Tag Archives: américa latina

Entrevista a Álvaro García Linera: Socialismo, comunidad e integración. Parte I

29 Ene

Nota: Esta es la primera de tres partes en que se publicará la extensa entrevista realizada en La Paz, Bolivia en noviembre pasado.

Nos encontramos un sábado a eso de las 8 de la mañana en su oficina de la Vicepresidencia. Apareció de pronto por una puerta, sonriente, ágil, “¿Cómo estás, hermano?” me dio un apretón de manos y nos invitó a pasar a la oficina. “Les hemos preparado un desayuno”, dijo señalando la mesita con frutas mientras me insistía que tomara un matecito de coca para el sorojchi. De inmediato quiso saber dónde pondría el trípode con la cámara, “depende del lugar donde usted quiera sentarse” respondí, y mientras me señalaba un sillón se puso rápidamente a correr él mismo un sofá y una mesa de centro para hacer espacio. Yo contemplaba algo atónito al vicepresidente moviendo muebles con amabilidad y diligencia sin el menor atisbo de afectación. Se preocupó de la silla en que me sentaría, de la luz, de que tuviera todas las condiciones para la grabación.

Álvaro García Linera

Álvaro García Linera, nacido en Cochabamba, ha sido vicepresidente de Bolivia desde que asumió el presidente Evo Morales en 2006. Cuando concluyó sus estudios de enseñanza media se trasladó a México. Allí estudió Matemáticas en la UNAM, aprovechando de asistir a cuanto seminario de marxismo y ciencias sociales pudo. De vuelta en Bolivia a principios de la década de los 90 fundó junto a otros compañeros el Ejército Guerrillero Túpac Katari. En 1992 fue apresado por las fuerzas de seguridad bajo una acusación nunca demostrada de terrorismo y estuvo preso por 5 años. En la cárcel estudió sociología y reemprendió sus lecturas de Marx, que terminaron por materializarse en el libro Forma valor y forma comunidad, uno de sus textos más complejos. A partir de entonces se convirtió en quizás el más lúcido y prolífico de los intelectuales militantes en Bolivia y América Latina, no exento por cierto de polémicas. “Tenía tanto que decir y había estado tanto tiempo sin poder comunicarme”, me dijo, que decidió ir a cuanto debate, a cuanto medio de comunicación, seminario o conversatorio lo invitaron. Así su trabajo político tomó forma y se esparció, hasta culminar con la labor que hasta hoy desempeña en el gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia.

 

SOCIALISMO

Usted mencionó en la presentación del último libro de Marta Harnecker aquí en La Paz que está avanzando en algo que quiere publicar más adelante, centrado en el problema del socialismo. Reconocemos en América Latina, nombrado de distintas formas, una serie de intentos por repensar el socialismo después de lo que fue la experiencia del siglo XX. En La potencia plebeya además, usted considera el proceso de la URSS como una generalización de la lógica del capital. ¿Dónde pondría los ejes en los que debería descansar la discusión sobre el socialismo en las condiciones actuales?

Voy respondiendo, voy reflexionando y voy comentándote –dice pensativo y se detiene algunos minutos en silencio.

Lo primero es la necesidad de reivindicar el socialismo como idea movilizadora, como proyecto esperanzador, como horizonte; porque si no, sigues moviéndote en la narrativa del fin de la historia, de lo que existe: capitalismo y neoliberalismo, con sus problemas, sus dificultades y sus tropiezos.

El socialismo es un hecho político, luego es un hecho intelectual, es un hecho espiritual, es un hecho cultural. Necesitamos reivindicar lo que llaman más poéticamente “otro mundo es posible”. Hay que reivindicar con fuerza que ese otro mundo posible tiene nombre y apellido, que está fundado en lo común, lo de todos, lo social. Hay que reivindicar que hay un futuro distinto, que hay un futuro posible, que es posible otro mundo, que es posible la expansión de lo común frente a la expansión de lo privado. Hay que reivindicar este otro mundo posible con nombre y con apellido: el socialismo, que es un horizonte, una esperanza y un hecho movilizador. Si no, no hay política. La política en el fondo también es eso. La política es la lucha por el sentido común dominante en una sociedad, pero la política revolucionaria es la lucha por un sentido común dominante que moviliza las energías humanas entorno a otra sociedad. Ese es para mí el primer eje.

Si no hay esperanza, no hay lucha. Uno no lucha porque sufre, hay mucha gente que sufre mucho y traga y digiere su sufrimiento cada día. Más lucha no es directamente proporcional a mayor sufrimiento. Incluso se puede tener un terrible sufrimiento y aún así movilizarse en contra de los suyos, para una regresión histórica. Entonces, la revolución es la lucha por un otro mundo posible y uno tiene que intentar visualizar ese norte. Porque hay esperanza es que lucho y me movilizo, porque hay una grieta posible es que me organizo, me sacrifico, me esfuerzo, e incluso soy capaz de entregar la vida. Pero si no veo la grieta que puede ser ampliada y el horizonte posible a ser construido, ganado y alcanzado, no me organizo, no me sacrifico, no lucho con sistematicidad, con denuedo, no me arriesgo.

Nosotros los comunistas, los socialistas, los que estamos en contra de lo existente, necesitamos acercar una bandera. Una bandera en torno a la cual movilizar todas las esperanzas, todas las fuerzas, todas las energías. Una bandera creíble, una bandera esperanzadora, que nos haga ver que hay un norte allá. Ese papel cumple hoy la reivindicación del socialismo.

Es una idea, es una esperanza, es una expectativa y es también una materialidad, cumple el papel de materialidad movilizadora de la sociedad, de los excluidos, de los marginados, de los que nos sentimos inconformes y que podemos decir hacia allá hay una sociedad en la que nos sentiremos mejor, viviremos mejor, estaremos más tranquilos, estaremos más satisfechos.

En relación a este segundo elemento, ¿cuál es la materialidad social de ese horizonte, la materialidad social de esa bandera movilizadora, de esa esperanza? En otras palabras, ¿cuál es el socialismo posible? Y entonces ahí entra este debate que planteábamos con Marta (Harnecker) y está en ese pequeño discurso. ¿Es el socialismo un recetario de cosas por venir? Ese es un debate ahorita entre los marxistas, los vinculados a la academia, los que hablan desde las universidades en una Europa y Estados Unidos anquilosados, que reivindican el socialismo y el comunismo como una idea. El socialismo como una idea, el comunismo como una idea, la idea del comunismo.

Es importante la idea, no la he desechado. Sí, en tanto horizonte movilizador de esperanzas es una idea, pero es más que una idea. Pero la idea es un tema que se resuelve en la siguiente conferencia donde se reunirán los marxistas para decir que el comunismo es un tema de academia. Es la diferencia con ellos. La idea para ellos es el escenario de sus reflexiones, sus debates, sus discursos y sus conferencias. Y el comunismo es el pretexto para ello.

Para mí es una idea, pero es una idea de esperanza, es una idea que te jala el espíritu. La gente se mueve por ideas, lo más sublime de las personas se moviliza por sus ideas. Otra vez: uno no pelea porque sufre, uno pelea porque sufre y cree que puede dejar de sufrir. Y entonces se organiza y pelea y persevera y marcha y se reúne y hace lo que puede por una idea. Pero es una idea que también tiene una base material.

Entonces esa es la diferencia de la idea de socialismo que yo reivindico frente a cómo la están manejando los marxistas de cátedra, que está bien que los haya. A esta idea del socialismo hay que incorporar la materialidad del socialismo y ahí soy marxista. La definición que da Marx en La Ideología Alemana es un movimiento real, que se desenvuelve ante nuestros ojos y supera el orden de cosas existentes[1], es decir, está aquí, lo vemos, lo tocamos, está frente a nuestros ojos y busca superar lo existente dentro de lo existente, con lo existente. Es decir, es un movimiento contra capitalista que se da en el capitalismo. No es solamente una idea, es también práctica, es materia organizativa, es hecho social.

Eso necesitamos reivindicar, el socialismo como idea movilizadora, como el nombre de la gran esperanza y también como la lucha actual, como el cúmulo de luchas grandes, pequeñas, dispersas, generalizadas, que se desenvuelven hoy frente a nuestros ojos y que apuntan a superar el orden de cosas existentes. Es decir, es la emergencia de lo comunitario hoy, ¡hoy!, ¡hoy!, en pleno capitalismo. Este es el segundo elemento, la materialidad social del horizonte, eso es lo que propongo reivindicar porque si no te quedas en un ámbito estrictamente académico.

 

¿Ese eje de las prácticas sería entonces el eje principal?

Los dos. Porque sin idea no te animas a movilizarte, pero a la vez, sin materia social tu búsqueda del horizonte se resuelve en una conferencia, en un seminario. Y no, esto se resuelve en la lucha, en la movilización, en tus publicaciones, en tus reuniones, en tu actividad económica, se va resolviendo como un movimiento que avanza y que retrocede, que lo aplastan y luego vuelve a renacer.

Entonces ya tienes dos elementos principales, la idea movilizadora y la materia real de luchas actuales que buscan superar el orden existente. Eso es lo que he intentado hallar en Lenin, en cierta medida en Lenin, en Marta también, en sus reflexiones.

Entonces el socialismo no es un modo de producción. Decían “estaticemos todo los medios de producción y ya entramos en una nueva economía”, ¡no! El socialismo es un periodo de transición de luchas que te separa de la gran comunidad universal, que sería el comunismo.

Pero me vas a decir “Álvaro, eso está pasando a diario, actualmente hay luchas en el capitalismo, contra el capitalismo ¿y eso ya es socialismo?” No, la diferencia para hablar de socialismo es que hay un poder político. El poder político de los sectores excluidos, de los trabajadores, que es capaz de orientar, potenciar estas luchas que se desenvuelven ante nuestros ojos, en la búsqueda de su expansión, de su irradiación, de su generalización. Luchas hay en toda sociedad capitalista, pero luchas apoyadas por un poder político revolucionario, por un poder político de los trabajadores, ampliamente democrático, que refuerza esas luchas comunitarias, que busca ampliarlas, que busca generalizarlas, ese sería el socialismo. Ahí está más o menos mi esquema de interpretación del socialismo: es un norte movilizador, son luchas actuales, pero es el apoyo, la existencia de un poder político, de una estructura estatal o semiestatal, que se mueve en la dualidad de democratización de decisiones y concentración de decisiones –eso es un semiestado, porque todo estado por definición monopoliza decisiones y todo movimiento social por definición democratiza decisiones, y un semiestado es la coexistencia altamente productiva de las dos tensiones en una. Entonces el socialismo, con sus tres ejes, lo definiría como un periodo de transición entre el capitalismo, como modo de producción, como sistema tecnológico, como civilización; y el comunismo, como un otro modo de producción inexistente hoy.

El socialismo es el tránsito. Es un tránsito en que se dan las luchas de un capitalismo predominante y de una emergencia intersticial de luchas comunitarias, de esfuerzos comunistas que tienen el apoyo del poder del Estado revolucionario para irradiarse, para expandirse, para volver a comenzar. Entonces, es un escenario de guerra total, de guerra social total. No militar, no necesariamente con armas, sino de ideas, con experiencias y organizaciones.

Entonces, si eso es el socialismo, no es un modo de producción. El socialismo es un conjunto de luchas sociales que avanzan, que retroceden, que se expanden, que se irradian, que nacen, que se mueren, que las aplastan, que vuelven a renacer apoyadas permanentemente por iniciativas del Estado que no las sustituyen, sino que buscan que se expandan, que se irradien.

Eso me permite a la vez entender que hay gente –quizás eso fue lo que pasó en la URSS– que dice, ya, está bien, pero ¿hasta cuándo? Y se cansaron. Porque en el socialismo tú estás depositando en la propia sociedad la iniciativa para que se auto organice y el Estado te ayuda, te facilita los medios, te permite irradiar de mejor manera, porque no te sustituye. La iniciativa está en la sociedad, para asociarse, para la cultura, para la definición de políticas, para la producción, esa sociedad es lo comunitario emergiendo desde lo social. Pero hay momentos en que desde el Estado dicen “está tardando mucho, es muy difícil, no entienden, no están preparados”, entonces los sustituyen y estatizan todo. ¡En ese momento perdiste! Porque ya la iniciativa ya no está en la sociedad, si no en una vanguardia esclarecida, bien intencionada, que busca acelerar los procesos, pero lo perdiste porque ya lo asumiste todo, volviste al estado hegeliano, aunque ya no es una elite de funcionarios públicos interiorizados con el bien universal, si no una elite de revolucionarios que por el bien de la humanidad ha decidido acelerar las cosas y ha sustituido a los que tienen que hacer las cosas. En ese momento que asfixiaste todo ya no estás en el socialismo, estás en el capitalismo de Estado, y la frontera es muy difusa, muy difusa. Esto es lo que le contaba yo a Marta (Harnecker) ese día, lo que he venido reflexionando porque he vuelto a leer las Obras Completas en lo que respecta a esos periodos…

 

¿Las Obras Completas de Lenin?

Lenin, si, desde su comunismo de guerra que es decir, a ver, compañeros, somos obreros, tenemos soviets, nos vamos a morir de hambre, y están ahí los campesinos que son pequeños propietarios, necesitamos su comida. Por el bien del socialismo vamos a quitarles toda su comida. Y la requisan porque hay que salvar la revolución. Es más, intentan promover cooperativas aceleradamente para comenzar a producir en colectivo, con personas que durante dos mil años habían producido individual y familiarmente, entonces se muere la gente, hay guerra total, se mueren de hambre. El tal comunismo de guerra fue así, un hecho catastrófico. 8 millones de personas mueren, por lo menos.

Entonces Lenin dice “momento, momento, eso no es el socialismo”. Y comienza a reflexionar ¿qué es Rusia? Hace su catálogo y lo repite en cada conferencia, lo debe haber repetido 20 veces. Rusia tiene la economía tradicional campesina, tiene la pequeña producción urbana, tiene la pequeña producción rural, son 5 modos, tiene el capitalismo desarrollado y tiene atisbos de empresas sociales. Y luego dice, somos una economía capitalista, estoy hablando del año 21 o 22, cuando habla sobre la NEP. Y comienza a reflexionar, a decir, bueno ¿cómo vamos a construir el socialismo? Impulsando la asociatividad, buscando que la gente emule, hagamos una cooperativa acá y mostremos que en esa cooperativa la gente vive mejor y vive más feliz, para que el campesino que desconfía de nosotros se anime hacerlo voluntariamente. Es decir, es el esfuerzo de la voluntariedad, de la asociatividad, no de la aglomeración colectivista del Estado, si no de la asociatividad comunista de la sociedad para producir. Y dice, hagamos contratos y se pone a firmar contratos con las empresas petroleras y las empresas madereras. Necesitamos su tecnología y sus formas organizativas de producir. ¿Pero eso no es capitalismo? Es capitalismo, pero no es un peligro si nosotros mantenemos el poder.

Esta idea del papel del poder político en la definición de la estructura del Estado que ayuda a la asociatividad de la sociedad autónoma, con los recursos económicos y la tecnología recuperada, es el socialismo. Esta lucha tan complicada que se da en medio de un capitalismo prevaleciente que no ha sido superado –porque no estás en otro modo de producción, estás en el modo de producción capitalista dominante–, donde impulsas estos pequeños intersticios de asociatividad comunitaria y que el Estado ayuda, empuja y busca diversificar y promover, eso sería el socialismo. Así hay que reivindicar la construcción de los regímenes socialistas contemporáneos, de este nuevo socialismo democrático.

El socialismo es lucha, es un periodo de transición de luchas intensas entre un capitalismo prevaleciente y dominante, erosionado por esfuerzos intersticiales diminutos, que avanzan, que retroceden, que vuelven a renacer para construir una otra forma de organizar la economía, la política y la sociedad, donde hay un poder revolucionario que ayuda en esa lucha para buscar que se irradie y que avance más rápido, no para sustituirlo, sino para acompañarlo.

 

Continúa en partes II y III

 

NOTA

[1] En La Potencia Plebeya, García Linera afirma: “En la medida en que el capital es una realidad social y material que enajena el trabajo, y el comunismo no es otra cosa que el “movimiento real que anula y supera el estado de cosas actual”, la superación de esa realidad no puede ser más que un hecho igualmente social y material que involucra a las clases trabajadoras en su conjunto, a su actividad práctica colectiva.”(pág. 121) La frase entre comillas corresponde, según la referencia al pie, a La Ideología Alemana de Marx y Engels.

El Desconcierto - logo

Tomado de: http://eldesconcierto.cl/entrevista-alvaro-garcia-linera-socialismo-comunidad-e-integracion-parte/

“Si Cuba no está en Cumbre de las Américas, Ecuador tampoco” declaró Rafael Correa

4 Jun

En declaraciones a Prensa Latina, el jefe de Estado reafirmó la voluntad de continuar estrechando lazos de cooperación con la isla caribeña, y agradeció todo lo que ese país ha hecho para ayudar a la Revolución Ciudadana.

rafael correa

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ratificó este miércoles que si Cuba no está en la próxima Cumbre de las Américas prevista para 2015 en Panamá, su país tampoco asistirá, igualmente propuso sacar de Washington (capital estadounidense) las sedes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Organización de Estados Americanos (OEA).

Es inadmisible una Cumbre de las Américas sin Cuba, como era inadmisible una Organización de Estados Americanos sin Cuba, y eso no puede tolerarlo América Latina”, aseguró el mandatario en un conversatorio con la prensa extranjera celebrado en el Palacio de Carondelet, sede del Gobierno.

En declaraciones a Prensa Latina, el jefe de Estado reafirmó la voluntad de continuar estrechando lazos de cooperación con la isla caribeña, y agradeció todo lo que ese país ha hecho para ayudar a la Revolución Ciudadana.

Con Cuba tenemos una relación fraterna, desde allá nos han ayudado muchísimo históricamente, y con mucha alegría podemos decir que en algo estamos retribuyendo, ahora con las obras en la ciudad de Santiago de Cuba, que quedó destruida tras el paso del huracán Sandy (en 2012)”, indicó.

Correa señaló que Cuba tiene cosas que a Ecuador le faltan, y una de ellas es la gran cantidad de talento humano formado durante décadas de Revolución, como por ejemplo los médicos especialistas.

Agregó, “he decidido que, mientras sea Presidente de la República del Ecuador, no volveré a asistir a ninguna “Cumbre de las Américas”, hasta que se tomen las decisiones que la Patria Grande nos exige”.

teleSUR- Prensa Latina/ df – JG
Tomado de: http://elcomunista.net/2014/06/04/correa-si-cuba-no-esta-en-cumbre-de-las-americas-ecuador-tampoco/

“La educación es un derecho humano, pero también la generadora de talento y riqueza” (Video)

15 May

Rafael Correa, presidente de Ecuador, criticó este miércoles a activistas de izquierda que han generado incidentes en un proyecto minero en la zona de Intag (norte del país andino).

Durante la ceremonia en la que la Universidad Santiago de Chile (USACH) le confirió el doctorado honoris causa, Correa dijo que los incidentes forman parte de una estrategia para desgastar a los gobiernos de izquierda de la región.

Esa es la política que realmente muchas veces cansa, y muchas veces de la izquierda, esa izquierda infantil, no autentica, esa izquierda boba que es la mejor aliada de la derecha, del status y que piensa que la pobreza es parte del folclor”, sostuvo el mandatario.

El gobernante, que arribó el martes a Chile para cumplir una agenda oficial y académica, recalcó que América Latina requiere de sus recursos naturales “para superar lo más rápidamente posible la pobreza, el imperativo moral de nuestros tiempos”. La pobreza no es generada por los recursos naturales sino por las políticas, dijo.

En el aula magna de la USACH, Correa, de tendencia socialista, evocó la memoria del mandatario Salvador Allende, quien fue derrocado en 1973 por el dictador Augusto Pinochet tras lo cual se instauró un régimen de terror que dejó miles de muertos y desaparecidos.

Un momento que le valió una extensa ovación por parte del auditorio fue cuando recordó a los gestores de la música protesta: Víctor Jara, Patricio Manns, Quilapayun, Inti Illimani, cuyas voces, dijo, no pudieron ser apagadas por las bombas y cañones del facismo.

En su conferencia, Correa manifestó que el desarrollo es básicamente un problema político sobre quién manda: las élites o las grandes mayorías, el capital o los seres humanos, el mercado o la sociedad.

En este contexto, dijo que el mayor daño que se le ha hecho a la economía es haberla desvinculado de su naturaleza original de economía política. “Nos han hecho creer que todo es un asunto técnico y sin considerar las relaciones de poder dentro de la sociedad, nos han convertido en funcionales a los poderes dominantes”, subrayó.

Cuestionó que América Latina haya estado históricamente dominada por élites que excluyeron de los beneficios del progreso a las grandes mayorías.

Andes
Tomado de: http://colarebo.wordpress.com/2014/05/15/presidente-rafael-correa-en-chile-la-izquierda-boba-es-la-mejor-aliada-de-la-derecha-y-del-status-quo/

La recurrencia de la historia

14 Abr

La calma reina nuevamente, por ahora, no quiere decir que se acaben las batallas.

CUANDO LA BRUJULA MARCO EL SUR

Imagen: http://casacomal.powweb.com/icaro/pre09/sites/default/files/webform/CUANDO%20LA%20BRUJULA%20MARCO%20EL%20SUR2.jpg

Pero hoy hemos vencido una tormenta infernal de sangre y fuego fascista, que nadie dude de la gran victoria.

Quiero aprovechar para publicar un texto, escrito por mí y publicado en el libro Las venas del Imperio.

Ser panfletario es para mí una obligación cuando hay refriega y batalla, darles luces y ánimos a los que luchamos por el mundo nuevo es mi mejor trabajo.

Hoy, con esta poca de calma que tenemos, quisiera pedirles permiso para que lean otras cosas que escribo, siento y pienso, también.

La Brújula de la crisis:

La interpretación no corresponde entonces sólo a los análisis comparados de los hechos sucedidos, sino a la comparación con los hechos por suceder, que van brotando como imperceptibles semillas sobre el presente, con la fuerza indetenible del universo: la misma de un grano de maíz o del espermatozoide de cualquier adolescente, cargado de furia, de vida, de presagios y de la fuerza centrípeta que remoza a las especies.

El norte y el sur tienen su historia, quizá más vale decir el norte y lo ecuatorial. Las grandes civilizaciones emergieron anteponiéndose a los climas estacionales del norte, el invierno obligó a Europa y a la Norteamérica a proveerse de sustentos o reservas, enseñó a guardar, almacenar y preservar recursos para sobrevivir en aquellos meses en que la nieve escondía al sol y su fertilidad, a los rebaños y su facilidad de brindarnos alimento.

De esos tiempos nació seguramente la plusvalía, quien guardaba y podía ofertar alimento en los meses de escasez, aprendió muy pronto el concepto de la ganancia, que en su principio dependía siempre de la necesidad de los otros. Los comerciantes y caravaneros, andaban sobre dromedarios haciendo de las suyas: subían y bajaban de las tierras  tropicales al norte invernal para “comerciar” dátiles, sal, carnes saladas y todo aquello que fuese apetitoso en los meses de rigor.

El norte y el sur mantienen su relación a través de la producción y de la idiosincrasia que los diferenciaba. Aquellos aborígenes que habitaban las costas de centro y sur América, del África y la India, no temían a los inviernos. Sus años transcurrían en un constante y permanente disfrute de la generosidad de las tierras, peces, frutas, reses, aves y flores que eran algo constante, como lo son hoy.

La carencia del norte se convirtió en invasión, en el dominio y la explotación del sur. El sur era el patio de las materias primas, aquí vinieron los norteños a proveer sus mercados y a desvalijar a otros hombres que vivían tranquilos y lejos de las angustias congelantes del tiempo del frío, que no desarrollaron su ser en máquinas sino en dioses, por no tener carencias materiales y que disfrutaban el día a día en tierras generosas que le proveían de alimento casi sin esfuerzo. De allí que el hombre del norte aprendió a trabajar mientras el del sur disfrutaba una temperatura, un clima y un medio ambiente que trabajaba para él. En el norte buscaban comida y riqueza mientras en el sur, colmado de abundancia se buscaba sentido y universalidad del ser.

La historia del hombre ha sido este desempeño de ultraje de los grandes imperios boreales hacia las plácidas civilizaciones del sol. Invasiones, dominaciones, ejércitos, degradaciones, asesinatos, sometimientos y explotación venían tomados de la mano de la feroz apetencia de riqueza y de poder en que había derivado el desarrollo de los países que se “desarrollaban”, manteniendo como víctimas a nuestros pueblos. Esto aparece en los anales de la historia: Carlo Magno, Cesar, Hitler, Bush son parte de esa historia. Los hombres del Norte tienen aún sus botas pisando nuestras tierras, tienes esbirros que defienden sus intereses y en todo el sur existen embajadas del imperio del dinero.

La brújula, la que marca el rumbo a seguir ya no apunta al norte sino al sur.

Las tierras milenarias donde creció la civilización son telúricamente tierras cansadas, superpobladas y dependientes de lo externo, son estériles o incapaces de auto sustentarse, hoy sufren una crisis no sólo económica, es una crisis global, es ecológica, es moral, es política, es total.

Hoy el sur se levanta insospechadamente. Ha llegado su hora. Difícil de ver inclusive por los pronosticadores de oficio, pero cada día el sur se crece como otrora crecieron los imperios, se une, como otrora se unieron Norteamericanos, asiáticos y europeos; pero los ojos cansados de sus analistas ni lo sospechan. Nadie sospechó de la caída soviética sino hasta ver a Gorbachov entregarse ante la historia, así son pocos los que vislumbran los pasos tan precisos con que la América Latina comienza a pasar a la vanguardia. Se unifica a pasos agigantados, demuestra en la OEA su ímpetu insometible y continuará avanzando.

El sur ya no es el sur, ya las agujas de las brújulas nos señalan como norte del destino.

 Tierras vírgenes, despobladas, sin historias de imperios sino allá en las memorias ancestrales de nuestros indios, imperios de luz y de dioses, de amor y de hermandad. Se abren las puertas de la era para hacernos protagónicos del salto al futuro. Son todos los dioses que renacen hechos humanos y comienzan la marcha indetenible.

El hombre comienza su historia en el África, en Etiopía, donde tenía todo, como lo tenemos en el sur, los motivos que le hacen emigrar al norte se pierden en la polvareda de los siglos. Hoy el norte está en crisis y el sur renace de sus cenizas. La más mínima algebra marxista es suficiente para predecir los sucesos que acontecerán, no se quedará la crisis en hombres despedidos y auxilios bancarios, falta lo peor, Norteamérica y Europa no sospechan la rebelión que se avecina: la histeria de las piedras de los hombres que quedan en las calles, rompiendo los cristales de las oficinas imperiales anunciarán el comienzo terrible de los tiempos de la ira, sublevados tomarán adoquines y antorchas  para incendiar al capitalismo inmoral, inhumano y cruel que los crucifica y condena a la deriva.

Serán los cambios hacia un nuevo planeta. Un planeta integral. Norte y Sur serán lo mismo al final: el comienzo de la historia verdadera.

 

¡CHÁVEZ VINO A ABRIRNOS LOS OJOS, A ENSEÑAR EL CAMINO A LA HUMANIDAD!

Raúl Bracho
Tomado del libro: “Las venas del Imperio” de Raúl Bracho editado por la editorial Dictus Publishing y disponible en Obras de Raúl Bracho
Disponibles en Amazon.es: http://www.amazon.es/Libros/s?ie=UTF8&field-author=Ra%C3%BAl+Bracho&page=1&rh=n%3A599364031%2Cp_27%3ARa%C3%BAl+Bracho
 

Artillería mediática internacional contra Venezuela

24 Mar

Que las empresas de la comunicación hagan política no es ninguna novedad. Que los grandes consorcios mediáticos de América Latina se articulen para perturbar el rumbo de gobiernos populares, tampoco. Pero que admitan que “están haciendo política” al hacer pública una campaña abiertamente conspirativa aporta un dato novedoso al -cada vez más protagónico- rol que vienen jugando los medios en los procesos políticos de la región.

prensa-gringa-corrupta

En el marco de la nueva arremetida desestabilizadora de la oposición política y mediática contra la Revolución Bolivariana que lleva más de un mes, las tres principales asociaciones de diarios del continente lanzaron la campaña “Todos somos Venezuela, sin libertad de prensa no hay democracia”. La iniciativa, a la que ya se sumaron unos 80 medios de la región, contempla que cada periódico publica diariamente, bajo ese lema, una página con información elaborada por medios opositores venezolanos.

La operación fue idea de Gerardo Araújo, gerente del diario El Universal de Cartagena, e impulsada por la Asociación de Editores de Diarios y Medios Informativos (Andiarios), que agrupa a 53 periódicos colombianos, el Grupo Diarios de América (GDA), compuesto por 11 medios del continente y el grupo Periódicos Asociados Latinoamericanos (PAL), que nuclea a 18 grupos editoriales de 11 países. Vienen participando activamente grandes diarios como La Nación de Argentina, O Globo de Brasil, El Tiempo y El Espectador de Colombia, La Prensa de Nicaragua, El Heraldo de Honduras y La Prensa de Panamá, entre otros.

Hasta ahí, nada del otro mundo. Lo inédito de esta movida es su sinceramiento público. En una entrevista con la revista colombiana Semana, se le preguntó a Nora Sanín, directora de Andiarios y punta de lanza de la campaña, si no teme que se los acuse de injerencia y de hacer política en nombre del periodismo. Su respuesta eludió cualquier eufemismo: “En un sentido amplio de la palabra, nosotros estamos haciendo política. Y está bien que la hagamos, pues nuestra causa es defender un derecho universal: la libertad de expresión”. Andiarios, además, contempla enviar desde Colombia una donación de 52 toneladas de papel para las empresas venezolanas.

En un documento público, estos grupos mediáticos señalan: “Los cada vez más frecuentes ataques del gobierno de Venezuela contra periodistas y medios de comunicación tienen en jaque la libertad de prensa (…) La iniciativa busca mostrar al gobierno que la prensa del mundo entero se mantendrá firme en la defensa de la libertad de expresión y del derecho de los ciudadanos a recibir información”.

En una editorial, El Tiempo de Colombia destaca estaimportante cruzada” frente al “acoso que sufren los periódicos venezolanos, que son el último bastión de la libertad de expresión que persiste en ese país”.

Por estos pagos, en la nota titulada “Iniciativa para la defensa de la libertad de prensa en Venezuela”,Clarín reseña la coordinación delos diarios independientes del continente” y asegura que “la razón es la restricción a la posibilidad de compra de papel para los medios críticos del régimen de Nicolás Maduro”.

Sin embargo, los pretextos que esgrimen estas grandes corporaciones de la prensa regional se derrumban ante el real panorama mediático en la Venezuela bolivariana, donde, a pesar del surgimiento de nuevos medios públicos y la proliferación de medios comunitarios, más del 86% del espectro radioeléctrico continúa administrado por empresas privadas, cuya enorme mayoría se opone abiertamente al gobierno. Además, desde que irrumpió el proceso liderado por Hugo Chávez a fines de 1998, los medios privados casi se triplicaron: las emisoras radiales pasaron de 331 a 499, las publicaciones impresas de poco más de 100 a 334 y los canales de televisión de 36 a 67.

Consultado sobre esta campaña regional, Nicolás Maduro respondió: “Que saquen una, que saquen mil, que saquen un millón de páginas: la Revolución Bolivariana continuará su rumbo”.

Adital
Gerardo Szalkowicz
Tomado de: http://site.adital.com.br/site/noticia.php?boletim=1&lang=ES&cod=79876

El neocolonialista eurocéntrico y sus defensores en Aporrea

5 Mar

Al leer en Aporrea un artículo en defensa del contrarrevolucionario eurocéntrico Heinz Dieterich no quedé nada sorprendido. Es que me pareció natural que los “ultraizquierdistas” (o sea, revolucionarios de palabras, contrarrevolucionarios en la práctica) no podían sino estar completamente de acuerdo con nuestro conocido “teórico” eurocéntrico alemán.

aporrea logo

Como un experimentado contrarrevolucionario, Dieterich sabe que si escribiera solo en la prensa abiertamente oligárquica no agregaría mucho a lo que esta prensa ya viene haciendo desde hace muchos años. Por eso, Dieterich sabe que puede alcanzar mejores resultados para su causa (o sea, poner fin al Gobierno Bolivariano y erradicar de América Latina este “mal” ejemplo de desobediencia a las órdenes imperiales) si escribe en un órgano que es regularmente leído por gran parte de la militancia política que se identifica con el Gobierno Revolucionario. Eso también lo saben los admiradores de nuestro eurocéntrico alemán. Tanto es así que, cuando publican sus artículos en Aporrea, nunca dejan de estampar una foto suya luciendo franelas en color rojo vivo, o, entonces, boinas al estilo Che Guevara. Cuentan que con esta primera presentación de sí mismos ya estarán desarmando la resistencia de buena parte del público que quieren alcanzar. Puede que tengan razón en este punto.

Los efectos psicológicos de la publicidad sobre la gente es cosa que los científicos del imperialismo y del gran capital en general vienen estudiando con ahínco hace bastante tiempo. El pionero del uso de los conocimientos de la psique humana en beneficio de los intereses del gran capital no fue otro que el renombrado Edward Bernays (sobrino del no menos renombrado Sigmund Freud). Así que, tanto nuestro eurocéntrico ideólogo alemán como sus seguidores en Venezuela saben que, en este momento crucial de la lucha para derrocar al gobierno del Presidente Nicolás Maduro, ellos tienen que cumplir con la parte que les toca en el plan. Su tarea, como ya ha sido expuesto más arriba, es generar un clima de desánimo, incertidumbre y pasividad entre los cuadros políticos de izquierda que, por lógica, deberían estar en las líneas de frente de la resistencia popular contra las agresiones del imperialismo y de sus aliados fascistas locales.

En vista de esto, estoy obligado a reconocer que, para los “ultraizquierdistas” (en verdad, contrarrevolucionarios), el eurocéntrico ideólogo alemán (el cual nunca ha hecho nada de positivo por ninguna revolución socialista en el mundo) está repleto de razón. Es porque hay total coincidencia en los objetivos de ellos. Dieterich y sus “rojísimos” aliados de Venezuela tienen como objetivo primordial, alcanzar el derrumbe de todo lo que huela a participación popular en Venezuela, en América Latina y, por qué no decirlo, en el mundo.

Si hay algo bueno en períodos de fuertes confrontaciones como las que el pueblo venezolano está experimentando ahora, es que las máscaras no logran ocultar los verdaderos intereses de los participantes de las contiendas. Cada día se pone más claro quienes están del lado del pueblo trabajador y quiénes están alineados con las fuerzas del imperialismo y de las oligarquías antipueblo. Por supuesto que Dieterich y sus admiradores se encuentran en el segundo equipo mencionado.

Jair de Souza
jairdeosouza@gmail.com

¡Qué fallo! – SILVIO RODRÍGUEZ LE RESPONDE A RUBÉN BLADES

27 Feb

Las verdaderas revoluciones son siempre difíciles. Che Guevara sabía algo de eso y decía que, en las verdaderas, se vence o se muere, porque una revolución no es una tranquila, pacífica obra de beneficencia, como cuando las encopetadas damas de la alta sociedad salen a hacerle caridad a los que no tienen justicia.

silvio rodriguez web-06-01

Una revolución es un vuelco, una ruptura, un abrupto cambio de perspectiva. Es cuando los oprimidos dejan de creer en que los que mandan –los que los oprimen– tienen la verdad de su lado, y piensan que el mundo puede ser diferente de como ha sido hasta entonces.

Pero claro que los opresores no se resignan a abandonar sus posiciones de dominio y luchan a vida o muerte por ellas, aunque aparentemente, los “otros” sean sus connacionales: enseguida se enajenan de la mayoría del pueblo, porque las revoluciones –no los golpes de estado– siempre son obra de la mayoría.

En un respetuoso diálogo con el presidente venezolano aunque no tanto con sí mismo, el cantautor Rubén Blades, hace años uno de los abanderados de la canción social en América Latina, expone su concepto de revolución:

Para mí, la verdadera revolución social
es la que entrega mejor calidad de vida a
todos, la que satisface las necesidades
de la especie humana, incluida la necesidad
de ser reconocidos y de llegar al estadio
de auto-realización, la que entrega oportunidad
sin esperar servidumbre en cambio.
Eso, desafortunadamente, no ha ocurrido
todavía con ninguna revolución[1].

Ni va a ocurrir en ninguna revolución verdadera, Rubén. No era sino la voluntad de mejorar la calidad de vida de la gente lo que inspiró la Reforma Agraria cubana, que entregó parcelas a miles de campesinos sin tierra y, esencial para procurar mejor calidad de vida, fue la alfabetización cubana de 1961,–porque no hay autorrealización sin saber leer–pero enseguida llegaron la invasión de Bahía de Cochinos y el bloqueo económico que es repudiado cada año en la ONU, aunque acaba de cumplir 52.

Me fascina esa idea de que una revolución social “satisface las necesidades de la especie humana”, y claro que eso solo lo hace una revolución cuando se la ve históricamente: no habría democracia ni derechos humanos sin la prédica de los iluministas: sin Voltaire, Montesquieu, Rousseau, pero los que llevaron adelante esas ideas en la práctica social, los que las impusieron como “necesidades de la especie humana” –Danton, Marat, Robespierre , porque las monarquías gobernaban por derecho divino– guillotinaron a la aristocracia francesa que se rebeló contra ellas, la aristocracia que ahogaba en sufrimientos, en miseria los derechos de lossans culottes, acaso los que Evita Perón llamó en su momento “los descamisados” y Martí “los pobres de la tierra”.

El tiempo ha pasado, nos recuerda Blades, pero los derechistas venezolanos llaman “los tierrúos” a esos pobres sin zapatos que ellos explotan en el siglo XXI. Es imposible que una revolución haga felices a los dos grupos, porque la revolución va a dar justicia, y hacer justicia no es una fiesta de cumpleaños.

Es decir que nunca ha habido una revolución social como entiende Blades que debe ser. ¿Será que él no sabe lo que es una revolución social? Según se deduce de lo que escribe, no lo la sido ni la inglesa, ni la francesa, ni la rusa, ni la mexicana, ni mucho menos la cubana que lideró Fidel Castro. Presumo que tampoco la venezolana de hace doscientos años, pese a que Blades escribe de esa Venezuela que ama como “el pueblo de Bolívar”. Y ¿qué hizo el Libertador? ¿Una tranquila y plácida obra de bienestar social? No gritó Patria o Muerte, sino que firmó un decreto de guerra a muerte para los enemigos de la patria, que eran los de la revolución.

Blades no sólo lo proclama ahora en esa respuesta a Maduro, sino que lo cantaba en sus canciones latinoamericanistas: “de una raza unida, la que Bolívar soñó”. Entonces, ¿el intento de realizar el sueño de Bolívar no es el proceso integrador que emprendió Chávez, y que enfrenta a un imperio que nos quiere divididos, sino que únicamente servirá para mover el culo bailando salsa? Y cantar a voz en cuello: “A to’a la gente allá en los Cerritos que hay en Caracas protégela”. A “to’a esa gente” la protegen, además de María Lionza, los médicos de Barrio Adentro, porque esos que gritan y agreden en las calles no se ocuparon jamás de la salud de los venezolanos humildes.

Tal vez fue María Lionza la que los mandó a bajar de los Cerritos, cuando el golpe de estado de abril de 2002, para sitiar el ocupado palacio de Miraflores y exigir el regreso del presidente que habían elegido. No te dejes confundir, Blades, “busca el fondo y su razón”, y trata de entender las revoluciones de la historia, no las que soñamos para tranquilizarnos.

Para Blades, el programa político del chavismo “obviamente no es aceptado por la mayoría de la población”. Lo que quiere decir que la mayoría que eligió a Maduro, no lo es. Blades ignora las 18 elecciones ganadas por el chavismo y el casi 60% de votantes que el PSUV obtuvo en las elecciones de diciembre –que la derecha dijo que sería un plebiscito– y declara mayoría a los representantes de la vieja derecha derrocada por Pablo Pueblo, porque ese hombre –nos recordó Neruda– despierta cada doscientos años, con Bolívar.

Me recuerdo a mí mismo, en los años setenta, en el antiguo apartamento de Silvio Rodríguez, con su puerta negra en la que había golpeado el mundo, descubriendo los primeros trabajos de Rubén Blades con la orquesta de Willy Colón. Nos encantábamos de encontrar una salsa patriótica, “La maleta”, aunque sabíamos que no eran ideas unánimes entre los latinoamericanos. Ninguna idea hondamente renovadora consigue apoyo unánime, al menos cuando aparece: el poder establecido –eso que los norteamericanos llaman stablishment– tiene muchos resortes, muchas maneras de “convencer”, de imponer sus intereses, y sabe que son pocos los que no ceden ante ellos.

Una cosa es cantar y otra vivir lo que se canta, y cantarlo en todas partes. Tengo vivo el recuerdo de ese extraordinario salsero que es Oscar D’Leòn, cantándole, en los años ochenta, a un público cubano que lo adoraba, que llenaba un coliseo de 15 mil localidades para escucharlo y cantar con él. Lo recuerdo feliz, arrojándose al suelo del aeropuerto de La Habana para besar la tierra de la isla al partir y, a las semanas, lo vi abjurando de su viaje a Cuba, cuando los magnates del disco en el Miami contrarrevolucionario, lo acusaron de comunista por cantar en La Habana, y amenazaron con cerrarle todas sus puertas, que eran también las más lucrativas de su realización como artista.

Oscar sabía que esa derecha, esa burguesía –y mucho menos el poder imperial que tenían detrás– no bromeaban: a Benny Moré, que era el mejor cantante de América Latina, la RCA Víctor no le grabó un disco más cuando decidió quedarse a vivir y a cantar en la Cuba revolucionaria.

Todo me lo explico, pero tengo la tristeza de que ya no podré escuchar a Rubén Blades como ese cantor de nuestra América que quiso ser.

[1] Respuesta de Rubén Blades a Nicolás Maduro.

Guillermo Rodríguez Rivera
( profesor, ensayista y poeta. Doctor en Ciencias Filológicas por la Universidad de la Habana)
Tomado de: http://merida.gob.ve/index.php/ver-todas-las-noticias/1399-silvio-rodriguez-le-responde-a-ruben-blades
Nota: Recibimos tuiter informándonos:@WilOrtu .@doblepoder @martinher85 En honor a la verdad y al reconocimiento, el artículo no es de Silvio Rodríguez es de Guillermo Rodríguez Rivera y comentario de MARIROSI (@MARIROSI4) corrigiendo la nota. Gracias
POR ESTO ES QUE UNIDOS SOMOS INVENCIBLES

CAE LA POBREZA, Victoria de gobiernos progresistas nuestroamericanos

6 Dic

Mientras la pobreza en Europa se acerca a niveles de la Segunda Guerra Mundial, en países nuestroamericanos como Venezuela, Argentina y Brasil el índice de pobreza se ha reducido de manera notable.

Según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Venezuela es el país de la región que más avanzó en este sentido entre 2011 y 2012. En esta nación sudamericana la tasa de pobreza disminuyó un 5,6%. Argentina, Brasil, Ecuador, Perú y Colombia completan la lista de los 11 países con información disponible que vieron disminuir los niveles de pobreza en 2012. Por su parte, México sufrió un leve aumento.

No obstante, la CEPAL advierte que, en términos generales, este problema en América Latina permaneció estable con respecto a 2012, y que los niveles de indigencia aumentaron respecto a ese año. Concretamente, la pobreza estaría afectando a unos 164 millones de latinoamericanos, la misma cantidad de personas que en 2012, lo que equivale al 27,9% de la población total.

El analista Julio Gambina opina que para combatir este mal la región aún necesita acometer cambios estructurales que tienen que ver con las necesidades básicas insatisfechas de una gran parte de la población de América Latina. El analista subraya que la región va por buen camino, pero que todavía no se han recuperado “los índices de distribución de ingresos o de la riqueza que había antes de la aparición de los gobiernos neoliberales“.

Las políticas que se han venido tomando en la última década en algunos de los países con gobiernos autodenominados progresistas han podido disminuir parcialmente los efectos de las políticas neoliberales“, señala Gambina en una entrevista con RT.

El experto resalta que para combatir el problema de pobreza y de la indigencia no solo debe mantenerse la distribución de la riqueza con especial atención a los sectores más vulnerables, sino que también hay que avanzar en los cambios estructurales.

RT Actualidad
Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/113345-pobreza-disminuir-sudamerica-politicas-neoliberales?utm_source=browser&utm_medium=aplication_chrome&utm_campaign=chrome

La vejez no significa el final de los días (Video)

25 Oct

Cuba enfrenta el envejecimiento poblacional más dramático en América Latina, cuando emprende cambios importantes en su modelo económico. El Programa Nacional de Atención al Adulto Mayor potencia el desarrollo intelectual y la calidad de vida de las personas de este grupo etario. Aunque para algunos, vejez sea sinónimo de soledad y desamparo, en Cuba no significa el final de los días.

.
Tomado de: http://elcomunista.net/2013/10/25/vejez-en-cuba-el-final-de-los-dias-video/

Correa: Chevron es “enemigo del país” por su “campaña de desprestigio” contra Ecuador

18 Ago

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha calificado a la petrolera estadounidense Chevron como “enemigo del país” por su “campaña de desprestigio” contra el país.

rafael_correa

Chevron es enemigo del país. Vamos a denunciar a América Latina lo que ha hecho Chevron en el país para eludir su responsabilidad, con esa campaña criminal que está haciendo contra el Ecuador”, dijo Correa durante su informe semanal de labores, citado por AFP.

La petrolera estadounidense, con la que Ecuador mantiene un sonado litigio por daños ambientales en la Amazonía, fue obligada por el tribunal de Ecuador en 2012 a pagar una multa de 19.000 millones de dólares en un fallo de segunda instancia de la justicia ecuatoriana.

Vamos a decirle a América Latina lo que Chevron ha hecho en nuestro país para eludir su responsabilidad, con la campaña criminal que está llevando a cabo contra Ecuador”, dijo Correa, incidiendo en el hecho de que la petrolera haya invertido 400 millones de dólares y contratado a unos 900 abogados para no reconocer el fallo de la justicia ecuatoriana.

Chevron apeló  la sentencia en Ecuador, que considera fraudulenta, y recurrió a un tribunal de Nueva York y de La Haya contra Ecuador por “denegación de justicia y otros delitos”, con el objetivo de que Ecuador asuma la indemnización por daños ambientales.

Chevron nunca operó directamente en Ecuador, pero asumió el control de Texaco en 2001, que funcionó en el país entre 1964 y 1990. Tras su salida fue demandada por contaminación por las comunidades indígenas en un proceso que dura ya casi 20 años.

http://actualidad.rt.com

Caracas cuéntame Caracas

Historias de la Historia de la Capital de Venezuela

LA FUGA

BOLIVAR ES MI PALADIUM....CHAVEZ MI FILOSOFIA

Kommon Blog

Free The Writers

Blog de Martorano en Wordpress.

Politica,Hugo Chávez,Socialismo del Siglo 21

Ledgrowlights

Lamparas led para horticultura técnica

bukausahayangmenjanjikan

This WordPress.com site is the cat’s pajamas

Al ritmo político

En sintonía con la realidad

Don Charisma

because anything is possible with Charisma

Las termitas del cielo

Entropía callejera

nereartes

PERSONAL PROJECT

Freddy Alirio Bernal Rosales

Revolucionario radical, bolivariano y socialista. Defensor a ultranza del ideario político del comandante Chavez.

De Cruces te traigo

...historias, comentarios, artículos y mucho más. De Cruces te traigo, cómo vivimos, cómo somos, de la alegría de mi pueblo... DE CRUCES TE TRAIGO

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

Coordinadora Simón Bolívar

¡Bolívar vive la lucha sigue!

Blog de Manuel Ponte

Sociedad hiperconectada y su nuevo avatar

Pensamiento de alguien de colombia

Divagando por Medellín

Sixelandia

La vida en la interné.

PROVERBIA

"Crítica Social, Lírica y Narrativa"

Blog de @ACaaman

Web Designer / Social Network Manager / Linux & Android User

amejias49

de todo un poco

HACIENDO PATRIA

Defendiendo a la Revolución Bolivariana

Superduque

Mi patria es todo el mundo.

Blog de Jack Moreno

Un blog de Joaquín Moreno sobre recursos, literatura y ciencia ficción

La Historia Del Día

Blog para compartir temas relacionados a la historia, la política y la cultura

Un gato en el año del tigre

Mi gato maúlla por siempre.

LA NOTA digital

Entre Ríos

A %d blogueros les gusta esto: