentar como alternativa, y estás perdido. Pero no satisfaces necesidades básicas solamente así por así, satisfaces necesidades básicas ecualizando el Estado, el privado y la economía social. Siempre ecualizando, siempre con los tonos que corresponde y con los ritmos que tú deseas. Pero necesitas la economía privada. Si no, si crees poder sostener tu economía con la estatal y la social, no lo vas a poder hacer, eso es falso, es mentira, no estamos todavía en condiciones para eso.

EL MAR

No puedo terminar la entrevista sin atender el problema del mar. Dado el tenor de la entrevista, le pido que se refiera a él pensando principalmente en los jóvenes chilenos, en aquellos que engrosan los movimientos sociales, ¿cuál es ese horizonte de sentido que tiene para el pueblo y para el gobierno boliviano la salida soberana al mar?

En primer lugar es un tema de justicia. Un país que tenía mar, de un día para otro le quitan su mar. Es como un joven que vive en una casa, con su mamá y con su papá, una pequeña casa, sencilla, con dos dormitorios, su living, su comedor y de un día para otro viene alguien y le pega un puñete a su mamá, a su papá, patea al niño y lo bota a un cuarto y le dice, a partir de ahora la cocina y el comedor me pertenecen y usted va a vivir en estos dos cuartos, acomódese como pueda y si no tiene baño es su problema, constrúyase su propio baño. ¿Cómo se sentiría alguien? Fue así. No fue un hecho natural.

No es por una deuda, no es porque lo vendió, sino porque vino alguien y le dice “o aceptas que te he quitado tu living y tu comedor o te voy a quitar también tu cuarto”. ¿Qué haces? Lo toleras, porque no tienes fuerza. El otro tiene 10 matones, tiene palos. Y tú ves a mamá que trabaja 24 horas, muy flaquita y dos niños que no saben lo que está pasando.

Eso nunca está cerrado. Lo grafico con el espacio de una pequeña casa de familia tradicional, popular o media, para mostrar cómo nos sentimos los bolivianos. No, no aceptamos que así debe ser la vida, vivimos esto como una injusticia y la recordamos como una injusticia, la recordamos como un abuso y buscamos que en algún momento la persona que abusó reconsidere su abuso. No para irse, porque ya se quedó ahí, si no para compartir algo, no sé, la sala de estar. Porque la familia ha crecido y seguimos en dos cuartos. La otra familia también creció y ha usado el living, y ya usó la cocina, en fin. Entonces, compartamos la entrada de la puerta hacia la calle como algo común, una salidita compartida de la puerta hacia la calle, porque hora tenemos que salir por la ventana, ¿por qué no por la puerta?

Eso va a ser así, es un hecho de justicia ante una injusticia histórica. No es regresar a 1870, no, es reparar una injusticia.

Pero puesto también en perspectiva histórica, es el entendimiento de que esa salida por la puerta para Bolivia, también va beneficiar a la otra familia. También va a beneficiar a Chile. Porque estamos en un escenario, a diferencia de lo que sucedía en 1800, en que si no nos juntamos, si no comunitarizamos las potencias, las riquezas y las capacidades de nuestras naciones y nuestros Estados, no tenemos ninguna oportunidad en el mundo. Ningún país latinoamericano, ni aún Brasil, que es una mega potencia, cuenta en el mundo por sí solo.

En los siglos XIX y XX éramos una comunidad de Estados nacionales, en torno al cual se organizó la economía. En el siglo XXI ya no hay una comunidad de Estados nacionales en torno a los cuales se rige la economía, el siglo XXI es un sistema dual de estructuras planetarias al modo del imperio del que habla Negri, que no tienen territorialidad fija, solo se trata de institucionalidades, de normas, de procedimientos y de poderes de carácter planetario, mercados financieros, justicia internacional, economía transnacionalizada; y por otro lado un sistema de estructuras continentales, ya no nacionales, que definen e influyen en el curso del resto de los continentes y en el curso de estas instituciones-nube que se mueven por encima de los Estados. En este escenario, Chile solo no cuenta, por supuesto Bolivia menos, no somos nada.

El Estado chileno y el pueblo chileno tienen que asumir que solos son irrelevantes en el mundo. Si se paralizara la economía de Bolivia o Chile el mundo no se detiene, es más, algunos países aplaudirían porque aprovecharían los mercados que hemos dejado abiertos, en el caso del cobre ustedes, en el caso del gas nosotros. Que nos pasara algo a nosotros como sociedad, sería irrelevante para el mundo. Entender nuestra insignificancia es muy importante. Ya no es el siglo XIX, donde cada Estado-nación importaba, era un sujeto de derecho y era un sujeto de acción en el contexto del resto de los Estados nacionales. Hoy no lo es. Hoy quienes importan en el mundo son los continentes, o los Estados continentales. Estados Unidos es un Estado continental, China es un Estado continental, Europa es un Estado continental. Son los que cuentan, son los que de alguna manera logran asumir el timón de esta vorágine desatada por esa nube de poderes que se mueve sin territorio fijo en el mundo entero. Son los Estados continentales los que logran tener cierto comando de las decisiones. Cada país por sí mismo, nada.

Entonces debemos sacar de nuestra cabeza el chip de la lógica del siglo XIX, con los Estados nacionales, las acciones individuales, cada país mirando al mundo de espaldas al resto de sus compañeros de al lado. Chile mirando al mundo de espaldas al continente no tiene futuro. Chile es insignificante en el mundo, como lo es Bolivia, como lo es Perú, como lo es Ecuador. Somos insignificantes. Chile vende al mundo cobre y verduras, si dejara de vender eso, hay otros países en el mundo, como Perú, que pueden vender cobre, Bolivia puede vender cobre también, o Singapur. ¡Ah!, pero si sumo el cobre de Chile, con el trigo de Argentina, con el gas de Bolivia, con el petróleo de Venezuela, con el petróleo de Ecuador, con la agricultura de Brasil, con su industria automotriz, ¡ahí ya tenemos una economía que curva la geometría espacio-temporal del planeta! El continente sí ejerce una fuerza de gravitación en la estructura planetaria.

Este mirarnos como continente y no como país, esta mirada al mundo no a partir de mi país, sino a partir del resto de los que me rodean, es lo que falta. Nos falta a todos, en particular al Estado chileno y en parte al pueblo chileno. Ya es el siglo XXI, pero están mirando el siglo XXI con la cartografía del siglo XIX, y eso no tiene futuro. Si nos miramos como continente eso lleva a una conclusión fácil. Chile necesita a Bolivia. Bolivia necesita a Chile. Chile necesita al Perú. Perú necesita a Bolivia, Bolivia necesita a Brasil, Brasil necesita a Chile y al Perú. Y ambos necesitamos a la Argentina.

Tenemos que comenzar respetando las culturas locales, los Estados nacionales locales, y pensar en instituciones de carácter continental, en decisiones de carácter continental, en iniciativas de carácter continental, para influir en el curso del mundo y en el curso de nuestros propios países. Y eso obligatoriamente pasa, pues, por la resolución del tema marítimo.

Tantas cosas podríamos hacer entre Chile y Bolivia, tantas complementariedades podríamos hacer entre Chile y Bolivia resolviendo este tema. Tantos sacrificios innecesarios para Bolivia, tantos sacrificios innecesarios para Chile por temas que, sin afectar la estructura territorial chilena, brindando un pequeño espacio soberano a Bolivia, se resolverían abriendo un conjunto de vínculos intensos, mutuamente satisfactorios con Chile.

Hay varios prejuicios en la mirada todavía de Chile, del Estado y de sus gentes. Esta mirada del siglo XIX en un contexto del siglo XXI, donde cada país ya no tiene significancia alguna, es uno de sus prejuicios. Hay otros prejuicios, que los que vivimos aquí en el altiplano, en Bolivia, en las alturas, estamos al margen de la modernidad y de las fuerzas del progreso contemporáneo. Es la mirada que se tiene de Bolivia. Un país ahí en las alturas, confuso, conflictivo, de indios, atrasado. Ese es un segundo prejuicio.

Pero este país de indios, este país complicado, está asumiendo de una manera acelerada su propio modo de mirar y su propia manera de construir su progreso, y que en el contexto de la América Latina del siglo XXI no va a ser nada despreciable en términos de influencia y de capacidad de económica. Nos sentimos orgullosos de nuestra indianidad, lo que estamos demostrando es que a partir de nuestra indianidad somos capaces de construir un tipo de desarrollo satisfactorio. No nos hemos estancado ni nos vamos a estancar.

A nivel de la economía, en ocho años hemos reducido la distancia con Chile de 1 a 14 a 1 a 8. Y en los siguientes 10 años esa diferencia se va reducir de 1 a 2. Es nuestra propia modernidad, con nuestra propia complejidad. El siglo XXI va a estar marcado por un despertar de estos pueblos, anteriormente calificados de conflictivos, atrasados, premodernos. Y estamos dando una sorpresa. Y somos los hermanos y vecinos de Chile, ¡estamos al lado! ¿Cómo no nos va a tomar en cuenta Chile como hermanos? Nosotros necesitamos a Chile. Pero acuérdate, Chile cada vez va necesitar más a Bolivia, aunque no lo crean ahorita. Entonces, ¿cómo no convertir esa mutua necesidad en una fuerza creadora de bienestar común, en vez de una fuerza de confrontación y de resentimiento permanente? Las nuevas generaciones en Chile tienen que ver de una manera menos prejuiciosa el futuro.

Eso reivindicaría frente a los compañeros de Chile, una mirada de justicia, pero también una mirada de necesidad. La Bolivia que se está construyendo es otra, pónganle más atención. No es la Bolivia de postal, de la llamita con el indiecito con su poncho. A esa Bolivia la miraban con cierta conmiseración y distancia. Esta Bolivia sigue teniendo el mismo rostro, el mismo color cobrizo. ¡Ah!, pero tiene su llamita, tiene su satélite, tiene su gas, tiene su economía, tiene su vínculo con el mundo, tiene su crecimiento, tiene sus ingresos, tiene su propia modernidad. Y es una modernidad que quiere crecer al lado, vinculada, hermanada con la modernidad de los chilenos, en complementaridad con esa modernidad. No distanciada.

Chile no puede seguir imaginando su desarrollo de espaldas al continente. Mirando a Europa o Asia y dando la espalda al continente, porque no es nada para Asia, no es nada para Europa, ¡pero para América Latina sí! Bolivia peor, es menos que nada. Pero Bolivia y Chile y Perú y Argentina y Brasil y Ecuador y Venezuela, sí, ya tenemos con qué influenciar.

Y también es necesario un recuentro de Chile con lo que es. Allí también hay rostros cobrizos, pero no se los ve en la tele, no se ve en los parlamentos, no se ve en las telenovelas. Es un Chile real, es un Chile mayoritario. Y más pronto que tarde ese Chile más cobrizo, tan parecido al nuestro de acá, va a despertar. Sí, Chile no es tan rubio ni tan blanco. Tiene eso, pero también tiene su parte cobriza, silenciosa, esforzada, sencilla y humilde, que en algún rato hablará.

Está empezando a hablar.

Eso confío, eso espero, eso es lo que va a construir otro Chile, más cercanos a nosotros y nosotros más cercanos a ellos.

 

Muchas gracias por la entrevista.

Muy bien hermano.

El Desconcierto - logo

Tomado de: http://eldesconcierto.cl/entrevista-alvaro-garcia-linera-socialismo-comunidad-e-integracion-parte-iii/

Todos somos Chávez

28 Ene

Poema enviado por nuestro camarada Víctor Manuel Ramos desde Honduras

Che fidel chavez Allende

 

Después del cataclismo inicial,
desde el fondo de la mar océano
surgio la tierra innominada,
arrullada en su letárgico sueño.

Por las espumosas olas
desde el oriente y el poniente,
se levantaron imponentes
los pinos y las sequoias,
los liquidámbar y los robles.

Y tras ellos vinieron los yacarés
y los flamencos con medias rosadas,
para servir de personajes
en los cuentos de Horacio Quiroga.

Los búfalos de las sabanas
y los leopardos de las selvas,
los pargos y los salmones en los ríos
y los lagos en donde se retratan las estrellas.

Hasta que, amasados con maíz
los hombres y las mujeres
se distribuyeron la buena tierra
para sobrevivir en paz con la naturaleza
en comunión constante con los dioses.

Se levantó la piedra para construir ciudades
bañadas con luz del alba
y se pusieron las guacamayas en jaulas invisibles
y por las calles corría una brisa
con trino de agua
depositada en las vasijas de barro cocido.

Pero un día se quebró la paz.
Desde el lejano naciente llegaban
los hombres rubios en soberbias carabelas
montados a caballo sobre las sabanas y las montañas
vomitando fuego y cercenando el viento con sus espadas.

Para aliviar el martirio levantaron sus armas y sus huestes
Caupolicán, Lempira, Hatuey y muchos caídos
en el inicio de una lucha centenaria
en contra de quienes nos robaban la tierra,
la paz, el aire, los dioses.

Un quetzal de irisadas plumas
alzó su vuelo libertario y recorrió el continente.
Levantando espíritus guerreros
en contra de los usurpadores.

Las campanadas de Dolores hicieron eco
en la espada de Bolívar y en el sable de San Martín
mientras en el Centro de América
Morazán batallaba en contra de los traidores
y Martí hinchaba su verbo y empuñaba su fusil
por la libertad de Cuba.

Pero los malvados echaron suerte con la túnica de Bolívar
y repartieron nuevamente la tierra americana
a las grandes compañías transnacionales
que royeron el oro, el cobre, el banano y la olorosa madera,
que sometieron a sus designios
a sus peones tiranos
con la ilusión de que gobernaban los pueblos.

Fue precisa la presencia de Fidel y del Che
para conmover la columna vertebral del continente
con las nuevas banderas de paz y de autodeterminación,
con la nueva ilusión de ser libre de cualquier yugo
colonial o neocolonial con la con la consigna de Patria o muerte.

Tras su bandera por una verdadera liberación
levantaron sus ánimos guerreros
los pueblos americanos del Sur del Río Bravo
y surgieron los soldados nuevos
los nuevos héroes que devoraran
las entrañas de quienes se autoproclamaron nuestros dueños.

Ahí estaban con sus pechos endurecidos por la lucha:
Pablo Neruda, Jacques Stephen Alexis, Recabarren, Luis Corvalán, Caamaño Deñó,
Salvador Allende, Carlos Luís Prestes, Rigoberto Padilla,
Fonseca Amador, quienes aprendieron las lecciones
dictadas desde las Segovias
por Augusto César Sandino.

Pero había un pueblo rico en petróleo,
rico en dignidad, rico en amor por la vida,
que se debatía en la humillación y la miseria.
Por un grifo se drenaba toda la riqueza de esas tierras
y apenas se salpicaban migajas para medio paliar el hambre.

Los gobernantes se enclaustraron en los palacios
y levantaron muros para aislar al populacho,
mientras recibían y disfrutaban la paga indecorosa
con que el imperio les recompensaba la traición.0

Tanta humillación y tanta miseria
conmovieron los huesos de Bolívar en su tumba
a tal grado que se reencarnó en el pueblo venezolano
y les dotó de un líder auténtico
lleno de valor para luchar a brazo partido
en contra de los enemigos de su pueblo.

Con el corazón lleno de amor para curar las llagas centenarias,
con una voz crispante que recorre
las elevadas cordilleras y los extensos valles y selvas del continente
con la orden de marchar para ser libres.

Hugo Rafael Chávez se llama
el nuevo depositario del legado bolivariano
que con la espada del libertador
devolvió la libertad a Venezuela
sumida hasta entonces en la ficción de una falsa democracia.

Y fueron tras él los campesinos,
los obreros, los pobladores, los hombres trabajadores del campo,
las madres que luchaban por mejor escuela para sus hijos,
por medicina para la vida,
por la recuperación de las riquezas nacionales,
por el izamiento de una nueva bandera bolivariana
representativa de un hombre nuevo,
forjado en la lucha y centinela de la libertad.

Llamó Hugo Rafael Chávez
a todos los pueblos del continente
a cobijarse en los pliegues de la capa de Bolívar,
y multiplicó las espadas del libertador,
para recuperar, en lucha tenaz, la vida
de los pueblos de América
convertidos en dueños de sus destinos,
sin más amos que su voluntad acerada de ser libres por fin.

Tras él van múltiples batallones
liderados por Evo Morales, por Rafael Correa,
por Cristina Fernández, por Lula Da Silva,
por Daniel Ortega, por Manuel Zelaya,
elevando el estandarte de la unidad,
la unidad de los pueblos por la vida,
por la felicidad, por el disfrute de las riquezas
que nos dio la naturaleza,
por el futuro de los niños
y la liberación de la mujer,
por el rescate de los indios
como legítimos dueños de sus tierras y su sabiduría.

Y lo que comenzó como una derrota militar
seguida de las burlas de la prensa amansada
se ha convertido en una inmensa onda de libertad
que estremece a los pueblos americanos
unidos en la lucha, en el amor, en la fraternidad,
y que quieren ser como los bolivarianos de Venezuela
ahora dueños del azúcar y los cañaverales,
de los metales y las minas,
de los mares y sus peces,
de la tierra y sus frutos
del bosque y sus ríos y sus árboles centinelas,
de la fábrica y sus productos,
del palacio de gobierno y sus decisiones
de su libertad y su destino.

Por eso el mandato del comandante,
la orden del día incontrastable,
Todos por la unidad,
Todos por la libertad,
Todos por una sola patria grande redimida,
Todos por la paz y el bienestar,
Por el alfabeto y la salud, por la tierra
Y el trabajo noble. Todos por Bolívar
Y su sacrosanto ideal de que seamos libres de verdad.

Todos tras la ruta que ha fijado el comandante Hugo Chávez:
porque todos somos América,
todos somos un pueblo combatiente,
todos somos Fidel, todos somos El Che,
todos somos Chávez.

Es decir, somos la República Bolivariana de América.

Víctor Manuel Ramos
Tegucigalpa, Diciembre de 2012

CUÁNTA RAZÓN Y ACTUALIDAD TIENEN BOLÍVAR Y CHÁVEZ

18 Ene

Desde hace poco tiempo, hemos dedicado algunos trabajos al problema que todos y todas estamos sufriendo en nuestra vida diaria, LA ESCASES DE PRODUCTOS EN LOS ANAQUELES.

Bolívar y Chávez

Realmente es molesta la situación y nadie lo está negando, pero es más bien triste, leer los comentarios que muchos venezolanos y venezolanas, hacen sobre la situación. Pareciera que todavía existe un gran sector en la población, CON UN MUY ALTO ANALFABETISMO POLÍTICO que no les permite mirar más allá de sus propias narices, que ni siquiera les permite una pizca de duda sobre la situación.

Sencillamente repiten lo que reciben a través de tuiter y face, como si eso fuera la única verdad, ya nos lo había dicho nuestro Libertador el 15 de febrero de año 1819, día en que se instaló el Congreso de Angostura: “Por el engaño se nos ha dominado más que por la fuerza; y por el vicio se nos ha degradado más bien que por la superstición. La esclavitud es la hija de las tinieblas; un pueblo ignorante es un instrumento ciego de su propia destrucción; la ambición, la intriga, abusan de la credulidad y de la inexperiencia, de hombres ajenos de todo conocimiento político, económico o civil…”

No ven otra cosa, creen lo que les dicen, no investigan, no leen, no buscan, siempre es más fácil repetir y por eso: “…adoptan como realidades las que son puras ilusiones; toman la licencia por la libertad; la traición por el patriotismo; la venganza por la justicia. Semejante a un robusto ciego que, instigado por el sentimiento de sus fuerzas, marcha con la seguridad del hombre más perspicaz, y dando en todos los escollos no puede rectificar sus pasos.”

De seguir creciendo el estado de inconciencia y los opositores logren que más personas actúen de esta forma, tristemente terminaremos dando cumplimiento a lo que planteó sabiamente Bolívar: “Un pueblo pervertido si alcanza su libertad, muy pronto vuelve a perderla; porque en vano se esforzarán en mostrarle que la felicidad consiste en la práctica de la virtud; que el imperio de las leyes es más poderoso que el de los tiranos, porque son más inflexibles, y todo debe someterse a su benéfico rigor; que las buenas costumbres, y no la fuerza, son las columnas de las leyes; que el ejercicio de la justicia es el ejercicio de la libertad.

Será en ese momento cuando realmente podrán gritar la consigna que ya los opositores están promoviendo “Cuando vivíamos bien y no lo sabíamos”, que mucha gente ahora repite, sin darse cuenta que los están preparando para la realidad que ellos están montando, entonces, si se darán cuenta: que las pensiones, la construcción de viviendas cómodas, los mercados populares, los módulos de Barrio Adentro, los CDI, las SRI, la entrega de medicinas de alto costo, los nuevos y modernos centros oncológicos, la educación gratuita, la Colección Bicentenario, las canaimitas, las canaimas, las tabletas, los aumentos de sueldo todos los años, las Misiones, el Cardiológico Infantil y tantísimos otros beneficios desaparecieron por apoyar a grupos que siempre dijeron y siguen diciendo que HAY QUE REDUCIR EL GASTO SOCIAL.

Creen ingenuamente que lo que están viviendo los pueblos de España, Grecia, Portugal, Francia, Alemania, Estados Unidos, Italia y otros países del planeta, no le tocará a la Venezuela que los opositores promueven, cuando se den cuenta del engaño, ya será tarde y tendremos que recomenzar las luchas para llegar nuevamente a lo que hemos logrado.

Debemos recordarles las últimas palabras de NUESTRO COMANDANTE ETERNO, que extrañamente hasta estos opositores ahora defienden: “(…) como es bien sabido, pues nosotros hemos venido dando además de todas las batallas políticas, económicas, sociales (…) tenemos Patria hoy, tenemos Patria. Venezuela ya hoy no es la misma de hace veinte años, de hace cuarenta años. (…) Digo porque los adversarios, los enemigos del país no descasan ni descansarán en la intriga, en tratar de dividir, y sobre todo aprovechando circunstancias como estas, pues. Entonces, ¿cuál es nuestra respuesta? Unidad, unidad y más unidad. ¡Esa debe ser nuestra divisa! (…) No faltarán los que traten de aprovechar coyunturas difíciles para mantener ese empeño de la restauración del capitalismo, del neoliberalismo, para acabar con la Patria. No, no podrán, ante esta circunstancia de nuevas dificultades -del tamaño que fueren- la respuesta de todos y de todas los patriotas, los revolucionarios, los que sentimos a la Patria hasta en las vísceras como diría Augusto Mijares, es UNIDAD, LUCHA, BATALLA Y VICTORIA (…)

Martín Hernández Bracho
@martinher85

NO AL ENGAÑO POPULAR

DESENMASCAREMOS A LOS TRAIDORES

PRISIÓN A LOS CORRUPTOS

En Venezuela no ha habido continuidad de los proyectos escolares exitosos

18 Ene

A las escuelas bolivarianas “les falta algo para ser realmente educación integral. Cada una debería tener su República Escolar”, lamentablemente “Las cosas positivas se abandonan”

América trabajando

La maestra América Bracho considera que el gran problema de la educación en Venezuela es que no ha habido continuidad de los proyectos que han resultado exitosos: “Las cosas positivas se abandonan”.

Actualmente coordina el área de ciencias sociales de la colección Bicentenario del Ministerio del Poder Popular para la Educación.

Indicó que a las escuelas bolivarianas “les falta algo para ser realmente educación integral. Cada una debería tener su República Escolar”.

En Venezuela se propiciaron las repúblicas escolares que fueron eliminadas por Marcos Pérez Jiménez “porque allí se formaban a los demócratas”.

Según Bracho, “tenemos el gravísimo problema de que nuestros jóvenes egresados de las escuelas de educación y de los pedagógicos no están preparados para la educación integral, sino para todo lo contrario”.

Bracho indicó que lamentablemente se ha dejado de lado a la geohistoriaque es el núcleo que puede englobar todas las otras áreas porque las ciencias sociales somos la vida de los pueblos. Y los pueblos necesitan ciencias naturales porque vivimos en la naturaleza y necesitan matemática. Es una ciencia que está al servicio de la sociedad”.

TRAYECTORIA

La educadora América Bracho se graduó en el Pedagógico Nacional, que funcionaba en El Paraíso, en el año 1950: “En ese pedagógico hubo la primera huelga estudiantil contra la dictadura de Pérez Jiménez. No fue en la Universidad Central de Caracas. Fue una huelga que duró dos meses” y se produjo en 1948.

En 1951 comenzó a dar clases en el Liceo Caracas como profesora de geografía, hasta 1957.

En ese año se dedicó a la lucha para derrocar a Marcos Pérez Jiménez: “Trabajábamos conjuntamente los miembros de Acción Democrática y los del Partido Comunista. Yo comencé en el Partido Comunista en tercer año de bachillerato, en el liceo Andrés Bello, cuando tenía 15 años”.

Luego dictó clases en el liceo Carlos Soublette, ubicado en San Bernardino: “Allí hice un trabajo interesantísimo, un experimento pedagógico de extraordinarios resultados. Era educación integral”.

Explicó que con este modelo “se rompió el autoritarismo en la disciplina de los estudiantes”.

Agregó: “Ahí pasaron cosas muy hermosas. Los profesores dejaron de ser el terror. Los resultados fueron extraordinarios. Transformamos las áreas de exploración en áreas de trabajo. Dábamos electricidad, carpintería y jardinería. Nuestros muchachos, organizadamente, ofrecieron sus servicios en jardinería y electricidad a los vecinos. Esos vecinos pagaban. A los alumnos se les entregaba un 10% del dinero recogido y lo invertían en el mantenimiento del liceo”.

Bracho dictaba alguna de sus clases de geografía en el barrio Los Erasos “con un enfoque geohistórico. Y aprendían la geografía a partir de su ambiente”.

Un día le llegó un sobre del Ministerio de Educación con la planilla para la jubilación. Había cumplido 26 años como educadora.

Pero continuó como profesora en el Instituto de Educación Integral que dirigía Belén San Juan. Este colegio desapareció tras el deslave de diciembre de 1999 “y con él desapareció la educación integral en Venezuela”.

T/ J.Q.P.
F/J.LD.

Tomado de: http://www.correodelorinoco.gob.ve/nacionales/venezuela-no-ha-habido-continuidad-proyectos-escolares-exitosos/

Hace falta que el maestro de hoy “vuelva a tomar sus banderas de vanguardia”

18 Ene

Los maestros “Siempre han llevado la batuta en las luchas” y a juicio de la veterana docente, “hay que reforzar la unidad de los sindicatos”

América Bracho

La educadora América Bracho aseveró que el día del maestro “en la historia de Venezuela es un día muy importante y no ha sido suficientemente admirado”.

La historia sobre el origen de este día fue recogida en la colección Bicentenario de tercer grado, que contiene un poema de Andrés Eloy Blanco sobre el maestro de escuela: “Los maestros, los nuevos, no saben por qué el 15 de enero es el día del maestro”.

Recordó que en plena dictadura de Juan Vicente Gómez se creó el 15 de enero de 1932 la Sociedad Venezolana de Maestros.

A su juicio, uno de los logros más importantes de esta sociedad fue el establecimiento de los derechos del niño venezolano: “En esa época cuando se creó la sociedad hubo presos y perseguidos porque consideraban que aquello era antidictatorial. ¡Claro, porque era democrático!”.

La iniciativa para la conformación de la sociedad fue de Luis Beltrán Pietro Figueroa.

El 15 de enero de 1936, al morir Gómez se hace una reforma completa al convocarse la primera convención del magisterio venezolano y la sociedad se transformación en la Federación Venezolana de Maestros: “Y desde esa fecha la federación hasta casi ahora, porque ya no está defendiendo esas cosas, fue vanguardia en la lucha por el mejoramiento de la educación”.

Refirió que el presidente Isaías Medina Angarita en 1945 decretó el 15 de enero como día del maestro en Venezuela: “Durante la dictadura perezjimenista se intentó cambiar la fecha para que coincidiera con el natalicio de Andrés Bello. Volvió a levantar su voz la Federación Venezolana de Maestros y explicó públicamente que no había nada contra Andrés Bello, pero esto tenía unas raíces netamente magisteriales”.

Luego de tantas luchas se mantuvo la fecha.

A LA VANGUARDIA

Bracho agregó: “Los maestros venezolanos siempre han llevado la batuta en las luchas”.

No obstante, los tiempos han cambiado: “Yo siento que hace falta que el maestro de hoy, el profesor de hoy, el educador de hoy vuelva a tomar sus banderas de vanguardia”.

Comentó que el magisterio está dividido por la gran cantidad de sindicatos que existen: “Esa dispersión no permite valorar la función del maestro que siempre ha sido importantísima a través de la historia en todas las naciones del mundo. Yo creo que hay que reforzar la unidad de los sindicatos”.

T/ Janet Queffelec Padrón
F/ José Luis Díaz

Tomado de: http://www.correodelorinoco.gob.ve/nacionales/hace-falta-que-maestro-hoy-%E2%80%9Cvuelva-a-tomar-sus-banderas-vanguardia%E2%80%9D/

Obama pierde en todos los frentes en su guerra de divisas contra Putin

11 Ene

El presidente estadounidense, Barack Obama, y sus asesores han llevado el petrodólar y el euro al borde de un precipicio, perdiendo con el presidente ruso Vladímir Putin en todos los frentes, opina el economista Peter Koenig.

Dólares y petroleo

En su artículo para el portal ‘Global Research‘, el experto pronostica la caída de las principales divisas occidentales y el ascenso de un nuevo sistema financiero, protagonizado por Rusia y China.

La expansión de acuerdos ‘swap’ cambiarios bilaterales, en primer lugar, en el marco del BRICS y la Organización de Cooperación de Shanghái, permite reducir la demanda mundial de petrodólares.

EE.UU. es capaz de mantener su presión sobre otras divisas, actualmente el rublo, solo mientras el petrodólar sigue siendo la mayor moneda de reserva mundial, y es la principal razón por la que Washington se mantiene a flote con su enorme deuda, que está más de siete veces por encima del PIB“, resaltó el experto.

La merma en la demanda de dólares devaluará el dólar e incluso podría causar hiperinflación en las economías vinculadas el dólar“, agregó.

Mientras tanto, Rusia no tiene nada que temer porque el rublo no se negocia ampliamente, aparte de ser vendido en grandes cantidades por bancos centrales de Occidente de acuerdo con el esquema criminal de Washington que busca destruir la economía rusa mediante la inundación del ‘mercado’ con la moneda rusa, algo que no logarán hacer, sostuvo.

El Banco Central, por lo general, no interviene en la situación porque Rusia, al fin de cuentas, necesitará rublos para su nueva alianza comercial y los acaparará a precios bajísimos por los artificialmente hinchados dólares y euros.

Además, señaló que hace más de un año Rusia empezó a vender combustible energético en rublos y monedas de sus socios comerciales -China y otros miembros de los BRICS- y actualmente también por oro físico.

El rublo ya está asegurado por oro a un nivel con el que Occidente solo puede soñar”, acentuó Koenig. Mencionó también el análogo del sistema de transferencias internacionales SWIFT que Rusia está desarrollando y que al salir a la arena mundial, junto con los factores mencionados, “asestará un golpe demoledor al esquema corrupto del dólar“.

¿Dónde posiciona todo esto a Washington? A un paso del jaque mate“, resumió el experto.

Tomado de: http://actualidad.rt.com/economia/162889-guerra-divisas-putin-obama-eeuu

Nota nuestra: El BOLÍVAR-DIVISA, añadiría un gran peso adicional

Carta de China para María Corina

9 Ene

En respuesta a su carta del 8 de enero 2015 dirigida al camarada Xi Jinping, Presidente de la República Popular China, he recibido instrucciones de responderla para hacer honor a la tradicional cortesía de mi país y, al mismo tiempo, señalarle:

Bruja apátrida

Bruja apátrida

PRIMERO

Firma usted su carta como “Diputada a la Asamblea Nacional”, cargo y título que usted –efectivamente- tuvo y del cual fue despojada por sus colegas parlamentarios por haber representado a otro país (?) en la Organización de Estados Americanos OEA, con el propósito manifiesto de oponerse a la representación oficial de Venezuela en dicho foro. La República Popular China no se entromete en los asuntos internos de Venezuela, pero creo pertinente comentar que si un diputado chino hubiera incurrido en semejante conducta, y hubiera cometido la locura de volver a China, lo hubiéramos tratado sin la benevolencia que usted ha recibido de parte del gobierno de su país y habría perdido algo mas que su curul. Me atrevo, además, a suponer que es en función de esa benevolencia que usted hoy se atribuye un título que no tiene para descalificar a su gobierno y denunciar acuerdos bilaterales que sin duda beneficiarán a su pueblo.

SEGUNDO

Habla usted “en nombre de los ciudadanos venezolanos que hoy nos preparamos para la reconstrucción de nuestro país”, y suponemos se refiere a sus correligionarios. No podemos sino desearle éxito en dicha preparación si es para alcanzar el poder dentro de la legalidad constitucional venezolana, es decir mediante elecciones.

No parece pertinente de su parte “advertir al pueblo chino” (son sus palabras) de cualquier cosa que sea.  Habla usted con irrespeto y  racismo, como si el gobierno de una nación de 1.370 millones de habitantes necesitara que usted le informe sobre las realidades del mundo. Peor aún, comienza su “advertencia” con una afirmación tan errónea como es “Venezuela atraviesa una crisis económica y social sin precedentes”, cuando hasta los estudiantes chinos y venezolanos saben que el actual “proceso” venezolano nació justamente de la profunda y dramática crisis neoliberal de los 80-90, que era política y social y no solamente económica como la actual que, además, es en gran parte artificial y provocada.

TERCERO

En cuanto a la parte de su “advertencia” que señala, como para atemorizarnos, “una grave escasez de productos de primera necesidad, el aumento desenfrenado de la inflación y la destrucción del sector productivo” un estudio aún superficial de la historia china le permitirá enterarse, señora Machado, que esas eran las condiciones cuando nació, en 1948 y en plena guerra fría, nuestra gloriosa República Popular China, sin mencionar la guerra fría y acoso por parte del entonces gobierno macarthista de los Estados Unidos.

CUARTO

Escribe usted que “La solicitud de financiamiento hecha recientemente por el Sr. Maduro ante la República Popular China, no garantiza que los recursos se utilicen de una manera responsable…” Una solicitud en sí no garantiza nada: en las negociaciones bilaterales entre China y Venezuela rige el mutuo interés estratégico y las garantías financieras. En cuanto al destino y uso que hace cada Estado de sus finanzas, eso es un asunto de política interna: nosotros no somos el FMI ni somos el gobierno de su amigo George Bush. El gobierno chino no regala, ni apuesta decenas de miles de millones de dólares sin saber con quién está tratando: consideramos que Venezuela tiene suficientes recursos materiales y humanos para garantizar cualquier cosa. Y sobre la parte de su ‘advertencia’ que indica que “la caída de los precios del petróleo les restan el soporte (sic) que requeriría la solicitud”, nuestros expertos petroleros difieren y piensan que hay razones para esperar un repunte de precios en 2015.

QUINTO

En cuanto a su afirmación de que “el nuevo empréstito podría (sic) estar fuera de toda norma constitucional venezolana”, su condicional ‘podría’ genera dudas sobre si el tema la supera a usted o si intentó formular una amenaza, como si la República Popular China no supiera quién es usted y su poca autoridad que  en materia constitucional.

El resto de su carta es puramente político, y trata asuntos para ser debatidos entre venezolanos. Me detendré, sin embargo en su afirmación de que miles de millones de dólares han sido para “proyectos en el área social que hoy no están concluidos”. y decirle que esperamos que nunca se concluyan, porque esa es, justamente, la naturaleza de los proyectos sociales.

Termina usted su carta asegurándonos que “al lograr la transición hacia la democracia, el nuevo gobierno de Venezuela honrará los compromisos asumidos con la República Popular de China”, a lo que me veo obligado a señalarle que la República Bolivariana de Venezuela está reconocida como una democracia por los casi 200 países miembros de las Naciones Unidas y, en general, por toda la comunidad internacional. Siendo Venezuela una democracia, quizás la “transición” que usted nos anuncia sea hacia otra cosa que no nos permitimos ni queremos adivinar. Lo único que podemos hacer, en esta China milenaria y socialista, es preguntarnos si el “nuevo gobierno”  que usted anuncia… durará o duraría- más que el de su antiguo socio y colega Pedro Carmona Estanga.

Con nuestra consideración
Me suscribo,

Dr. Fu Man Chu
Encargado de Asuntos Atípicos Internacionales
Xihuang-Chenggen Beijie, Beijing
República Popular de China

P.S.: Manda a decir el Presidente Xi Jinping que no sea tan chismosa.

Tomado de: http://www.telesurtv.net/bloggers/Carta-de-China-para-Maria-Corina-20150109-0003.html

HERMOSO!! MIRA LO QUE HIZO ESTA AEROLÍNEA EN UNA COMUNIDAD POBRE DE REPÚBLICA DOMINICANA, LLORARAS AL VERLO

4 Ene

La República Dominicana es un país ubicado en las islas del caribe en las Antillas Mayores, este hermoso país tropical es conocido por sus maravillosas playas. Pero este país a pesar de sus riquezas ha tenido muy mala gestión de parte de los gobiernos anteriores, que no han dado el uso correcto a los fondos públicos, por esta razón aún hay muchas personas pobres y con escasos recursos, tanto de salud, en el hogar, hasta para los estudios. Pero esta vez la República Dominicana fue elegida por una aerolínea llamada WestJet para darles una sorpresa que jamás se imaginarían. Lloraras al ver lo que hicieron.

Tomado de: http://socialhy.com/hermoso-mira-lo-que-hizo-esta-aerolinea-en-una-comunidad-pobre-de-republica-dominicana-lloraras-al-verlo/#

BOLIVIA: Elecciones y auge económico

4 Ene

Cualquier balance que el gobierno de Bolivia haga del año que concluyó no puede ser más que satisfactorio. El presidente Evo Morales Ayma, el pasado 12 de octubre, fue reelegido por poco más del 62% de los sufragios, demostrando además de un muy fuerte liderazgo, la presencia de una fuerza política y social cada vez más aceitada y que ante cada acontecimiento nuevo, emprende nuevos desafíos organizativos. El crecimiento de la economía del país del altiplano llegó en 2014 al 5,7% y se prevé que en el año que comienza, el PIB (Producto Interno Bruto) rondará el 6%.

evo morales 1

El empresariado boliviano, otrora adverso a Morales, hoy saluda la gestión del mandatario aymara (ver aparte), mientras que los trabajadores nucleados en la clasista Central Obrera Boliviana (COB) le dieron en el último año un nuevo impulso al proceso de cambio y su injerencia fue determinante en los comicios del 12 de octubre. No significa que las tensiones entre empresarios y trabajadores hayan desaparecido, todo lo contrario, hoy intentan ser reguladas desde la gestión estatal con el objetivo de llevar adelante la denominada Revolución Democrática y Cultural. Pero a pesar de ciertos avances, ahora el año comienza con nuevas tareas, y una de ellas son las elecciones subnacionales que se realizarán el próximo 29 de marzo. Allí se elegirán gobernadores, alcaldes, asambleístas y concejales. El Movimiento al Socialismo-Instrumento Político para la Soberanía de los Pueblos (MAS-IPSP) se vuelve a jugar una fuerte apuesta en dichos comicios. No se trata de conservar el poder construido sino de profundizar el proceso de cambio, y dar saltos tanto cualitativos como cuantitativos.

Desde octubre de 2013, un año antes de las pasadas elecciones presidenciales, el presidente Evo Morales instó a toda la fuerza política y social que gira en torno de su proyecto a redoblar las distintas apuestas que esa fuerza viene desarrollando desde la asunción al gobierno, en enero de 2006. Si bien lo que se conoce como proceso de cambio en Bolivia data de los albores de este siglo cuando se produjera la llamada Guerra del Agua (2000) y que posteriormente permitiera que en 2005 fuera elegido Evo como el primer presidente indígena del país del altiplano, una vez llegada esa fuerza social al Palacio Quemado, los desafíos se multiplicaron y continuaron así las diferentes fases de un proceso que aún conserva esas marcas indelebles de eso que en cualquier lugar del planeta es un cambio de época, un ciclo de transformaciones que para nadie pasa inadvertido. El proceso boliviano –al igual que el que se da en Ecuador– es lo más semejante a lo que en otros tiempos se denominaba procesos revolucionarios. Los tiempos son otros, sin dudas, pero esas experiencias invitan a soñar con un mundo más justo.

En octubre de 2013 Evo instaba a sus seguidores a profundizar el proceso de cambio, traduciéndolo cuantitativamente. Proponía incrementar los porcentajes alcanzados en elecciones anteriores. Se sabe que toda mejor performance cuantitativa siempre redunda en un mejor posicionamiento cualitativo. Hubo un dato sobresaliente al respecto y fue que en 2014 la COB, manteniendo su autonomía, se sumó al proyecto de cambio, dándole así al rumbo liberador una característica singular. Que una central obrera ubicada a la izquierda de un gobierno transformador, y que contando además con más de 2 millones de afiliados, se defina de tal forma, resulta un dato que no deja de sorprender a cualquier adepto al cambio social, fundamentalmente, los que no viven en Bolivia. La COB no dejó de señalar que de lo que se trataba era de aislar definitivamente a la derecha y transformar en irreversible lo alcanzado hasta la actualidad.

Desde octubre de 2013, Evo Morales instó a sus seguidores en cuanto a que a las presidenciales de un año después era necesario llegar a través de una gran movilización popular y que los principales artífices de ese triunfo no podían ser otros que los dirigentes locales. Principalmente debían ser los alcaldes pero también los líderes de los movimientos sociales. Es sabido que un liderazgo como el de Evo Morales es capaz de traccionar una marea de votos muy importante, aunque las representaciones locales no sean demasiado atractivas. Esto genera indudablemente un centralismo electoral que muchas veces provoca distensión en las gestiones municipales, y por ende un descuido de ellas. Total se va a ganar igual, piensan algunos, a los que sólo les importa mantener un cargo público. En tal sentido, Evo fue muy duro con respecto a ese tipo de displicencias y les tiró gran parte de la responsabilidad a los que deben acumular sufragios desde las bases mismas. El principal argumento era que ellos son los que mantienen una relación cotidiana con los ciudadanos, y a su vez que desde esos lugares también deben ser un ejemplo de gestión.

Teniendo en cuenta que la campaña se inició en octubre de 2013, y que el principal objetivo era sumar para las presidenciales de un año después, habría que pensar que resulta de gran importancia todo el trabajo realizado, ya que poco más de cinco meses después se realizarán las elecciones subnacionales, en las cuales se elegirán gobernadores, alcaldes, asambleístas y concejales.

En marzo el Mas- Ipsp intentará avanzar sobre las provincias que siempre le resultaron más esquivas, como lo es la región denominada la Media Luna (Santa Cruz, Tarija y Beni) En las elecciones anteriores el actual gobernador de Pando Luis Adolfo Flores Roberts pudo romper con la vieja hegemonía del ex prefecto Leopoldo Fernández.

El pasado lunes 29 de diciembre fue el último plazo para que las diferentes alianzas políticas presentaran las listas de los candidatos para marzo, ante el Tribunal Supremo Electoral (TSP). En referencia a la alianza oficialista, previo a ello el presidente les pidió a las organizaciones del Mas- Ipsp, calcar el tejido social en la lista de candidatos para los comicios. Según la Agencia Boliviana de Información (ABI) Evo dijo que “No sólo un sector social puede acaparar las candidaturas”, en relación a algunos roces y pugnas entre militantes del partido. “Hay que hacer el tejido social, todos los sectores sociales tienen que estar en la plancha” de candidatos, señaló el mandatario y lamentó que algunos grupos quieran imponer candidaturas bajo amenaza de iniciar bloqueos de caminos, una medida que promueve -dijo- gente infiltrada que elude el diálogo para consensuar los nombres de candidatos.

Queremos ganar las alcaldías, pero movilizándonos todos de manera conjunta para que sigan llegando obras”, remarcó Evo.

Por su parte el presidente del Senado y militante del Mas Eugenio Rojas, atribuyó los conflictos surgidos en el proceso de selección de candidatos del partido, a la democracia abierta y participativa que ejercen las organizaciones sociales. En el Mas “no se imponen los candidatos desde arriba (…), estamos construyendo una democracia más abierta, más participativa. Una elección desde las bases es complejo, difícil (y) nos va traer problemas, pero así es la democracia verdadera y es complejo llegar a un solo candidato en algunos lugares”, dijo.

Sin dudas un proceso complejo que pone en juego una vez más, la creatividad de las organizaciones populares, con el propósito de profundizar el proceso de cambio.

En cinco años

La soberanía alimentaria está cerca

Bolivia pretende ser un país libre de dependencia alimentaria. Así lo afirmó el presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Julio Roda, señalando que en unos cinco años se logrará ese cometido y que a su vez la expectativa es exportar la producción agropecuaria con valor agregado. Según ABI, el funcionario señaló que “máximo en cinco años, Bolivia va ser un país libre de dependencia alimentaria de otros países, va a ser un país soberano”, le dijo a una televisora local.

Esto cuadra con los datos del Viceministerio de Desarrollo Rural y Tierras, en los cuales se indica que la superficie de cultivos de producción creció en 2014 de 2,5 a 3,5 millones de hectáreas, y eso representa un 40% más que en 2013.

En la región de Santa Cruz, considerada la más próspera del país, la superficie cultivada llegó a 2,4 millones de hectáreas, de las que 1,2 millones le corresponden a la producción de soja y el resto a otros productos como arroz, trigo, sorgo, girasol, entre otros.

Según dijera el presidente de la CAO, “solamente nos falta trigo, nosotros necesitamos producir 160.000 hectáreas para cubrir la demanda nacional de trigo. Este año (por 2014) hemos tenido incremento en el 96% de productividad de trigo” resaltó, agregando que 2014 fue un año difícil por las intensas lluvias e inundaciones que afectaron a varias zonas productoras de alimentos, pero señaló que el desafío es superar las dificultades climáticas con más tecnificación, fertilización y siembra directa, entre otras medidas que deben contar con el apoyo del gobierno nacional.

La soberanía alimentaria es uno de los pilares a los que apunta la Agenda Patriótica del Bicentenario 2015, y que representa el principal programa de gobierno.

Osvaldo Drozd
Periodista
Caracas cuéntame Caracas

Historias de la Historia de la Capital de Venezuela

LA FUGA

BOLIVAR ES MI PALADIUM....CHAVEZ MI FILOSOFIA

Kamikazed

Party People

Blog de Martorano en Wordpress.

Politica,Hugo Chávez,Socialismo del Siglo 21

Ledgrowlights

Lamparas led para horticultura técnica

bukausahayangmenjanjikan

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

Al ritmo político

En sintonía con la realidad

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

Las termitas del cielo

Entropía callejera

nereartes

PERSONAL PROJECT

Freddy Alirio Bernal Rosales

Revolucionario radical, bolivariano y socialista. Defensor a ultranza del ideario político del comandante Chavez.

De Cruces te traigo

...historias, comentarios, artículos y mucho más. De Cruces te traigo, cómo vivimos, cómo somos, de la alegría de mi pueblo... DE CRUCES TE TRAIGO

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

Blog de Manuel Ponte

Sociedad hiperconectada y su nuevo avatar

Pensamiento de alguien de colombia

Divagando por Medellín

Sixelandia

La vida en la interné.

PROVERBIA

"Crítica Social, Lírica y Narrativa"

Blog de @ACaaman

Web Designer / Social Network Manager / Linux & Android User

amejias49

de todo un poco

HACIENDO PATRIA

Defendiendo a la Revolución Bolivariana

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

La Historia Del Día

Blog para compartir temas relacionados a la historia, la política y la cultura

Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

LA NOTA digital

Entre Ríos

kharma Estrany. [Art & Culture]

Espacio de arte y pensamiento

A %d blogueros les gusta esto: